Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


27/11/2008

Vistas : 1994

RECORDAR


El Teatro Colonial de Avellaneda fue testigo de la primera edición de los Premios Atahualpa que consagró a Soledad con el premio principal elegido por el público. Además se entregaron distinciones a grandes figuras del folklore como Nelly Omar, Alfredo Abalos y Suma Paz, y contó con los shows de la ganadora representante de Arequito, El Chaqueño Palavecino, Jairo, Abel Pintos y Enrique Llopis.

Con la conducción de Oscar González Oro y Tete Coustarot, el evento auspiciado por el Instituto Cultural de Buenos Aires y VI-DA Producciones, brindó un desfile de grandes artistas y recibió la visita del Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli quién explicó: “Creemos profundamente en la Cultura como factor de inclusión, basado en la identidad; queremos que el folklore sea para Buenos Aires lo que el tango es para Capital Federal…”. Finalmente, el ex deportista, le entregó una distinción a Nelly Omar por su trayectoria en el folklore: “Atahualpa era un enamorado de su tierra como lo soy yo y es muy emocionante que el público todavía me acompañe en este momento…”, expresó la galardonada.

Uno de los segmentos más emocionantes de la noche fue cuando el cantor nacido en San Fernando, pero con sangre santiagueña, Alfredo Abalos, recibió su reconocimiento a la trayectoria y habló sobre un deseo de proyecto y educación para los chicos a través de la música: “Estoy convencidísimo de que todas estas cosas hay que seguir haciéndolas, hay una gran triangulación cultural en el país y tenemos que empezar desde las escuelas, enseñarles a bailar, darles conferencias y meterlos en el amor a la Patria por medio de las tradiciones…”

La máxima exponente de la música de Atahualpa Yupanqui, Suma Paz, también tuvo su reconocimiento y tras recibir un presente del escultor Antonio Pujía por ser cultora de la obra de Don Ata, cautivó a todos con sus palabras, su forma de expresar y sus historias de enseñanza: “Este reconocimiento es para mi largo camino que agradezco profundamente, para la obra monumental de una nueva hornada en toda su magnitud, y para la amada música de la provincia de Buenos Aires tantas veces ausente en los escenarios y en los sellos discográficos”. También hizo mención a esta primera edición como un ejemplo para los jóvenes que estudian e interpretan las obras de Yupanqui.

Todos los aplausos fueron para Soledad Pastorutti que se llevó el Premio a la artista consagrada elegida por el voto popular: “Con este premio, me comprometo a crecer artísticamente porque todavía tengo mucho tiempo por recorrer, pero el mejor premio me lo dio el público...”

En cuanto a la parte musical, la apertura estuvo a cargo por Enrique Llopis y una porción de la Misa Criolla de Ariel Ramírez. También pisó el escenario el cordobés Jairo, otro de los principales difusores de las obras de Atahualpa Yupanqui, quien  interpretó “La Pobrecita” y “Carpintería José”. Luego, el bahiense Abel Pintos hizo su aporte con “Solo canto por vos”, “La llave” y “Dueños del amor”.

El Chaqueño Palavecino también participó de la velada con “La Taleñita” y “Juan de la calle”. Posteriormente Luciano Pereyra se presentó en el escenario para entregarle a Oscar Esperanza Palavecino una plaqueta y para finalizar cantaron a dúo “Payo Solá”, “La Cerrillana” y “Carpas de Salta”.

El cierre estuvo a cargo de la ganadora del premio elegido por el público con “La Vieja”, “Trasnochados Espineles” y “Punta Cayastá”.

LEER NOTA DE RECUADRO: "Por qué hay que celebrar"

VER AQUÍ: "Ganadores de los Atahualpa"


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios