Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


Fotos: Diego Nucera

03/02/2020

Vistas : 2886

RECORDAR


La novena luna coscoina de la 60 edición del Festival Mayor de Folklore y canto popular de Cosquín tuvo todos los condimentos para ser la gran noche festivalera en la cual se juntaron distintas expresiones valiosas del canto popular como Jairo y sus 50 años de carrera, el espectáculo “Sureras”, el regreso a escena de grandes exponentes como Enrique Espinosa, Carlos Di Fulvio, Pocho Sosa y nada más y nada menos que Luis Landriscina.


A eso se le sumaron las presentaciones de Por Siempre Tucu, Los 4 de Córdoba, el cierre como broche de oro de Los Nocheros y la vibrante entrega de premios  y los tributos y grandes homenajes a Juan Carlos Saravia post mortem con la entrega del Camin Cosquin legendario (primera vez que se entrega en el festival) y la llegada en el escenario de conductores que pasaron por el escenario Yupanqui como las figuras de Julio Maharbiz, Carlos Franco y e “negro” Miguel ángel Gutiérrez, más Marcelo Iribarne, Maia Sasovsky, los coscoinos Mabel Lema, Fabian Palacios, Marcelo Simón, Rony Vargas  entre otros.


Ya en el comienzo de la velada festivalera fue Jairo quien abrió el juego con un repertorio repleto de climas como recorriendo de alguna forma sus 50 años de trayectoria. Por eso es que entonó con su sapiencia y excelente voz, composiciones como “Chacarera de las piedras”, “La pobrecita” (con una emotiva parte a capella) en tributo a Don Ata, la Milonga del Trovador, dedicada a la memoria del genial Astor Piazzolla y temas como “Carpintería José”, “Los enamorados”, “Balacera” y “Ferroviario” para recordar al gran poeta irrepetible Daniel Salzano.


Le brindó un sentido homenaje al recientemente fallecido Rafael Amor con “No me llames extranjero” y el final con una nueva versión de “Antiguo dueño de las flechas (Indio Tob), con el agregado durante concierto del exquisito aporte de Minino Garay, que se sumó a una efectiva banda que comanda el maestro Guillermo Cardozo Ocampo en teclados, Dhani Ferron en bajo y Yaco González su hijo en prercusión, entre otros.


Seguidamente y sin pausas el emblemático escenario se lleno de música e la provincia de Buenos Aires con las “Sureras”, las payadoras Marta Suint, Susana Repetto y Mariela Acevedo de Uruguay, junto a las cantoras Lucía Ceresani y Karen Arranz.


Por eso entre decimas de las enormes payadoras, surgieron las canciones de las cantoras Ceresani y Arronz como “Llenar de coplas el campo” (en tributo a Don Alberto Merlo quien hubiese cumplido 89 años), “Las carretas”, “Huellas de los pelajes” y “De la huella larga”, convirtiendo la bulliciosa plaza en un templo del folklore.


Promediando la noche llegó el turno de los grandes cantores populares como el caso de Enrique Espinosa de 83 años “el cantor de las cosas nuestras” quien recibió el Camin Cosquín a la trayectoria y le regaló al público temas del estilo de “Las chapecas”, “Si tu supieras”, “Déjame estar”, “Provincia de San Luis”, “Tú” y “Horizonte de octubre” con un interesante grupo de guitarras cuyanas como acompañantes.


Desde Tulumba llegó Don Carlos Di Fulvio secundado por el joven guitarrista Pablo Alessia (quien se lució  con una selección de gatos instrumental)  para interpretar sus clásicos más memorables como “Cerro salamanca”, “Vientre de cabra”,  y las pedidas “Guitarrero” y “Campo afuera”.


Desde Córdoba nos fuimos musicalmente a Cuyo de la mano del cantor Pocho Sosa junto al Dúo Palma Sandoval para dejarnos ese sabor de la tonada y la cueca mendocina como “Mendoza quedate niña”, “Cuyo es amor”, “Calle angosta”, “El duende del vino”, “Tonada de otoño”, “Fuego en Anymana” y el bis con “Los ejes de mi carreta” y su recuerdo en imágenes para la irrepetible “negra” Mercedes Sosa.


Otro de los momentos memorables y emocionantes de la noche fue la llegada a escena del gran cuentista y decidor Luis Landriscina quien deleitó a su público que lo festeja dos cuentos y recibió en manos del jefe comunal Gabriel Musso (activo toda la noche) la guarda de Cosquín, recordando su primera llegada al valle de Punilla con la delegación del Chaco.


Siguiendo con los clasicos fue el momento de Por Siempre Tucu (Coco Martos y Roberto Pérez) con el grupo Yuchán, para entonar Nostalgias tucumanas, “No quisiera quererte”, “Mujer niña y amiga” con el cantor tucumano Héctor Saleme, Pescador y guitarrero, “Zamba de amo y mar”, “Nada tengo de ti”, “Anoche no dormí” (coreado por la gente), y la “Luna tucumana”.


Los 4 de Córdoba también deleitaron con la experiencia de más de 50 años y eligieron un repertorio acorde para el momento con “Mama vieja”, “Que nadie sepa mi sufrir”, “Zamba para olvidar”, “Amandote”, “Soy cordobés si señor”, “La vida va” y La Oma, pero la frutilla del postre fue compartir en el escenario un homenaje a la memoria del querido gordo Juan Carlos Saravia y junto a sus hijos Facundo, Santiago y Carolina y Los Nocheros cantaron “La nochera”.


El querido Chalchalero Juan Carlos Saravia recibió por primera vez en la historia del festival post mortem el Camin Cosquín legendario.


En el final de la velada de la noche de los adioses, de los pañuelos como decía el “negro” Miguel Angel Gutierrez. Llegaron Los Nocheros quienes no sólo mostraron sus temas nuevos como “Si me dices que si”, “Sol nocturno”, “La guitarreada”, “Soy de Salta”  y “que pisen mis huellas”, llegaron sus clasicos de siempre “Sin principio ni final”, “Tómame”, “Soy como soy”, “Canto nochero”, “Canción del adios”, “Roja boca”, “No saber de ti”, “Vuela una lágrima”, “Materia pendiente”, “La yapa”, “Chacarera del rancho” y como es habitual en sus cierres, el himno de zamba carpera “La cerrillana”.


En cuanto a los premios fueron los siguientes:  Destacados de los espectáculos Callejeros: Abuelo Algarrobo, Puelchana, Los Videla; Destacado de la peña oficial 2020: Dúo Los de Minetti; Mención especial por parte de la prensa y Sadaic: Cuarteto Karé; Revelación del Pre Cosquín: Picahuesos Malambo y la Consagración del festival para Adrián Maggi, más que merecido como artista y como estímulo para el canto surero.


Mientras que los premios de la Feria de Artesanías Augusto Cortazar, fueron: Ana María Flores de Catamarca en el rubro hilados y Víctor Nicomella de Lanús, provincia de Buenos Aires en el rubro joyería.


Por :

Luis Digiano

Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios