Notas
NOTA DE INTERÉS


17/12/2020

Vistas : 1533

RECORDAR


Ayer, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró al chamamé como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por su trascendental aporte a la cultura en todo el continente. El género se impuso ante casi cuarenta expresiones de diversas latitudes, como el reggae de Jamaica o las parrandas cubanas, entre otras.

El Patrimonio Cultural Inmaterial o "patrimonio vivo" engloba a las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación.  Este logro, que se buscaba desde 2016 hoy es una realidad que  proyectará con más fuerza que nunca la potencia y la hondura de nuestra  música. "Para todos los que amamos el chamamé, hoy es un día de celebración y de júbilo. Nuestras más sinceras felicitaciones a la provincia de Corrientes y a todo el litoral. Y nuestro agradecimiento para todas y todos lo que trabajaron para que esta declaración tan importante sea posible. ¡Qué viva el chamamé! Esa música que nos pertenece a todas y todos los argentinos", afirmó el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, a través de un video difundido por las redes sociales. Por el mismo medio, se expresaron el Chango Spasiuk y otros artistas.

En este contexto, FolkloreCLUB consultó a diversos referentes del género sobre la relevancia de este hecho trascendental. Y esto dijeron:

  Teresa Parodi 
Lo primero que pensé,  cuando se concretó la declaración del chamamé como patrimonio inmaterial de la cultura y  del mundo,  fue en la cantidad de nombres que hicieron historia en esa música. Y también en el amor del pueblo por esa música,  del pueblo chamamecero, para el que su vínculo con esa música es  central en la vida,  casi religioso. Creo que,  por eso, esta música ya es -hace mucho tiempo- patrimonio del corazón de mi pueblo, del corazón de toda esa  inmensa región cultural que abarca lo que fuera la antigua nación guaraní, que compartimos con otros países donde también el chamamé se ha convertido en una música central que habla por los pueblos,  desde los pueblos,  con el corazón del pueblo.
Así que estoy muy feliz y muy emocionada con eso.  A mi generación le tocó hacer un aporte también importante,  como a cada generación que asumió esta música como parte de su sensibilidad y de la sensibilidad -sobre todo-  de la memoria cultural de esa región. Así que lo celebro con emoción y sé que el pueblo entero de mi provincia  -y de las otras provincias también,  pero en especial de mi provincia-  está festejando con emoción y con la alegría inmensa.

 Eduardo Sivori (Director general de la Fiesta del chamamé, desde 2003 hasta la fecha) 
Es un día especial,  grandioso para nosotros,  porque un  largo trabajo el viene desembocar en este reconocimiento que es  para todo el país -por un lado- y , en especial,  para lo que llamamos la gran nación chamamecera : toda esa enorme región de Latinoamérica que abarca el Llitoral argentino,  el conurbano bonaerense,  el sur de Brasil, parte del Paraguay  y parte de Bolivia.
Tenemos al chamamé como parte de nuestra cultura compartida. Es algo más el gusto por el chamamé. Lo reconocemos como parte de nuestra cultura,  por eso por eso decimos que somos la nación chamamecera,  porque hay una cultura que nos une. Nuestro chamamé creo que tiene un distintivo respecto de otro género folklórico,  porque básicamente es una acuarela                                  –onomatopéyica,  si eso fuera posible- ,  el sonido y la plástica en una misma cosa reflejando la manera de ser de los hombres de estas tierras, su paisaje,  su río,  reflejando sus leyendas, sus creencias.
Es algo muy grande,  más allá de la belleza de la expresión en cuanto a música y en cuanto a danza. Es, sobre todo,  esa pintura de lo que somos,  de nuestro ñanderekó, de nuestra forma de ser . Así que estamos muy felices por este reconocimiento y vamos a seguir trabajando para que se mantenga vivo como llegó hasta ahora. Ese legado que recibimos de los grandes patriarcas chamameceros se mantuvo muy vivo hasta hoy y queremos que así siga siendo,  y que sea conocido en el resto del mundo. Porque el chamamé abraza,  el chamamé borra fronteras,  el chamamé es solidario. Todos valores estos qué tanto le hacen falta a la humanidad, así que bienvenido chamamé.

 Antonio Tarragó Ros 
Estoy muy feliz, conmocionado,  porque he llorado muchísimo por este logro del chamamé. Una música tan cascoteada, marginada y amada -a la vez- por los chamameceros. Estoy muy orgulloso de  que FolkloreCLUB me esté llamando y dándome este espacio para mandarles un abrazo de río. Nadie abraza como el río,  abraza cada rincón de tu cuerpo el río. Por eso, en todas las religiones  hay un río sagrado.  Pienso en el Jordán, en el Ganges, Nilo… Soy el chamamé , la Tierra sin mal,  dejame cantar en tu corazón.  Pude ver cuando el ayer era un resplandor lejano que nacía en Yapeyú , así río.  Soy tu hermano. Hay destierro para mí soy,  el soy de nuestra gente,  la raíz y la pasión,  soy el alma de Corrientes. Soy el chamamé la Tierra sin mal , dejame cantar.  FolkloreCLUB en tu corazón,  un beso grande.

  Gabriel Romero (Presidente del Instituto de Cultura de Corrientes) 
El reconocimiento del chamamé como patrimonio inmaterial de la humanidad significa -ante todo- un enorme orgullo para la cultura de Corrientes  y de la región. Es un reconocimiento que significa mucho y suma al trabajo que se viene realizando desde hace muchos años -desde los artistas,  los gestores,  los funcionarios;  y por supuesto desde gobierno provincial,  que apuntaló esta postulación con el apoyo del gobierno nacional-  Estamos muy contentos y comprometidos,  con la intención de seguir difundiendo el chamamé y trabajando en pos de su crecimiento.

 Ariel Báez (Los Alonsitos) 
La verdad es que siento un orgullo y una emoción muy grandes por esto que acaba de suceder: nada más y nada menos que el reconocimiento internacional de patrimonio inmaterial de la humanidad al chamamé. Este género musical que fue lo primero que conocí en mi casa, el cual aprendí a amar y se hizo parte de mi vida desde los 7 años, que me dio una carrera de 35 años, que fue y sigue siendo mi trabajo día a día. Y en este momento siento también que ha sido un año muy difícil, para todos y en especial para nuestro sector artístico -el de los músicos, asistentes, sonidistas etc- en donde hemos perdido a grandes chamameceros como Ramona Galarza, Ricardo Scofano, Julián Zini… y poder cerrad este año con una alegría, significa mucho. Somos todos parte de este universo chamame que hoy es pertenencia del mundo entero.

 Hernán Crespo 
Estoy muy contento de  que se haya dado este nombramiento por parte de la UNESCO del Chamamé como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Hace ya varios años que se está tras este sueño. Hubo algunas negativas en años anteriores,  porque siempre parecía que faltaba algo, pero por fin se pudo dar en este año tan particular. Es algo muy importante, ya que abre el Chamamé al mundo. Años atrás, este reconocimiento se le hizo al tango y al flamenco,  por ejemplo, y permite que -desde otros lugares remotos-  puedan interiorizarse acerca de lo rico de nuestra música y nuestra cultura.
Además que, de algún modo, por lo que tengo entendido, la UNESCO se compromete a brindar apoyo a los estados para la protección y difusión a nivel mundial de este tipo de patrimonios. Ojalá esto sirva para visibilizar y permitir que la cultura y el sentir chamamecero llegue a otros lugares, enriqueciéndose con el ida y vuelta que existe en todas las manifestaciones artísticas.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios