Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

Mendoza brillará en el Festival


09/02/2008

Vistas : 1852

RECORDAR


Juan Sebastián Garay y María Eugenia Fernandez son mucho más que ahijados artísticos de Mercedes Sosa. Actuarán en la última jornada de Baradero 2008 y prometen cuecas y tonadas inolvidables. “La Negra” también hará gala de su voz.

El Festival , hito de nuestra música popular, tendrá un cierre que –casi por completo- rendirá homenaje al nuevo cancionero surgido en Mendoza hace 45 años.

Fundadora de este movimiento cultural, junto a Matus y Tejada Gómez, entre otros, Mercedes Sosa –madre del canto- actuará en el emblemático escenario bonaerense.
Ella, además de la magia de su canto, asume su rol de madre y lleva a las nuevas generaciones de músicos por el país, quizá emulando a Cafrune cuando la presentó en Cosquín.

Dos de sus hijos musicales volaran solos en Baradero y tienen con qué hacerlo. Los mendocinos Juan Sebastián Garay y María Euguenia Fernández llevan en sus voces el compromiso de sus antepasados y son mucho más que “ahijados artísticos de la Negra”.

El clima es intermitente en Buenos Aires y Sebastián Garay asegura:“Nos preparamos para Baradero con mucha emoción. Contentos porque es un escenario re importante. Gracias a Dios, tuvimos la oportunidad de subir a Cosquín con la mami, Mercedes Sosa. Venimos trabajando desde Mendoza y Tunuyán.

Cada uno en su casa tiene su Cosquín, su Baradero. Mira para el país y escucha sonar estos montruos en los Festivales. Es un sueño actuar en Baradero, es ir cumpliendo pasos”.

Este cantautor de 24 años nacido en Guaymallén, editará en 2008, “Piel y barro” su disco debut, producido por Fabián Matus y con invitados de la talla de Abel Pintos, Mercedes Sosa, Teresa Parodi, Pocho Sosa y Golondrina Ruíz.
María Eugenia Fernández tiene apenas 15 años. Recalca que su disco llegará en algún momento de 2009 porque “Es bueno ir de a poco, siguiendo etapas y respetando una cuestión de maduración personal”. La mendocina nacida en Lavalle, aclara que “Al subir al escenario hay una mezcla de cosas: emoción, responsabilidad, adrenalina. Todo junto” y afirma “Voy a cantar toda la vida”.

Ambos se sienten embajadores de su provincia en el país y concuerdan en que cantar implica conocer la historia y las raíces de aquello que se canta. Los dos sueñan con un futuro nuevo cancionero y con poder formar parte de aquel grupo que vendrá.

Mientras, trabajan a paso firme para fortalecer sus carreras solistas y no dejan de expresar su admiración por Fabián Matus y Mercedes Sosa, la madre con quien compartirán el escenario de Baradero en una noche que quedará en el recuerdo del Festival. Con la calidad de sus voces y sus canciones, Sebastián y Eugenia demostrarán que Mendoza tiene en ellos a dos representantes dignos de aplauso. Será que Mercedes sabe bien en quien delegar la posta del cancionero que ella y tantos otros iniciaron a comienzos de los ´60.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios