Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

ENTRE LA MEMORIA Y EL PORVENIR


28/05/2009

Vistas : 1484

RECORDAR


Da gusto escuchar a Facundo Ramírez. Da placer sentir los sonidos que le pide para siempre a las teclas de su piano. Es enormemente gustoso escucharlo recitar textos diversos que hila exactamente (o no) con la música porvenir. O que enfrenta a los sonidos de su recuerdo.

Nosotras, nosotros, es el nuevo disco de Facundo Ramírez y con esa exacta excusa (de esas que se celebran) recorre distintos escenarios del país y del exterior.

En la noche del martes 26 de mayo el ámbito para una nueva no explicación fue el Teatro Presidente Alvear, ubicado al mil seiscientos de la Avenida Corrientes. Acompañado por destacados músicos recorrió un repertorio popular donde no faltó la cueca, la chacarera y la zamba. No faltaron sus creaciones como “Los que mienten” o “Si no te olvido”, dos miradas hacia el interior de uno para comprendernos, para comprenderlos.

Tampoco faltó ese sonido profundo y vibrante que Facundo, al igual que su padre Ariel, le saca al piano. Ese ingrediente lo hace más fuerte y a la vez emotivo. La imagen es recurrente. Inevitablemente recurrente. Escuchando el piano junto a la percusión, se nos hace que don Ariel vuelve al escenario con Domingo. Vuela la imaginación y lo escucha a Jaime con sus cuerdas y a doña Mercedes con su eternidad.

“Música sin límites” es el nombre del ciclo que cobijo al arte de Ramírez. 

Una escena perfecta abierta a la imaginación.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios