Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

La mayoría de los artistas del folklore no acompañaron a los Premios Gardel


17/04/2007

Vistas : 3712

RECORDAR


Luna Park

, De los cinco ganadores en las diferentes categorías, sólo dos cantantes asistieron a la ceremonia mayor de la música argentina. Uno de ellos, El Chaqueño Palavecino, llegó después de que ganará su terna pero igual brindó una conferencia de prensa. El momento más emotivo fue cuando se le dio un premio a la fallecida artista Tamara Castro.,

Este año el folklore no tuvo, como pasó con otros géneros, grandes ganadores.  Ninguno de los músicos del palo tuvo más de una nominación como lo lograron anteriormente Mercedes Sosa, Los Nocheros o Teresa Parodi, sólo por dar ejemplos. Sin embargo, también para la música nativa, los Premios Gardel fue la fiesta más importante de la música local, organizada por CAPIF (Cámara Argentina de Productores de Fonogramas), quien en esta novena entrega puso mayor oído en las producciones independientes- 69%-.
La ceremonia que duró cinco horas, con pausas incluidas, tuvo la coordinación de Roberto Petinato y la presencia en la sala grande del Luna Park de Facundo Saravia, Amboé, Juan Carlos Gramajo -de La Chacarerata Santiagueña-, Tomás Lipán, Mónica Abraham, Argentino Luna, “El Chinito”, “El Chaqueño” Palavecino, Mariel Trimaglio, Canto 4, Teresa Parodi y Abel Pintos, estos tres últimos no estuvieron nominados.
Promediando la noche llegó el momento de distinguir al Mejor Álbum Artista Femenino de Folklore. Las candidatas eran; Analía Sirio, “La Negra” Chagra, Mariel Trimaglio y la cantante fallecida el año pasado en un accidente automovilístico Tamara Castro.

Está bien. Ganó Castro, la de las cosas simples, la de la voz onda, la del sombrero, pero fue la primera vez en nueve años que no sólo se llevó una estatuilla, sino que también debutaba como nominada con su disco “Vital”, el último de sus siete trabajos que nos dejó de regalo. Y si bien es cierto que esa placa está a la altura del galardón, las anteriores también enriquecieron al cancionero popular. Ahora bien, ¿CAPIF tuvo que esperar a que Tamara se muriera para tenerla en cuenta? Sea como sea, bienvenido este merecido homenaje hacia una artista que le entregó su vida y fuerza al folklore.

En ese momento fue cuando su ex pareja Sergio Dorado, entre aplausos prolongados y el reconocimiento de los músicos de todos los géneros hacia la cantante, caminó encorvado de la emoción hacia el escenario para agradecer. “Es un peso enorme y un orgullo representar a la mujer a la cual amé. Este premio ella se lo hubiese dedicado especialmente a sus dos hijas”, dijo Dorado con los ojos llorosos.”Mi homenaje va a ser cuidar a sus hijas el tiempo que me quede de vida”, finalizó al frente de una platea de pie.
Para ese entonces,  en un sector apartado de la ceremonia, Oscar “El Chaqueño” Palavacino estaba realizando una conferencia en la sala de prensa como ganador del Mejor Álbum Mejor Artista Masculino -compitió con Argentino Luna, Eduardo Lagos y Facundo Saravia-. A él los Gardel lo encontró en plena grabación de su próximo disco, que tendrá un total de 16 temas que corresponden a sólo dos poetas salteños: la mitad del “Yuyo” Montes y el resto de Roberto Ternán, compartiendo en algunos las melodías. “Los elegí a ellos porque es otro de los gustos que me quiero dar”, confesó Oscar jugando con el titulo de la placa “El gusto es mío”, con la que fue premiado.

También aprovechó el contacto con los medios para dar a conocer sus siguientes proyectos, entre los que figuran las giras que realizará por Estados Unidos y España. “Me gustaría ir con una comitiva grande de escritores y bailarines para cumplir mi sueño de ser un embajador de este país mostrando toda nuestra cultura”. Más adelante sería el propio “Chaqueño”, desde el escenario, el que le entregaría un premio a Gustavo Cerati, quien terminó abrazando el máximo galardón: el Gardel de oro.

A la hora de ir a buscar su estatuilla como Mejor Álbum Artista Revelación de Folklore, “El Chinito”-sorpresivamente superó en votos a Luna Monti-Juan Quintero-, disparó su deseo de que Palavecino lo apadrine artísticamente. Cuestión que fue desarrollada en conferencia de prensa.

Es el artista galardonado más joven en la historia de los Premios Gardel, con apenas ocho años. Primero remarcó que no se imaginaba ganar, aunque ensayó frente al espejo lo que iba a decir si lo hacia. Luego, reafirmó que le pidió a Oscar que lo apadrine pero no lo hizo. “En realidad nunca  nos juntamos con él, la compañía-por DBN-le dijo que lo hiciera. Y yo creo que no se dio porque tiene mucho trabajo”, aclaró con total ternura de niño y entre risas de los periodistas.

En esa misma noche resultaron distinguidos Los Nocheros como Mejor Álbum Grupo de Folklore con el disco “Crónica”, enfrentados con La Chacarerata Santiagueña y Los 4 de Córdoba. Y Raly Barrionuevo como Mejor Álbum Artista de Folklore Nuevas Formas con el disco “Paisano Vivo”, que compitió, entre otros, con el increíble guitarrita Juan Falú…¿Falú nuevas formas?

Y hablando de extraños criterios para formar las categorías, ¿qué hubiera pasado si Atahualpa Yupanqui estuviera vivo para presenciar la ceremonia como lo hizo “León” Gieco? ¿Quién hubiera sido para el jurado el ganador del Mejor Álbum Colección de Catálogo? El propio Gieco dijo en conferencia de prensa que le daba vergüenza haberlo ganado.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios