Notas
ENTREVISTA


Fotos: Luciana Demichelis

07/09/2020

Vistas : 201

RECORDAR


Un día como hoy, hace exactamente dos décadas, dejaba este mundo Fortunato Juárez, uno de los autores más destacados del acervo nativo.  Había nacido el 9 de enero de 1925 en Villa San Martín -hoy Loreto- donde el quichua y el castellano convivían. Más tarde, y a pesar de perder una falange de su mano izquierda en un accidente laboral, desarrolló una extensa carrera como músico. El  cantor, guitarrista y compositor santiagueño recorrió el país con “Los hermanos Juárez” llevando los sonidos  tradicionales de su provincia a cada rincón de la república. Entre el repertorio que desplegaban en cada escenario,  se encontraban sus composiciones y las de Higinio Juárez.
Es hacedor de la Chacarera del Chilalo o El violín de Tatacú , entre otras, dejó un enorme legado que hoy recupera su sobrina nieta, Silvia Gómez.

La cantante platense está nominada a los premios Gardel por su placa “Qué me has hecho chacarera”.  En  su trabajo, uno de los favoritos para quedarse con el  galardón,  reversiona parte de su herencia melódica familiar y celebra a a su tío abuelo  con arreglos elaborados, profundos  y  de gran originalidad.



En diálogo con FolkloreCLUB recordó a Fortunato, a veinte años de su partida,  con su música en la garganta y en el corazón.


En tu trabajo más reciente, recorrés la obra de Fortunato Juárez, tu tío. Hoy se cumplen veinte años de su partida física ¿qué significó para vos, como música y como parte de su círculo íntimo, visitar su repertorio?
La obra de Fortunato abarca un centenar de títulos prolijamente resguardados en Sadaic. Nuestro aporte en este disco revela una pequeñísima parte de esa obra.
Hoy al cumplirse veinte años de su partida. El sentimiento es de alegría, al poder hacer visible parte de sus creaciones, con la convicción de haber sido testigo de la gestación y nacimiento de muchas de ellas. Agradecida de haber tenido semejante privilegio, junto a toda mi familia.

 Entre las 13 composiciones de la placa, hay algunas  inéditas y otras poco grabadas, ¿Cómo llegaste a ellas y con qué criterio las elegiste?

Quisimos aportar su obra menos conocida. Eso fue un logro que llevó un tiempo de investigación minuciosa, desgrabar ensayos que -por suerte-  tengo digitalizados, visitas a Sadaic para hablar con sus autoridades y poder acceder a la obra inédita, visitas de investigación a la audioteca de la Biblioteca Nacional. La elección de estos 13 temas tuvo que ver también con poder rescatar de esa vasta obra el sentir de Juárez hacia su tierra, su profundo amor a su lugar, su gente, sus costumbres.

 ¿Quedaron algunas afuera, imaginás una continuación, una parte dos de este disco?
 Quedaron varias afuera. Y no sé si una parte 2, o volumen 2 de estas interpretaciones. Quizás un Real Book que pueda completar ese legado musical y testimoniar acerca de la obra de un gran referente de nuestra música popular, es el próximo sueño a cumplir.

La chacarera es predominante, pero también hay  zambas, bailecito, vidala. Todo el itinerario que plantean tiene arreglos de una gran profundidad ¿cómo trabajaron esta dimensión junto a Bernardo Bogliano?
Los arreglos de gran parte de las obras de este disco son de mi querido y admirado Bernardo Bogliano, exquisito guitarrista que tengo la suerte de tener a la par. Y nuestras charlas acerca de por dónde irían dichos arreglos.. fue pensarlo desde la honestidad de ser parte de esta actualidad que nos atraviesa, en una ciudad muy musical como La Plata, donde residimos, sabiéndonos permeables a lo que nos rodea y no habiendo vivido nunca en Santiago del Estero. Aunque mi sangre santiagueña estará siempre presente en mi repertorio.

Las versiones además están enriquecidas por los invitados, que son diversos, ¿qué considerás que le aportó cada uno a la lógica, al sonido del disco?
Los invitados le han aportado al disco la magistralidad de sus sentires musicales. Lilian Saba y su bello piano, Néstor Garnica con su violín santiagueño, increíble, mis hermanos Omar Gómez y Néstor Gómez, sus geniales instrumentos y su amor a la música, Marcelo Chiodi, bello en flauta traversa y quena, mi queridísimo y admirado Fernando Rossini, poniéndole su bella voz y todo su amor a Tristezas de un corazón, donde también participan Nacho Giusti en la percusión y Javier Ordóñez en el bajo. Todxs ellos le han dado vuelo mágico a este disco. Muy agradecida por eso.

Por esta labor estás nominada a los  Gardel, que en tendrá su ceremonia de premiación ¿cómo tomaste la noticia y qué expectativas tenés al respecto?
La nominación llega en un momento tan extraño y su noticia realmente nos sorprendió gratamente. Estamos felices por esta nominación. Mi hijo, bajista de mi grupo y mi productor,  viene planificando a mi lado las próximas presentaciones de este trabajo, que se vieron afectadas por la situación que nos ha atravesado.
No obstante, esta nominación ya casi nos ha significado el premio mismo, pues la visibilidad que le otorga al disco es,  para nosotros, muy importante.


Volviendo a la fecha de hoy ¿cómo describirías la obra de Fortunato Juárez dentro de nuestra cultura popular, cuál considerás que ha sido su mejor aporte? ¿merece mayor reconocimiento o ya lo tiene?
La obra de Fortunato fue y será uno de los puntales fundamentales de nuestra música popular argentina. Él, mi tío, tuvo una mirada especial hacia su lugar. Sus obras fueron difundidas y cantadas tanto en guitarreadas de todo este tiempo, como puestas en relevancia por artistas como Raly Barrionuevo, el Dúo Coplanacu, Peteco Carabajal, Alfredo Ábalos, Los Chalchaleros, Manseros Santiagueños, sólo por nombrar a algunos. Su aporte fue inmenso y quizás sus obras tan conocidas, como desconocida su persona y su figura, de más bien, perfil bajo. Claro que merece un mayor reconocimiento.

¿Qué podés adelantarnos del documental que dirigirás para celebrar su figura?
Estamos proyectando una película cortometraje, que nos hable más de su persona como gran actor de una valiosa época de producción musical desde su provincia, pero que también no lleve a revisar y admirar a través de sus composiciones, costumbres y vivencias de la gente común de Santiago del Estero. Por ahora es un proyecto que presentaremos a los organismos que apoyan y subsidian la actividad audiovisual, con la esperanza de poder concretarlo apenas se reabran estas posibilidades.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios