Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

Como en Corrientes, pero en Buenos Aires


06/11/2007

Vistas : 2124

RECORDAR


El grupo festejó sus 22 años de trayectoria con su show “En esencia” en el ND Ateneo. De esta fiesta chamamecera, probablemente, surja un disco en vivo.


Buenos Aires cambió de aire el último viernes y le robó un poco de espíritu a la provincia de Corrientes. ¿El motivo? Los Alonsitos presentaron su espectáculo “En esencia” en el teatro ND Ateneo. Así, en la sala se vivió una verdadera fiesta correntina entre acordeones y sapukay.
El show, que se extendió casi por dos horas, recorrió varios de los éxitos de la banda que, actualmente festeja sus 22 años de trayectoria.
Según Luis Moulin: “ En esencia presentar una cantidad de músicas que nos muestran y que significan algo en algún momento de nuestra carrera”.
Así, entre la lista de temas estuvieron: “Puerto Tirol”, “Mi caballo Bayo”, “Ah, mi Corrientes porá”, “El toro” y una mixtura de “Puente Pesoa” y “Amándote”.
Entre chistes referentes a las dietas del verano, Moulin presentó la canción “La modelo”, inspirada en “una huayna correntina”. “No vamos a dar nombres, porque hay mucha gente de Corrientes y quizás alguno la conoce”, dijo entre risas.
El clima del concierto fue festivo de principio a fin, la platea hacía gala de sus sapukay y varias parejas se dieron el gusto de bailar al son del chamamé.
Además, Los Alonsitos no fueron los únicos “famosos” de la velada correntina. Moulin, emocionado y manifestando una enorme devoción por uno de los grandes de nuestro folklore, dijo: “Hoy nos acompaña desde la platea un número uno, una persona que tiene sensibilidad y con su decir nos sitúa a todos como si estuviéramos viviendo esa historia. Está con nosotros un gran amigo, somos sus admiradores: Luis Landriscina”, y todo el Ateneo ovacionó a ese gran artista.
Los aplausos no se hicieron esperar, momentos más tarde, cuando se supo que entre los asistentes se encontraba el ex futbolista Julio “Vasco” Olarticoechea, campeón de México ´86.
La emoción pobló la sala cuando Marcelo Roselli Majul recitó los versos con los que se inicia “Estudiante del interior”.
Entre las novedades, el grupo conformado por Ariel Báez, Marco Roselli Majul, Marcelo Roselli Majul y Luis Moulin premió la fidelidad de su público estrenando la canción “Una pena de amor” que toma el asunto del desamor como sólo Los Alonsitos saben hacerlo: con una conjugación de música y palabras que viene, justamente, a renovar el cancionero popular.
Por supuesto, hubo lugar para los clásicos “Un chamamé y un carnaval”, “Dejate, dejate” y “Ay amor”, entre otros.
El concierto concluyó con la emblemática “Kilómetro 11”, con un teatro eufórico y alegre en clave de chamamé.
De la gira que realizan por el país y esta serie de recitales de “En esencia” es “probable que surja un disco en vivo”, avisaron Los Alonsitos. Así que, ya saben, quienes vayan a los próximos show, vayan practicando el sapukay; quizás queden registrados en el próximo material de los correntinos.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios