Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


Fotos: Eduardo Fisicaro

21/01/2024

Vistas : 2252

RECORDAR


"Vengan a ver el milagro Cosquín comienza a cantar", dijo el Maestro de Ceremonias Claudio Júarez al inicio de la primera velada de la 64 edición del Festival Mayor de Folklore y el canto popular de Cosquín y vaya si se cumplió. Desde las primeras horas de la noche el cartel de "Localidades agotadas" se colocó en las boleterías de la Plaza Próspero Molina y la fiesta marcó su inicio.

Ya desde los primeros minutos con el sentido homenaje al "maestro" Marcelo Simón quien nos dejara el año pasado yi quien fuera durante largos años el libretista y conductor del encuentro festivalero con palabras sentidas en off de Pedro Patzer e imágenes de Simón en la pantalla, la correspondiente bendición, el rezo del Padre Nuestro y el Ballet Camín poníéndole la danza como es costumbre a la nueva versión del Himno a Cosquín en la voz de Ariel "Chaco" Andrada y la Callejera, Mery Murua, María Fernanda Júarez y Msarco Cordero, muy bien lograda.

El Himno Nacional Argentino también tuvo su innnovación al ser interpretado por la muy buena voz joven de Victoria Birchner, secundada por la virtuosa y amplia armónica de Franco Luciani, quienes luego tuvieron además su destacada presentación en el escenario "Atahualpa Yupanqui".

La primera luna coscoina que contó como observadora permanente a una luna cautivadora que salía desde el Pan de Azúcar contó con todos los condimentos para una gran noche de nivel artístico. La llegada de las legendarias Voces de Orán de Federico Córdoba quienes con sus 55 años a cuestas entonaron clásicos de la talla de "Recuerdo salteño", "La Taleñita", "Zamba a mi madre" y la infaltable "Chicharra cantora".

Pero también tuvieron su espacio los considerados "Rolling Stones" de Argentina dicho por León Gieco, Los Manseros Santiagueños con sus 60 años de carrera y quienes fueron muy vivados por sus "fanáticos" cuando cantaron "Chacarera para mi vuelta", "Piel chaqueña", "Canto a Monte Quemado", pero la emoción llegó con la interpretación de "Eterno amor" del querido y recordado Martín Paz que también nos dejará "sin avisar" el año pasado, pero con la voz de su hermana Flor Paz y el debut del hijo de Martín, Santiago Paz, quien también tuvo su espacio solista con la emoción del tema "Francamente viejo" de Ciro Acuña y Onofre Paz. Mientras que para el final no podían faltar "Entre a mi pago sin golpear", "Añoranzas" y "Entra a mi hogar".

En una gran decisión la nueva Comisión Municipal de Folklore que encabeza el jefe comunal Raúl Cardinali decidió que el tango, el folklore de la Capital Federal regrese a -Cosquín y en esta oportunidad magníficamente representado por la inigualable voz de Ariel Ardit, cantor cordobés radicado en Buenos Aires, quien junto a su cuarteto cautivaron la Plaza con composiciones del estilo de "Nada", contando como invitada a la exquisita cantora Lidia Borda, con el agregado de la guitarra de Moscato Luna le brindó un tributo a su Córdoba con el vals "Córdoba de antaño", bien ensamblado con "Mi bandoneón y yo" en recuerdo de Rubén Júarez y fue precisamente el Intendente quien le entregó el ansiado Poncho coscoino, para luego y ante el aplauso cerrado del público, cantara con entusiasmo "Por una cabeza", y "Mariposita" en un concierto donde la Próspero Molina como en otras oportunidades se convirtió en un teatro y con su recital, Ardit se encolumna para ser la Consagración del festival aunque falta mucho.

Franco Luciani festejó con creces los momentos de su "revelación" en Cosquín allá por la década del '90 y luego la Consagración ya en los 2000 y recibió nuevamente la consagración de la gente con un concierto en donde mixturó con sapiencia, lo criollo con el dos por cuatro y en el cual mixturó su armónica con el canto al frente de su cuarteto.

De ahí que fue presentando composiciones de sus más recientes álbumes: "Frutos del país" y "Tangos cruzados" junto al pianista Fabricio Mocata a quien invitó al escenario para compartir "Los ejes de mi carreta". "El llorón" y "Para los ojos más bellos" y antes había recordado los 100 años del natalicio del gran autor y compositor Arsenio Aguirre con "La plumita", "Catónica" y "Por seguir" de Raúl Carnota, en otra actuación consagratoria por la gente.

En la misma velada llegó por primera vez a Cosquín como solista al frente de su banda la exquisita voz femenina de su mujer y madre de su hijo Arandú, Victoria Birchner quien aprovechpo la ocasión para mostrar temas de su disco "Que suena a Victoria" con un amplio repertorio compuesto por "Para cantar he nacido", "La resentida", "Que bla bla bla", "El coludo" y "La canción es urgente", también en una actuación medida, de buen gusto y memorable, poniéndole para quien esto escribe también una fichita para la ansiada Consagración 2024.

El poeta, cantautor y juglar santiagueño Horacio Banegas nos trajo al escenario mayor sus "Viejos libros" una placa que esta a punto de salir que es una especie de síntesis de sus afectos y familia, para luego con una formación de lujo junto a su hijos Mono Banegas en bajo y canto y Hana Banegas en guitarra eléctrica y canto, más la ajustada bata de Franco Giovos, para sus clásicos "Mi origen y mi lugar", "Huayno de mi infancia", "Hilando sueños", "La canción del quenero", "Semillitas" y una seguidilla de tres chacareras para bailar con: "Mensaje de Chacarera", "El color de la chacarera" y "Para cantar he nacido". Una actuación más que destacada a la que para mi gusto le faltó un bis, que la gente se quedó esperando.

Flor Paz también mostró lo suyo al frente de su banda mezclando sus nuevos sonidos con "Donde sopla el viento", "Morenito", "Dos orillas", pero recibió la ovación en las chacareras Quiero nombrar a mi pago", y "Semilla de chacarera" en tributo sentido a sul hermano Martín Paz en otro de los momentos sensibles de la velada.

En el final la chaya riojana de fiesta con Sergio Galleguillo cumpliendo sus 25 años de trayectoria y en esta oportunidad con puesta en escena, escenografía y un gran sonido de su compacta banda, desgranó viejos temas con otros más nuevitos que se conjugaron muy bien con la fiesta de la harina y la albahaca en la platea.

De esa forma fueron sonando con su personal estilo "En el carnaval", "Esta noche contigo", "No me dejes por favor", "Carnaval de los barrios", "Que linda que es La Rioja", "Guitarrero de amanecidas", "La Taleñita", "Volver a Tilcara", para luego volcarse a temas que hace tiempo no interpretaba como los casos de "Estás aqui", "Quiero ser tu amor", "Agitando pañuelos" (uno de los primeros éxitos con su formacion Los Amigos), "Amor prohibido", "No te vayas aún", para luego invitar a todos para el próximo miércoles en la Fiesta de la Chaya 10 años con grandes invitados en Santa María de Punilla para continuar la fiesta chayera.

Como es habitual el Pre Cosquín se hizo presente con los rubros Pareja de baile tradicional integrada por Braco-Lorenzatti de Rosario y Son del Río en el rubro Conjunto Vocal de Formosa, estos últimos que se anotan un fichita para la ansiada Revelación,

La conducción del espectáculo estuvo a cargo de Maia Sasovsky, Marcelo Iribarne (ambos regresan después de varios años), el coscoino Pablo Bauhofer y el Maestro de Ceremonias a cargo de la arenga y del grito tradicional de "Aquí Cosquín".

Para el final nos quedan dos frases memorables: la primera de Franco Luciani cuando dijo: "Nunca la cultura es un gasto injustificado" y Horacio Banegas, "Siempre debemos honrar la vida con la música".

Pero la fiesta no terminó aquí porque en la primera luna volvió la Cacharpaya a Cosquin que se prolongó hasta las primeras luces del domingo con las actuaciones de Pachi Herrera, Candela Mazza, La Lunna, Dúo Huacke y Flor Castro-Rocio Villegas, evento que se repetirá en la jornada de la octava luna el sábado 27 con Ballet Oficial del Festival, Adriana Rojas, 5 Sentidos, Dúo Heredero, Vale 4 y Gualicho.


Por :

Luis Digiano

Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios