Notas
ENTREVISTA

“Nuestro viejo no ha tenido su espacio en Cosquín”


05/12/2007

Vistas : 4626

RECORDAR


Don Carlos Carabajal, fundador de los grupos Los Carabajal y Los Manseros Santiagueños y creador de inigualables piezas del folklore, no sólo dejó un legado musical y engrandeció a la chacarera, sino que también fue la inspiración para una de las familias que más hondo ha calado en el cancionero de la patria. El viernes y sábado próximo en el Teatro Ópera, a un poco más de un año de su partida física, sus hijos Peteco, Graciela y Demi, y su nieta Roxana Carabajal le rendirán por segunda vez un tributo al “Padre de la chacarera”.

¿Cómo surge la inquietud de ofrecerle un homenaje a Don Carlos?
Peteco- Nació del dolor. Cuando falleció teníamos la necesidad de juntarnos y hacer que mucha gente pueda conocer ese mundo extraordinario que tuvo de creatividad. No nos hubiese gustado nunca estar en esta circunstancia porque a él, en realidad, siempre le hemos estado rindiendo tributo de todo tipo, en lo cotidiano, en el trato y en lo artístico.

Es común que se le brinde un reconocimiento a una persona querida, pero en este caso es especial porque se desprende desde el seno de la misma familia…
Roxana- Por eso mismo es una mezcla de emociones. Ya físicamente no lo podemos acariciar pero tocamos sus canciones y eso es como tenerlo presente, como invocarlo. Por otro lado, queremos trasladar hacia la gente este sentimiento porque en sus canciones hay una historia de vida y música que es muy rica. En ese sentido, la idea es homenajear a la poesía y a la obra que nos ha dejado.
Graciela- Para mi es una felicidad enorme y es seguir el legado que nos ha dejado. Lo único que
quería él para mí era que siga cantando y por varias circunstancias de la vida no lo hice tan profesionalmente como le hubiera gustado.

Peteco, ¿qué significó tu padre para la música santiagueña?
-Todo. En una época donde la música de Santiago no estaba presente en Buenos Aires él se vino para armar grupos. Formó los Hermanos Toledo, Los Manseros Santiagueños, cuando era un trío, Los Carabajal, con Agustin, Cali y Cuti Carabajal. Además participó como un generador de empuje y de temas. Han aparecido cosas importantes desde la presencia de él, por eso es fundamental dentro de la historia musical de Santiago del Estero.

¿Y en tu carrera en particular?
-A mí me ha hecho entrar por la puerta grande de la composición, yo empecé a hacer melodías y él le puso letra a muchos temas. Así nacieron “Mi abuela bailó la zamba”, “Puente carretero”, “El embrujo de mi tierra” y otros tantos más. Mi padre me ha dado una posibilidad única.

¿Cómo fue la selección de los temas que eligieron interpretar?
Demi- Entre todos decidimos el repertorio y ha sido difícil y fácil al mismo tiempo. Ninguno podía quedar ni afuera ni adentro. Peteco fue el que trajo la lista de afectados a la selección, como decía el “Coco” Basile.

La producción discográfica del Tributo, que fue grabado en vivo en La Trastienda, tiene un disco que se llama El patio... vaya que es un lugar esencial para la familia Carabajal…
Roxana- La idea es mostrarle a la gente la manera en que nosotros hemos aprendido a tocar y a sentir la chacarera. Es saber que llegamos al patio de tierra de la abuela y que hay una guitarra sonando. Desde la práctica hemos aprendido a sentir la chacarera, entonces la idea es trasladar ese patio humilde y sencillo a un escenario.

Esta propuesta llegará también al escenario más alto de la canción folklórica, al festival de Cosquín en la noche del lunes 21…
Peteco- Es un orgullo para nosotros y una alegría porque mi viejo no ha tenido su espacio en Cosquín. Estuvo en el escenario porque lo hacíamos subir de contrabando. Mi papá merecía estar primero que nosotros ahí porque él era el que generaba las ideas, él era el que nos pasaba los temas nuevos. Pero nunca le dieron el espacio. Para nosotros llevarlo de esta manera es saber que va a estar representado en una noche especial. Graciela- Mi papi siempre se preguntó por qué Cosquín no le daba un lugar. Roxana- Él iba todos los años al festival, capaz con la esperanza de que si lo veían los organizadores lo iban a llamar para que subiera a cantar.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios