Notas
NOTA DE INTERÉS


Fotos: Mariano Longo

13/07/2020

Vistas : 909

RECORDAR


Julio es el mes bisagra de nuestra nación, y lo es también entre las páginas de nuestra cultura. El 9 además conmemorarse nuestra independencia o el natalicio de Mercedes Sosa,  el Ballet Folklórico Nacional festeja sus 30 años de actividad.  Por eso ese mágico cuerpo de bailarines que debutó el 9 de Julio de 1990 en el Teatro Colón de la Ciudad de Buenos Aires; bajo la dirección de Santiago Ayala y Norma Viola, ofrecerá una atractiva programación que se desplegará durante todo el mes.

Así, el elenco nacional de danzas folklóricas, en este tiempo de aislamiento social, nos invita a abrir una ventana virtual para conocer en profundidad a sus miembros, para adentrarnos en los detalles del trabajo que realizan.  Entre otras cosas, la grilla de acciones contará con una gran variedad de funciones virtuales, entrevistas, testimonios de los integrantes del elenco y el estreno de un nuevo ciclo, Con ojos de cine, que  propone visualizar nuestras danzas desde otra mirada.  

 Bailar en tiempos de pandemia 
Rodrigo Colomba,  integrante del organismo desde 2005, dialogó con FolokreCLUB sobre la labor del Ballet en medio del aislamiento: “Cada julio es particular para nosotros y siempre festejamos.  En este contexto diferente,  sin el abrazo fraterno que siempre tenemos los que integramos el Ballet, como hermanos de la danza que somos,  estamos tratando de explorar las redes, compartiendo nuestros recuerdos,  vivencias e historias. Seguimos haciendo las clases de mantenimiento físico vía zoom, tutoriales diferentes tipos,  videos especiales, con creaciones nuevas a pedido de la dirección nacional de arte, realizamos intercambios  internacionales con el ballet nacional de Perú y el de México, entre otras cosas.

Pareciera ser que estar  encerrados nos desactiva, pero en este caso es todo lo contrario. Nos hace explorar una visión nueva de nosotros,  cómo mostrarnos desde lo particular para sumar a lo general. Eso nos tiene muy atareados, muy activos.

A  la vez estamos esperando para salir y volver a brillar en los escenarios, pero no por el hecho frívolo de brillar, sino por el hecho de comulgar entre todos como lo venimos haciendo. Es una necesidad. Es parte de nuestra vida y eso se extraña. es una falta muy grande no poder estar trabajando de manera presencial para identificar desde lo cultural,  desde  lo identitario a cada uno de los argentinos”, señaló el artista.

Por su parte, Mariano Luraschi, subdirector a cargo, subrayó que  el Ballet Folklórico Nacional va más allá del valioso  cuerpo de baile: “Es un gran conjunto de engranajes que gira sincrónicamente y que está conformado además por un equipo artístico- técnico,  administrativos, maestros”, enumeró. 


Sobre las acciones celebratorias, recalcó: "Generamos toda esta programación porque cumplimos con la premisa de quedarnos en casa, pero seguimos en movimiento y queremos estar cerca de la gente y celebrar todo el mes".

Asimismo Luraschi, revelo: “Es imposible, en este aniversario del ballet,  no pensar en sus maestros fundadores, cabezas creadoras: Santiago Ayala –“El chúcaro-  y Norma viola. Para mí, una dupla perfecta de  entendimiento uno con el otro.  Supieron Llevar al escenario el sabor de la cultura de los pueblos, de las comunidades, darle movimiento a poemas de gente del folklore. Han sabido abordar temas musicales del cancionero argentino exquisitamente. Creo que vivieron en un tiempo donde todo eso iba de la mano porque estaba naciendo todo junto.

En ese sentido, este organismo se creó para quedarse, con el objetivo de compartir y poner en un lugar, para que su misma comunidad los vea, a todos los elementos que tienen que ver con su folklore, con su cultura”, le dijo a este medio.

Finalmente, indicó ante el portal de Ministerio de Cultura:  "Esta instancia de aislamiento hace que estos sentimientos se potencien. Parece que todo fue ayer y en ese ayer hay muchas experiencias, personales y grupales. Nos juntamos muchos días a ensayar y a dar lo mejor de cada uno para que se vea lo mejor del Ballet Folklórico Nacional. Hablo desde este lugar que me toca transitar y desde el bailarín que transitó las filas. Sé que también lo sienten cada uno de los integrantes artísticos, técnicos y administrativos del Ballet. Esta pandemia lo que hace es juntar ganas para que la vuelta sea mejor. El bailarín necesita el espacio que necesita un niño para jugar”.

 Celebración extendida 
En este sentido, y para prolongar la fiesta, el jueves 16 de julio, a las 20, a través de las redes oficiales del ballet ( https://www.facebook.com/bfnargentina , https://www.instagram.com/bfnargentina , https://www.youtube.com/user/BFNARGENTINA , https://www.twitter.com/bfnargentina) se ofrecerá  una función virtual que incluirá tangos, triunfo,  malambo sureño y  un homenaje a Norma y Nydia Viola.

Pero eso no será  todo,  sábado 18 de julio, durante el día Internacional de Nelson Mandela se emitirá el  programa Flahsmob,  filmado en la Universidad de La  Matanza. Nuevamente el jueves a las 20, esta vez el 23 de julio la compañía ofrecerá una presentación virtual, con una grilla que incluirá un tributo a Pugliese, y los cuadros “La Santos Moreno”  y  “Canto a la luna”.

Por otra parte, y en el marco del día de la cultura nacional,  el jueves 29 de julio, a las 18 se impartirá una  clase de técnica para malambo, abierta al público,  a cargo de Adrian Verges. Dos horas más tarde, a las 20, se iniciará el  ciclo “Con ojos de cine”. En esta primera entrega, podrá verse “El Sueño de la Pastora”.  Finalmente el jueves 30 de julio  a las 20 tendrá lugar la última función virtual del mes  con “Sueño de amor” y otros cuadros.

El ballet Folklórico Nacional se nuclea en la Dirección Nacional de Organismos Estables a cargo de Mariela Florencia Bolatti, depende  de la Secretaría de Gestión Cultural del Ministerio de Cultura, que instrumenta las políticas públicas para el desarrollo, fomento, difusión y divulgación de todas las expresiones culturales.  Así, acompañar el trabajo de nuestros bailarines resulta no solo vital sino y sobre todo enriquecedor para todo amante de las manifestaciones folklóricas, al tiempo que  fortalece y  mantiene vivo el legado que Norma Viola y Santiago Ayala supieron concebir.  Sin dudas, julio será un mes ideal para acercarse, desde casa, a nuestras danzas nativas, de la mano de algunos de los mejores bailarines de nuestro país.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios