Notas
ENTREVISTA


Fotos: Eduardo Fisicaro

15/05/2020

Vistas : 828

RECORDAR


Hoy, 15 de mayo, Horacio Guarany cumpliría 95 años. Y habrá festejos, más allá de la pandemia. Para ser parte de la celebración, que dará que hablar, FolkloreCLUB dialogó en exclusiva con Yuyo Gonzalo, guitarrista del Potro, quien además fue señalado por el mismo cantor como uno de sus sucesores. En esta nota recuerda a su maestro y asegura que en el aniversario de su natalicio, habrá sorpresas dignas del legado que supo cosechar el padre de “La villerita”.

Además, el discípulo del gran creador santafesino, se reunió en un video con el Chaqueño Palavecino y juntos grabaron un popurrí de obras con las que Guarany enriqueció nuestro cancionero.

¿Qué significado tuvo Horacio en tu vida?
Horacio Guarany fue para mí un padre artístico más que un padrino,  ya que no solo me guió artísticamente hacia mis sueños musicales y mi destino de andar caminos, él fue un amigo y, de alguna manera, mi creador. Hasta me bautizó así espontáneamente,  como lo hiciera una vez con Jacinto Piedra, un día me dijo “vos vas a ser el Yuyo Gonzalo” y así quedé en la memoria y el corazón de la gente. Horacio me llevó de la mano a conocer mi país, a sentir pertenencia por la tierra, a descubrir sus paisajes, no solo los de las postales, también los otros que para muchos pasan desapercibidos. Me transmitió esa manera de celebrar la vida como solo él lo hacía, sembrando en mi alma mil consejos, su sabiduría, sus valores y el amor por nuestra música folclórica para, por fin,  entender todo lo que ella representa para la identidad del pueblo argentino.

Tengan en cuenta que todo esto comienza a sucederme cuando tenía tan solo 15 años de edad, desde aquel día que sonó el teléfono de casa y adivinen… me llamaba Horacio Guarany (mi ídolo) convocándome para integrar sus filas nada más ni nada menos que como primera guitarra en aquel primer recital inolvidable en General Pico, La Pampa. Podrán imaginarse cuánto influyó en mi destino la presencia y la amistad del Cantor de Cantores,  a quien acompañé desde ese entonces por 15 años hasta el último show de su vida allá por el año 2015,  en el Teatro Gran Ituzaingó en donde recuerdo -como si fuera ayer-  que al pasar por su camarín antes de subir a los tablados me dijo con su voz gastada “Estoy cansado Yuyo… me siento cansado” frase que me llamó la atención en ese instante en que solo Dios sabía que ese sería el último recital de su vida.

Alguna vez él te nombró como uno de sus sucesores…
Horacio fue muy generoso conmigo, como lo fue con muchos artistas,  dando siempre la oportunidad a los nuevos valores. Es una de las cosas que me quedaron de él y desde donde puedo,  trato de ayudar a los que están empezando con su talento y un puñado de sueños. Él, con su gran don de humildad, creía que era una pena que yo solo tocara la guitarra durante sus presentaciones,  por lo que en cada recital me presentaba ante su público para que conozcan también mi faceta como cantor y compositor. Me ha presentado de muchas maneras, como un nuevo valor, como su amigo, como su discípulo, pero en los últimos años me sorprendía presentándome como su sucesor ante grandes audiencias, como lo hizo en el festival de Jesús María allá por 2010 o en alguna despedida de año en su casa de Plumas Verdes,  como vi en un video inédito del archivo de mi viejo Roberto Masseroni -que me sorprendió porque ni yo recordaba- . Pero como siempre digo, Horacio Guarany fue, es y será único, no tendrá sucesores.
Por eso esta fecha es tan importante para mí como para los que admiramos su obra y su filosofía de vida.

¿Sentís la responsabilidad de mantener vivo su legado?
Como amigo y discípulo de Horacio siento la responsabilidad de llevar en alto su legado como lo hago cada domingo desde su “Plumas Verdes” en Luján, evocando sus obras fundamentales desde el escenario para que sus admiradores y en especial las nuevas generaciones encuentren en "El Templo del Folklore" un espacio en donde suenan sus eternas canciones y en donde viven sus recuerdos a través de los objetos, galardones y fotografías del museo que montamos ahí, o –por qué no-  encontrarse con sus espacios de inspiración en el gran parque arbolado en donde viven mil pájaros y su "Amigo Guillermo".

¿Qué recuerdos guardás de sus últimos tiempos?
En su gira de despedida “Gracias País” comenzó su derrotero para realizar su sueño de levantar en Luján un “Teatro Criollo” con un gran escenario para recrear obras gauchescas y dar espacio a los nuevos artistas de nuestro folclore. No llegó a verlo realizado. Por eso,  tomé como misión terrenal cumplírselo como el mejor homenaje a mi maestro y amigo: un sueño que,  con mucho esfuerzo y dedicación,  logramos concretar junto a mi compañera Julieta Ramos,  con quien inauguramos el “Teatro Criollo H. G.” Pero además pensé… ¿Cómo el gran creador de tantos festivales no tiene el suyo propio?, así nació el "Festival Criollo Horacio Guarany" que tuvo su primera edición en mayo de 2019,  con gran éxito colmando la sala del Teatro Criollo. Allí me presenté con la misma guitarra con la que lo acompañé por tantos años, la que un día le pedí que firme a lo que me respondió “¿Estás loco? Firmar una guitarra es como escribirle en la cara a una mujer” y un tiempo después me sorprende con una nota que me hizo de puño y letra para que pegue en el interior de mi guitarra que dice “Yuyo, que tu voz acompañe a esas pobres muchachas que se perdieron en el camino” en alusión a su canción “La Villerita”.

Concretaste uno de sus anhelos…
Sí. Y como si cumplirle el sueño a mi maestro fuese poco, recibí una caricia al alma que me desbordó de emoción cuando en ese mismo escenario, soñado por Horacio y por mí en innumerables noches, recibí de manos de su amada Griselda Reato y su hijo Francisco “Pancho” Rodríguez un preciado recuerdo familiar “el poncho de Horacio Guarany” , ese que confeccionó Eulogia Rodríguez en su pueblo de Londres, Catamarca, el mismo que abrigó al cantor de cantores en tantas madrugadas y que vibró con su corazón en los escenarios del país y el mundo por tantos años.

Para este año tan especial en que nos disponíamos a celebrar la segunda edición del Festival Criollo Horacio Guarany, redoblamos la apuesta logrando que el Teatro Criollo H.G. sea declarado como Salón Cultural y Plumas Verdes como sitio histórico por el Municipio de Luján, Los nombramientos tendrán que esperar,  al igual que el festival, por la situación que golpea al mundo a raíz de la pandemia.

¿Celebrarán el 15 de mayo, aún con pandemia?
 Claro, no podía dejar pasar la oportunidad de homenajear a Horacio en el 95 aniversario de su natalicio aprovechando estos tiempos en cuarentena para internarme en el estudio en donde estuve grabando “95 canciones” del Potro y algunas otras sorpresas junto a grandes artistas y amigos como el Chaqueño Palavecino, Facundo Toro, Quique Ponce, Matías Almeida, Silvio Medina (Integrante de Los Palmeras) Chivi López y Laucha Calcaterra (músicos de La Sole) entre otros, para celebrar al gran Cantor el mañana,  15 de mayo, sorpresas que por supuesto compartiremos con FolkloreCLUB.

Horacio te ha enseñado mucho…
Sí. Dicen que la vida son momentos y me guardo de Horacio los mejores, aquellos memorables como  durante su merecido homenaje en el Congreso de la Nación, ese que esperó por años para consagrar la vida de aquel jovencito santafesino que partió desde el Alto Verde con el simple sueño de cantar -sin pensar que llegaría a ser un día el cantor de folclore más grande del siglo XX-Además de dejarme acompañarlo en ese día tan especial de su vida,  que lo encontraba rodeado de tantos amigos artistas consagrados, me eligió para la enorme responsabilidad de cerrar su homenaje cantado su gran obra “Si se calla el cantor”. También atesoro esos pequeños,  inmensos momentos, mis favoritos:  los de largas charlas entre mates,  durante las giras viajando en algún auto, en un cuarto de hotel, en algún aeropuerto o en la calidez de su hogar en Luján,  en donde compartíamos mil historias, la que se pueden contar y las que no...



Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios