Notas
ENTREVISTA


15/09/2020

Vistas : 754

RECORDAR


La cantora y compositora Mariela Cusa lanza digitalmente a través del Club del Disco su segundo disco de canciones propias bautizado Hilos de la voz. Después de un auspicioso debut en 2015 con Soy el viento (también editado por el Club del Disco), Cusa continúa con su búsqueda sonora, esta vez bajo la producción de Yacaré Manso. El disco hace un recorrido que se hilvana nombrando los paisajes internos y los compartidos, los encuentros y desencuentros de un transcurrir en constante movimiento, que busca acompasarse al latido de nuestra tierra, sus saberes y florecimientos. En este trabajo de raíz folclórica sudamericana, se entrelazan y visibilizan identidad cultural, ancestral y territorial.

¿Cómo va transcurriendo la música y la cuarentena?
Con un primer momento de adaptación, que cortó el impulso con el que veníamos, el disco ya lo terminado, cerrándolo y con la cuarentena lo tuvimos que terminar a distancia.

¿Tenés idea de editar un disco físico?
La fantasía está, soy de esas personas que le gustan el disco físico, el arte de tapa, quizá en algún momento se puede editar, pero por ahora vamos a hacerlo digital.

¿Cómo venía tu año?
Una cosa importante es cómo proyectar la presentación del disco de manera física, ahora pensando nuevas formas, viendo de hacer un streaming adaptándome a las condiciones en la que se pueda concretar.

¿Por qué lo titulaste así el disco?
Viene por distintas cuestiones que van construyendo en tramar, ligar, tejer desde las redes de colegas, amigos/as, tomar conciencia que nos necesitamos entre todos, que se va armando como un tejido y venía por ese lado lo de Hilos de la Voz, porque yo vengo con mi propia voz trabajando, que la palabra transmita también.

¿Qué tiene de diferente con otros discos?
Está más atravesado por la conciencia de los movimientos de mujeres, a la naturaleza, a la conciencia del entorno, a la soberanía alimentaria, empecé a tomar más conciencia de esas cuestiones, aunque a nivel sonoro tiene algo en común con algunas rítmicas, también fue distinto el encare del disco, con la producción también.

¿Quiénes son o eran tus referentes?
Tengo a muchas/os/es una referente así que se me viene primera es Luzmila Carpio, volver a escuchar a Mercedes Sosa es una referente en la voz en la manera de decir, Violeta Parra y muchas músicas actuales como Charo Bogarín, Chabuca Granda, hay muchas.

¿Nota una mayor presencia de mujeres en los escenarios?
Hay una mayor visibilidad de mujeres en los escenarios, y la Ley de Cupo va a favorecer a eso, todavía está en proceso todo eso, hay lugares que hay que ganárselos todavía pero a partir de todos estos movimientos se están abriendo más espacios a ocupar, pero siempre a fuerza de hacer visible el reclamo.

¿Qué es lo más lindo que tiene esta profesión?
Uno toma ese espacio y pasa algo como de conexión y mágico a veces, me parece que el músico es como un puente y esa comunicación es como un estado de ida y vuelta, porque uno produce y coproduce en ese momento.

¿Qué es lo que más se extraña?
Falta vivenciar el contacto con el otro, compartir el espacio, que no es reemplazable por las redes, pero igual llega de alguna manera la energía por medio de esos mensajes.

¿Qué es lo que se van a encontrar cuando te escuchen?
Con un folklore con un poquito de aires de diferentes ritmos, atravesado por todo lo que estamos viviendo, y a mis sentires que espero que reflejen a otras mujeres u otras personas.      

 MÁS SOBRE MARIELA CUSA 
eEs de Buenos Aires. Cantora, compositora, docente, investigadora de la voz y los cantos tradicionales, abordando las producciones desde una perspectiva actual, dándole visibilidad a la lucha de las mujeres y a la relación con la naturaleza. En su trabajo se hacen presentes los sonidos de pájaros y otros animales y también algunas palabras en lenguas originarias de América.

En 2015 edita su primer disco Soy el viento, a través del Club del Disco, que ha sido galardonado con una Mención Especial en Música Popular por el Consejo Argentino de la Música dependiente de Unesco. También fue parte de la agrupación Tres Ríos, y la agrupación de ensamble vocal femenino Apura chaschas. Ha realizado conciertos y talleres en distintas provincias del país, Chile y Uruguay. En 2020 edita su segundo disco digitalmente Hilos de la voz.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios