Notas
NOTA DE INTERÉS


22/02/2021

Vistas : 355

RECORDAR


La historia de la música popular cuenta, entre sus páginas, con hombres y mujeres que marcan un antes y un después en el mapa cultural nativo. Sin dudas, entre ellos está la catamarqueña  Margarita Palacios.  “La Mama”, como la llamaban, llegó al mundo un 22 de febrero de 1911 y hoy cumpliría 110 años.

Multifacética y pionera, fue cantante y compositora  emblema del canto regional. “Polo” Giménez la definió como “pedazo de tierra que canta”. En los ´70  frecuentó ciclos de radio y televisión, donde intercalaba canciones con relatos humorísticos y recetas de comida criolla.  Incluso escribió el libro “Las comidas de mi pueblo”, sobre los platos tradicionales del país.

Admirada por Mercedes Sosa y precursora del boom del folklore de los años 50, grabó tres discos y participó en cuatro películas. Falleció en Buenos Aires a los 72 años, pero en  su obra excepcional, que se resignifica a la luz del feminismo, ella vuelve. Y lo hace también en la voz de quienes la recuerdan para celebrar su vida en FolkloreCLUB.

 Coqui Sosa: “Su legado es inmenso. Mi tía sentía un gran cariño por ella” 
Hablar de Margarita Palacios es hablar de nuestra propia historia,  de nuestra identidad, de la raíz: Margarita Palacios,  Atahualpa Yupanqui,  Juan De los Santos Amores. Son realmente nuestros grandes maestros,  maestros de maestros.  La tía Mercedes siempre tuvo el mejor de los recuerdos y el agradecimiento con Margarita,  por todo lo que ella le dio,  por lo que aprendió …sin ponerse en papel de maestra .El mejor ejemplo,  el mejor legado es poder aprender de nuestros maestros, de su propia obra. Y creo que la coronación de esa admiración,  de ese  respeto fue cuando ella homenajea a  Margarita en uno de sus discos.  Y es una forma también, y es un ejemplo de cómo las nuevas  generaciones tienen que tener un reconocimiento, un agradecimiento por aquellos que los formaron. Es  muy importante para todos nosotros, como decía Yupanqui,  haber aprendido a traducir al pueblo esa forma de vida que es ser artista. Lo dice él, en El destino del canto.   Y hemos aprendido de la mano de nuestros maestros, estudiando su historia, escuchando sus canciones, pudiendo acceder a las recopilaciones, a sus obras. Así que estos 110 años son muy importantes,  sería muy importante que incluso en el sistema educativo se pueda hacer un estudio finalmente de quiénes fueron nuestros maestros.  En definitiva,  los forjadores de la patria,  porque la patria también se  crea y se construye fundamentalmente desde la cultura del arte.  Así que celebro que desde FolkloreCLUB  detengan la mirada y realicen un  reconocimiento hacia Margarita Palacios y su inmenso legado. Reitero el sentimiento, el cariño y el afecto que tenía la tía por  Margarita,  pero de verdad. La tía era una persona muy agradecida, siempre me decía que había que  tener un agradecimiento porque esto  tenía una historia,  no había nacido con nosotros si no que había antecesores. Ella los reconocía y permanentemente los remarcaba  y así fue también con Margarita.

 Silvia Majul: “Ha sido revolucionaria en varios órdenes” 
Margarita Palacios es una de las pocas mujeres que son profetas en su tierra. Pisaba los escenarios de todo el país y usaba pollera corta. En ese momento, había que animarse.
Cuando ella aparece con la vidala y con el canto del Norte, lo que más se escuchaba era la música del litoral. Ramona Galarza era tapa de todas las revistas de folklore. Es más,  cuando Mercedes Sosa surge,  lo primero que graba Oscar Matus con el Nuevo Cancionero son obras de música litoraleña. Es muy poco conocido ese disco de Mercedes Sosa haciendo música litoraleña. Entonces la gran referente de Mercedes Sosa era Margarita Palacios. Rescatarla, hablar de ella, es también visibilizar a todas las contemporáneas de Margarita Palacios.
Además de ser una gran recopiladora y una gran referente,  como la primera mujer del NOA que aparece como autora, como compositora, como investigadora, fue también una mujer que salió a la luz sin usar poncho.  Cambia su vestimenta. Entonces ha sido una innovadora y una revolucionaria en varios órdenes. También lo veo en Ramona Galarza y en Carmen Guzmán.

 En primera persona 
Rescatar a Margarita, es también recuperar su palabras, tipearlas desde algún escaneo digital y acercarlas a sus admiradores de hoy. Así, en una entrevista compartida con María Elena Walsh y Ramona Galarza que apareció en la mítica revista Folklore número 16,  de abril de 1962, firmada por Iván Cosentino  Palacios, reflexiva,  reveló: “mis defectos son muchos y difícil de precisar cuál es el mayor. La sinceridad es creo que es mi mayor virtud. Me gustan el trabajo la amistad y por sobre todo,  soy agradecida”
En aquel reportaje dijo que  con su música creía estar defendiendo a su patria y que una de las cosas que más me molestaba del contexto era la incomprensión de los hombres. Además, sobre las condiciones necesarias para ser un artista señaló: “en esa ocasión,  lo primordial es querer al público,  pues de esa forma una da todo lo más hermoso que tiene”
Unos años después, en el número 77 de la misma revista, fechado en septiembre de 1964, comentó sobre sus primeros años con el arte: “Trabajé en un circo,  el circo de mi padre.  Mi padre se llamaba  Fudoro Palacios, nombre bien criollo. Era Tonny.  Su circo se llamaba Circo Totó y actuaba en todo el norte del país. Mi padre fue un gran acróbata y además un buen cómico. En el circo,  cuando muchacha,  yo fui trapecista y acróbata: hacía un número en el que me colgaba del cabello, trabajé a caballo,  me hice actriz y aprendí a moverme en el escenario”, describió.
Continuando con su árbol familiar, que contaba con una madre jujeña y contorsionista, relató: “Mi padre era catamarqueño. Nació aventurero, igual que su hija. Yo nací en Santa María de Catamarca,  un valle divino. Tata Dios dijo ’¿ dónde voy a poner esta cosa tan bonita,  tan bonita?’ Y ahí largó Santa María.  Y tras Santa María, me largó a mí, porque usted ve qué hermosa mujer soy yo”, recalcó.
En un repaso por su obra, explicó “Quizás la composición musical mía que más me guste sea ‘Recuerdo de mis Valles’,  en colaboración con mi hijo Ángel. Lo primero que compuse fue ‘Triste soy’, detalló en la conversación con “El duende”
“Soy extremadamente romántica,  sentimental,  sensible. Creo que el amor es la cosa más grande que tiene la vida,  pero no sólo del amor entre hombre y mujer sino el amor a todos,  a la humanidad,  al niño,  al grande,  al que sufre,  al que necesita. Estoy siempre alerta para eso,  sufro a la par de los que sufren”, confesó en  otro fragmento de la nota, en un claro gesto de empatía.
“Si al correr de los años /me fui muy lejos, lejos de vos/no importa la distancia /siempre te llevo en mi corazón”, supo cantarle a su tierra,  que hoy celebra la existencia de una mujer que no solo no pasó desapercibida, sino que está entre las indispensables de nuestra historia.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios