Notas
NOTA DE INTERÉS


21/03/2021

Vistas : 692

RECORDAR


La música y la palabra se cruzan siempre. En  el folklore y el tango es evidente el romance entre ambas. Inmensos compositores de raíz han sido poetas, en el escenario y en los libros.

Hoy, por disposición de la UNESCO se celebra el día Mundial de la poesía y resuenan por supuesto, Atahualpa Yupanqui, y Manuel J. Castilla, Pancho Cabral, Miguel Ángel Pérez y  Bebe Ponti, en una lista que podría proyectarse infinita.

"La poesía anida en lo más hondo de lo que somos, mujeres y hombres que conviven en el mundo de hoy, abrevándose en el legado de las generaciones pasadas y custodiando este mundo para nuestros hijos y nietos. Al celebrar hoy la poesía, celebramos nuestra capacidad de luchar unidos por la diversidad biológica como “preocupación común de la humanidad” y como parte integral del proceso de desarrollo internacional." Indicó,  Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial de la Poesía 2020.

Un año más tarde, desde FolkloreCLUB actualizamos la fiesta y convocamos a algunos artistas que, además de grabar discos, se animan a ensayar algunos versos en papel.  Esto nos dijeron sobre la magia de combinar estrofas.

  Víctor Heredia: “Las luces y las sombras de la humanidad se corporizan en la poesía” 
 “Aquellos soldaditos de plomo” el primer poemario del destacado juglar, vio la luz en 2011 y contó con un prólogo del cubano Silvio Rodríguez. En aquel volumen, además de algunas de las canciones más emblemáticas del autor, se sumaron poemas inéditos que datan de la época de la dictadura y fueron escritos durante su exilio.
“En relación a la poesía quiero decir,  sencillamente, que siempre sentí que era un puente,  un fabuloso puente de expresión humana.  Para mí,  no hay nada más extraordinario que esa herramienta literaria para contar las profundidades de un hombre,  para expresar,  su amor,  su dolor, su esperanza,  sus miedos.
 Las luces y las sombras de la humanidad se corporizan en la poesía.  Es maravilloso leer a poetas como Juan Gelman, Armando Tejada Gómez, Federico García Lorca, Mario Benedetti, Antonio Machado, Pablo Neruda y tantos otros… y saberse nombrado,  saberse tocado por esas alas explicado, quiero decir , en el sentido más profundo .
La poesía,  pienso,  es al hombre lo que a los pájaros en vuelo”, destacó hoy Heredia para enaltecer la fecha.

  Ceci Méndez Elizalde: “Colorear el mundo con nuestras palabras” 
La poesía es la posibilidad que tenemos todos de colorear el mundo con nuestras palabras más queridas y propias. Emocionarnos y jugar lo que las palabras pueden transmitir. Y así, sentirnos más cerca. Por eso es importante que nuestra poesía tenga un día, para que evoquemos y nos inspiremos especialmente en las grandes voces, y en todas las que nos emocionen.
Si tengo que pensar en cómo empecé a escribir, creo que fue un poco leyendo y otro poco prestándole especial atención a muchas letras de canciones, que también son poemas. Creo que ese es el mejor punto de partida para la inspiración. Sumado al trabajo, a la insistencia y al estar al borde de la obsesión. Aunque no siempre le podamos dedicar todo el tiempo que quisiéramos.
Después obviamente, tuve maestros. En especial el poeta Raimundo Rosales, que me ayudó a no desechar todo lo que escribía y a disfrutar de corregir y corregir, hasta poder soltar una versión más o menos definitiva.
Hace unos días me llegaron las copias de Algo Amanece, un disco- libro  donde están los primeros poemas que me animo a publicar. Una humilde incursión en el verso libre, que me resulta interesante porque propone escribir como si hablara o pensara en voz alta. Como una catarsis o reflexión íntima, que se cuela en el papel para ir cayendo despacio en otros ojos.
También me gusta el marco que me da la canción, la métrica, la rima. Y la sorpresa que puede traer el tener que ir para otros lados en pos de que la música y la letra vayan lo más de la mano posible, con sus acentos y su fluidez. En definitiva, todas son excusas para buscar la belleza en las cosas simples o los sentimientos de siempre, que reclaman ser plasmados en el papel y a veces en el canto.
Agradezco la generosidad de los y las poetas que me inspiraron y asumo con respeto y responsabilidad, dentro de mis limitaciones y mis miedos, esta enorme tarea de seguir alzando mi voz, que, como dice mi canción Cielo Abierto, “es todo lo que tengo y por lo que vivo”.

 Sara Mamani: “Un misterio que nos ayuda a vivir” 
El año pasado edité mi primer libro de poemas. Se llama Décimas. Y fue una experiencia inédita también para mí, adentrarme en esa forma.
A raíz de la invitación de un amigo, comencé a escribir en décimas. En plena cuarentena, en  momentos de incertidumbre que aún nos acompañan, y yo expresando mis sentires. Pero no pensé que pudiera hacer un libro, hasta que me vi con un puñado de esos versos y  tomé la decisión. Conté con el arte de Mario Simpson quien ilustró mis Décimas, y el prólogo de Teresa Parodi.
Todo parece indicar que se abrió en mí una nueva manera de expresión, aunque siento que el oficio de hacer canciones, en letra y música, alimenta esta nueva inquietud. Tengo un segundo libro, ya no de décimas, sí de poemas en  versos libres.
No puedo encontrar una sola definición para la poesía. Hoy prefiero dejarla en su misterio, que nos ayuda a vivir.
Celebrar el día de la poesía es un acontecimiento  necesario, sobre todo en este tiempo de incertidumbre. Que crezcan las motivaciones para leer y escribir poesía. Alma y cuerpo, digo, lo agradecen

  El recuerdo de Suma Paz 
“Cuenta mi madre que un día, al despertar de una siesta de verano, le comuniqué preocupada que ‘tenía que hacer un verso’. Yo tenía tres años y medio y ella, en medio de su lógica estupefacción, atinó a escribirlo. Era un díptico. Decía: En el campo verdor y una flor/En el cielo una nube y azul.
Así como una piedra en el estanque, irrumpió mi poesía en una familia sin poetas ni escritores. Así también se instaló para siempre en mi canto la dimensión espiritual de la pampa. La misma que conjuga la metáfora del horizonte con la libertad”, el texto  es de la enorme santafesina Suma Paz. Figura en la contratapa de su poemario “Última Guitarra”, editado por Corregidor en 2001.
Allí, la eximia cantora deslizó versos a la patria, recordó a Yupanqui y le dedicó poemas a Charly García, Roberto Goyeneche y Alfredo Zitarrosa, dejando en evidencia su amor temprano y persistente por la lírica
Queda claro que los folkloristas son, muchas veces, también poetas, aristas que zigzaguean entre los dos oficios. Insistimos con Tejada y su amplia obra, la notable “Antología de Juan” o “Ahí va Lucas Romero “, de la mano de Torres Agüero Editor, solo por mencionar algunos títulos.
 Agregamos a la nómina al cordobés José Luis Aguirre que,  en 2017, mostró sus “Poemas de Marzo”, mencionamos a Pedro Aznar y a María Elena Wlash, compositores únicos que han sabido homenajear y engrandecer al folklore en la diversidad de sus repertorios y que pasaron sus voces del micrófono a las páginas.
Las nóminas no hacen justicia nunca respecto de la totalidad. Seguramente los músicos y  las músicas poetas sean muchos más. Como sea, todos ellos, en nuestro país y el mundo, hoy están de fiesta.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios