Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

“GUARANY ES EL MARADONA DEL FOLKLORE”


03/01/2009

Vistas : 2736

RECORDAR


El cantor salteño acaba de lanzar un disco homenaje a Horacio Guarany. La placa, que ya es disco de oro, conjuga lo mejor del repertorio de uno de los padres de nuestra música. 

Ya se sabe: el folklore es una gran familia donde los estilos de cada región se abrazan, donde los músicos se admiran y comparten escenarios. Algunas veces, el folklore también, como una madre, deja que sus hijos crezcan y compartan con el pueblo su voz y sus canciones.

Algunos de esos hijos son grandes influencias para otros, son espejos donde cantores y músicos se inspiran, donde las nuevas generaciones se alimentan para seguir.

Uno de esos hijos es, sin dudas, Horacio Guarany, quién el año pasado fue ovacionado en Cosquín en la noche de su “retiro”. Será que los grandes maestros no se retiran jamás y perduran en cada una de sus canciones.

Por eso, por esa admiración hacia este gran cantor, otro grande, El Chaqueño Palavecino decidió grabar Abrazando al caudillo. “Pude darme el gusto de grabar un disco con temas de Horacio para  agradecerle todo lo que ha hecho en el folklore, por la enseñanza que nos dejó a los cantores populares. Algo le he sacado o robado en forma honesta. Él ha sido un maestro sin la pizarra, pero lo hemos escuchado de lejos”, declaró Palavecino en conferencia de prensa.

La placa cuenta con 21 canciones en las que el Chaqueño bucea por el vasto repertorio de Guarany. “Elegír los temas no me ha costado mucho porque tiene un repertorio amplio. Horacio es de escribir en el momento que le llega el pensamiento y lo hace en 5 minutos. Tuve el privilegio de que me cuente por qué hizo tal tema. Hemos concretado una amistad, un sueño para mí". Y aclara que les ha puesto su propio sello: “Es mi versión de los temas. Lo que él grabó es único. Soy un agradecido de Dios por todo lo que me ha dado y hacerle este homenaje a este caudillo”.

Sobre algunas canciones, recalca: “Yo no soy un cantor de protesta. Cuando suena un violín o un bombo tiramos cohete porque somos mas festivos. Sí canté Juan de calle porque me gusta. Los temas de Horacio el Himno de la paz y Cuando nadie lo grabé por lo que dicen, porque es la verdad”.

Por otra parte, sostuvo que incluirá algunas canciones de Abrazando al caudillo dentro de su actuación en Cosquín 2009  y que espera que el público reciba muy bien el disco.

Además comentó que Horacio “se puso contento de que grabara sus temas. Yo quería grabar solo con guitarra y bombo pero me pedían un poco mas de sonido mío, entonces le hemos puesto violín a algunos. Lo hicimos lo más simples posible”.

Una sonrisa le surca la cara y con evidente admiración, afirma: “Horacio en el folklore es Maradona. Yo puedo jugar bien,  pero él es un Maradona. Yo creo que algo hay, no me quiero comparar nunca por lo que hizo y escribió. Siempre digo que soy una continuación como muchos, con mucho sacrificio. “Hablar de Horacio,  es hablar en mayúscula. Él le dijo al público en Jesús María que le gustaría que yo sea el sucesor de él”.

Sobre la proyección de su música fuera del país, comenta:”Me fue muy bien en Estados Unidos aun más que en España. Uno tiene sangre gallega y quiere ir a conocer la viaja patria. Yo no tengo la necesidad de ir a otros lugares cuando me va  muy bien acá. Tengo el privilegio de poder trabajar todo el año. Me hubiera gustado que suene en México, yo sé que en Colombia y Venezuela ha llegado mi música y ha gustado,  pero no hemos tenido la posibilidad de ir por el trabajo que tenemos. Yo estoy muy tranquilo y estoy muy bien acá”.

“Realmente yo he cumplido mis sueños, cuando me propuse llegar con la música lo hice. A los 28 años grabé mi primer disco y lo hice a los tumbos y después fuimos tratando de llegar a la gente”.

A pesar de ser un hombre realizado, Oscar recalca que aún tiene algunos deseos por cumplir: “Me gustaría hacer algo para la danza. También quiero grabar algo de Horacio Banegas y algo en homenaje a nuestro máximo héroe salteño,  Martín Güemes”.

Palavecino, un ícono de nuestro folklore que homenajeó a otro ícono popular dice que “no fue un desafío grabar lo de Guarany, sólo es mi versión. De hacer lo que yo siento y que él se sienta cómodo. Lo hice con mucho afecto y respeto”.

Este hombre, que pasó de colectivero a cantor nacional, deja el alma en cada canción, igual que el caudillo Guarany. Será por eso que ha sólo tres días de salir a la calle Abrazando al caudillo se convirtió en disco de oro.

Así, 2009 comenzó de la mejor manera para el Chaqueño y para nuestra música. Porque sin duda, y como dice el dicho, en ese disco dos potencias se saludan, entre música y guitarras. ¿Y el folklore? De fiesta.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios