Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

“DEJO TODO EN EL ESCENARIO”


28/01/2009

Vistas : 3142

RECORDAR


Es dueña de una voz que hechiza y alegra. Estuvo recorriendo las peñas de Cosquín. En un alto reflexionó sobres su vocación por el folklore  y  adelantó detalles de su primer disco, “Maktub”, que estará listo para febrero.

Melina Cabocota es una joven cantante de San Miguel de Tucumán, tiene 21 años y una voz cálida y profunda que la perfila como una de las solistas más relevantes del folklore que se viene.

En febrero de este año editará su primer material, Maktub -que significa “está escrito”-. Mientras esta morena tucumana comienza a escribir y forjar su destino dentro de la música. Y tiene mucho por decir:

¿Te sentiste atraída por otras músicas o siempre tuviste la inquietud de hacer folklore?

-Siempre me gustó el folklore, también me gusta el tango. Me gusta cuidar mucho lo que es nuestro, busco el por qué de cada canción: qué motivó a un artista a escribirla. Eso te da mucha riqueza como artista.

¿Cómo seleccionaste el repertorio del disco?

-Como es el primero, uno va buscando su camino. Tenemos temas inéditos, otros que nos pertenecen a nosotros en letra y música y otros que dependen de los gustos. Me gustan mucho las cuecas, los huaynos, por ejemplo.

¿Qué tema suponés que conmoverá más al público?

-Hay un tema que se llama “Todo igualito que vos” y particularmente me conmueve. Yo creo que cuando la canto a la gente le puede llegar más. Porque la grabé inspirada en mi papá. Yo tengo una admiración muy grande por él: es un trabajador, un luchador que pudo sacar adelante a seis hijos, con una situación económica no muy  buena; y pudo sacarnos adelante.

¿Con quién quisieras compartir un escenario?

-Admiro a muchísima gente. Tamara Castro me gustaba muchísimo y lamentablemente ya no está. En voz femenina, me gusta mucho Roxana Carabajal. A nivel femenino, es mi ídola. También me gustan mucho Los Amigos, Los Tekis, Jorge Rojas, Facundo Toro y Abel Pintos.

¿Cómo es tu actitud en el escenario?

-Es todo muy natural. No puedo quedarme quietita, me pone muy nerviosa estar quieta agarrando el micrófono. La música que hacemos no es netamente tradicional: tenemos batería, bajo, es folklore tradicional.

¿Cómo comenzaste a cantar?

-Un hombre de Cosquín justamente, Luís Pérez Aguirre,  me vio recitar, que es lo que hago desde los cuatro años; y me dijo: “Me parece que tenés que dedicar al canto” Entonces mi carrera fue algo accidentada y yo siempre pensé que Dios me puso a este hombre en el camino para mostrarme cuál era mi verdadera vocación.

¿Qué va a encontrar la gente cuando escuche tu disco o te vea en vivo?

-Principalmente  va a olvidarse de los momentos de tristeza que la vida puede darle. Yo siempre me propongo regalar alegría a través de mi música, de mi voz, de mi actitud. Van a encontrar muchísimo cariño a través de mi música. Con eso se van a encontrar: con una artista que va a darles todo.

¿Cómo te imaginás dentro de diez años?

-Siento que estaría en casa, hablando de algo simple con mis hijos, con mi marido transmitiéndoles música, para que la conozcan y la amen, para que tradiciones de afuera no vayan opacando lo que es de nosotros. Y musicalmente, cantando.

¿Cuál es el sueño por cumplir con el cuál te sentirías realizada?

-Creo que va a ser el día en que en muchos hogares, a nivel país,  se escuche mi música, que puedan poner mi disco. Pero no por el hecho de la compra del disco, sino por el hecho de saber que mucha gente me está escuchando o saber que puedo llegar a un lugar y me están esperando para compartir conmigo lo que yo hago. Ese sería mi sueño feliz.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios