Notas
ENTREVISTA

11/08/2020

Vistas : 766

RECORDAR


Participó primero en el conjunto Los Banegas junto a su hermano Coco, luego la agrupación Los Tobas y a partir del inicio de los '90 decidió encarar su etapa solista con un primer álbum "Mi origen y mi lugar" con el cual logró un disco de oro para el folklore que no lograba uno hacía ya un buen tiempo. Su nombre Horacio Banegas y su "Mensaje de chacarera".

"Luego de mis dos discos 'Mi origen y mi lugar' y 'Pertenezco este mundo' decidí encaminar mi carrera para otro rumbo como lo fue 'Sintaxis' que marcó un quiebre en el folklore más allá de las críticas de los más ortodoxos", señaló Banegas en diálogo con FolkloreCLUB.

"En 'Sintaxis' marqué un mayor predominio de guitarras eléctricas, el bajo, la batería y hasta una versión de 'El Cardenal' en tiempos de reggae, muchas críticas de los tradicionalistas pero seguí adelante", agregó.

Con el paso de los años y a través de su sello independiente y movimiento cultural Ciudad Desierta, desarrolla su carrera de otra forma con un sonido personal, pero sin dejar de lado la identidad, la raíz de la chacarera y zamba santiagueña.

"Cuando miro hacia atrás pienso que no me arrepiento de nada -acotó-, porque después ví que muchos siguieron y aún hoy siguen mi camino y eso para mí ya es un orgullo pero bien medido".
"Una de mis mayores satisfacciones fue siempre que mis canciones dejen algo. Fue así que la chacarera 'Para cantar he nacido' que compusimos con el Bebe Ponti, la cantaron muchos artistas como Abel Pintos, pero lo máximo fue escucharla en la voz de la inigualable Mercedes Sosa que por una cuestión laboral no pude ir a su grabación a la cual me había invitado su hijo Fabián Matus", destacó el cantautor y músico.

En cuanto a la incorporación de un público bien jóven a su conciertos al tocar en reductos rockeros como el teatro Vorterix, Niceto y especialmente teatro de Flores, Horacio mencionó que "la misión del cantor popular es ser la voz del pueblo. Esa siempre fue mi meta, mantener viva la llama de la gente, de la esperanza, sin encasillamientos. Si viene un chico a un recital mío con una remera de una banda rockera o metalera, significa que el logro está cumplido, porque mi música le llegó y por eso siempre tienen las puertas abiertas a mis conciertos".

Como ya es habitual desde ya bastante tiempo, incluso incorporando al sonido Banegas otra musicalidad, lo acompañan sus hijos Cristian "Mono" Banegas en bajo y arreglador musical de la banda, Enzo "Jana" Banegas en guitarra y Franco Giovos en batería.

Con respecto a la pandemia mundial que estamos viviendo a nivel mundial, Banegas dijo que "paró todo especialmente los recitales, tenía fechas comprometidas que se levantaron, también un lugar ya reservado para noviembre que no sabemos que pasará. Pero bueno lamento que hay muchos músicos que no la están pasando bien, porque es mucha la gente que trabaja en un recital y también es cierto que no escuché a nadie hasta el momento hacer algún comentario".

Comprometido, firme en sus convicciones, claro en sus conceptos y por sobre consolidado en su estilo musical que va mucho más allá de la siempre chacarera o la zamba. Ya hay un estilo bien marcado y personal, el sonido Horacio Banegas.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios