Notas
NOTA DE INTERÉS


14/06/2021

Vistas : 545

RECORDAR


Un día como hoy, 14 de junio, pero de 1986, fallecía Jorge Luis Borges, o mejor dicho, se volvía inmortal. El mejor escritor que ha dado nuestro país era, literalmente un “guapo del 900”: había llegado al mundo  un 24 de agosto de 1899. Impulsado por su abuela paterna, de origen inglés, su alfabetización fue bilingüe. A los 4 años ya sabía leer y escribir, y a los 10 ya había creado su primer relato y publicado en un periódico local la traducción al español de un cuento de Oscar Wilde.

Su biografía es conocida y su literatura ha llegado a todos los puntos del Globo. Ahora bien, ¿cuál era la relación del autor de El Aleph y Ficciones con la música popular argentina? Algunas de las canciones más notables del acervo nativo llevan versos de este hombre extraordinario que, además de un narrador inigualable, fue un eximio poeta.

Aquí recorreremos parte de su legado que cuenta con las melodías de referentes indiscutidos del folklore, y que tomaron prestadas o se inspiraron en sus estrofas para hacerlas canción.

   Uno de los favoritos de Eduardo Falú   
El mítico guitarrista y compositor salteño, fallecido en 2013,  tiene entre su repertorio algunas piezas memorables donde retoma al gran Hacedor. Así, en una entrevista que brindó en 1980 para el diario El País,  de España, destacó: “Siempre he trabajado con poetas, y con unos ha habido más dificultades que con otros. He hecho, entre otras, una canción muy especial con Borges, que es uno de los escritores que prefiero”.  Falú indicó entonces: “Los versos de Borges tienen un ritmo propio y su profundidad no les evita la sencillez. Como es un escritor que lo domina todo, también domina la canción. Un día le dije al maestro que hay muchas cosas suyas que parecen hechas para ser cantadas. Él, que siempre es así de inteligente y de humilde, dijo que tal vez se debiera a la tradición de su abuelo... Son cosas con un lenguaje aparentemente simple, pero tan bien construido”, refirió.
Como fruto de esos encuentros, Falú musicalizó el poema “El Gaucho” y lo versionó con la particularidad de su voz en “Hombre de antigua fe” (ESCUCHALO AQUÍ)  donde describe: “Hijo de algún confín de la llanura/ abierta, elemental, casi secreta,/tiraba el firme lazo que sujeta/al firme toro de cerviz oscura”. Además,  el referente de la guitarra nacional, grabó la “Milonga del muerto”, con versos borgianos y melodía del icónico pianista tanguero  Sebastián Piana.

   En la voz de Jairo   
“Borges es un ídolo para mí, es el argentino que más admiro”, le dijo  Jairo a FolkloreCLUB en una entrevista de 2007. Sin embargo, su predilección es mucho más antigua. Fanático confeso de quien narró las desventuras de “Funes, el memorioso”, el cantante nacido en Cruz del Eje celebró al escritor en vida, con  “Jairo canta a Borges” (ESCUCHALO AQUÍ)  , grabado en 1977.
En ese mismo año, ambos coincidieron en un programa de TV (MIRALO AQUÍ)  sobre el encuentro, el vocalista rememoró: “Canté entonces No nos une el amor, sino el espanto, que era una primera prueba, porque a él -según dice- no le gusta mucho el poema, y porque otros, las milongas, por ejemplo, parecen escritas para cantar, pero éste no. Entonces Borges dijo: ‘Usted sabe que a mí había dejado de gustarme ese poema. Con la música hasta me parece hermoso”.
 El disco, con versos musicalizados, entre otros por el “Cuchi” Leguizamón y Ástor Piazzolla contiene poemas de Fervor de Buenos Aires, Elogio de las sombras, y otros libros y, en su momento, despertó polémica. A más de cuatro décadas de su lanzamiento,  queda claro que se trató de un proyecto visionario, sobre el que alguna vez Borges  se mostró, según el cantante,  “primero receloso y luego encantado”.  

    Un siglo, un disco   
El 14 de agosto de 1999, para el centenario del nacimiento de Borges, Pedro Aznar grabó, en vivo “Caja de música” (ESCUCHALO AQUÍ) , como resultado de un  recital en el Teatro Colón, con  un puñado de poemas del amante de los laberintos y con invitados de la talla de Mercedes Sosa, Lito Vitale, Rubén Juárez y Víctor Heredia, entre otros. El registro de aquella gala memorable se  lanzó en 2000 y se reeditó en 2005.
En aquella época, el también admirador de Leda Valladares y Violeta Parra, confesó: ”No conocí personalmente a Jorge Luis Borges, pero me hubiera encantado”, se lamentó Pedro Aznar, al hablar de la placa con Página/12.
El ex Serú Girán, añadió: “Nunca se me ocurrió intentar un encuentro porque él me parecía inalcanzable. Y no porque lo fuera, porque dicen que era un tipo super accesible, pero yo le tenía excesivo respeto. No se me hubiera ocurrido llamarlo para pedirle una entrevista”.  Sobre la labor de  ponerle música al creador de “El sur”, en su momento aseguró: “Sentía que había una facilidad para entablar un diálogo con la música de su poesía”.

Hoy, a 35 años de su partida física la cercanía entre la música popular y la obra borgiana se vuelve evidente y reafirma aquello de que los grandes creadores no mueren jamás sino que perduran en su herencia artística que,  en el caso puntual de Borges, no tiene fronteras.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios