Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


22/04/2005

Vistas : 1931

RECORDAR


Claudio Sosa presentó el sábado en la Peña del Colorado su nuevo disco “En son de la tierra nueva”. Con su compromiso de siempre y con jóvenes autores renueva el cancionero. Canta y cuenta lo que pasa en nuestro país…

Entrar a la Peña del Colorado es tocar en el aire las costumbres mismas, apretar en nuestras manos el arte que cuelga de sus paredes, disfrutar de la caricia de una avalancha de guitarreadas o saborear las comidas mas típicas de nuestra Argentina.   Un lugar de encuentro y de costumbres argentinas, en esa fue la mirada en la que se posó Esteban López, personaje conocido para la gran mayoría como el “Colorado”. Nació en Necochea y desde ya hace varios años que viene empujando en este camino, con la simple idea de que la música folklórica ocupe el primer lugar. Ese fue el marco elegido por Claudio Sosa para presentar el sábado por la noche  su quinto trabajo discográfico “En son de la tierra nueva”. El disco salió al mercado hace 20 días, contiene 13 temas, algunos compuestos con Pablo Dumit y el Topo Encinar, como “Barquitos”, “Para ver una mañana” y “Milonga para una vidala”. También se incluyen “Agosto en Tucumán”, de Osvaldo Costello, “La improlija”, Pepe Núñez, “Zamba misquilla”, del “Duende” Garnica y “Tristecito”, de Bruno Arias. Desde el escenario bautizado “Mercedes Sosa”, Claudio junto a “Lalo” Romero (Bajo) y  Diego de la cerda (Percusión), fueron capaces de transmitir un renovado cancionero y el compromiso de siempre. Pasadas las 22:30 se escuchó el primer acorde, una zamba marco el inicio de un espectáculo claro en cuanto al sonido e intimo por el cariño y el silencio del público. Se asomaron en la noche “Balada del cantorcito”, “Milonga para una vidala”, un gato “Sembrando panes” …y para el final, dejó reservado el tema que le da nombre al disco “En son de la tierra nueva”.   Con luz tenue y apoyado sobre un banco pronuncio sólo palabras de agradecimiento. A sus amigos, gente conocida, personas que fueron el sábado a empujarlo a que siga cantando y editando. Luego hablo de de su nuevo hijo: “El disco trata de juntar un puñado de autores muy importantes de formación, de amistad, cantar y contar lo que pasa en nuestro país.”   Después de casi 2 horas de canto, nada más quedaron los aplausos y la alegría de un público que colmó las instalaciones de la Peña y que quería seguir disfrutándolo. Ahora queda en nuestras manos jugar a ser jueces y seguramente darle el visto bueno a este nuevo trabajo.   La Peña del Colorado, se enciende todas las noches en el barrio de Palermo y es uno de esos lugares necesarios para que el fuego de lo nacional siga latente entre esas personas buscadoras de lo nuestro. Una casa cálida para sus visitantes y para los tantos artistas como en el caso de Claudio Sosa que sueñan con su propuesta y no se quedan sentados esperando que pase el tren, sino que lo salen a buscar.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios