Notas
ENTREVISTA


24/10/2019

Vistas : 1516

RECORDAR


Vero Marjbein regresa el sábado al CAFF (Sánchez de Bustamante 772, 20:30 Hs) para recorrer nuevamente el atractivo itinerario de “Lo que estalla” su primer trabajo como solista. Antes de subir a escena, en compañía de Ezequiel Parodi, Juan Pablo Traverso y Juan Cruz Donati, la compositora dialogó con FolkloreCLUB sobre sus influencias, el proceso creativo para arribar a cada canción y la necesidad de que se aplique la ley de cupo femenino en los escenarios. Además, aseguró: “Existe un folklore feminista”

En junio presentaste "Lo que estalla" en el CAFF ¿cuáles son tus sensaciones, al volver cuatro meses después al mismo lugar?
Una alegría inmensa, como el primer show, pero con menos nervios y más consciencia. Una presentación perfeccionada si se puede decir así, con la música y el espectáculo más madurado.

¿Cómo evaluás el recorrido del disco, desde su lanzamiento hasta ahora?
La verdad es que lanzar el disco fue, como suele ser, un gran impulso creativo, un movimiento interior que sale, y no tenía expectativas al respecto de qué podía pasar con él. Me sigo sorprendiendo de la gente que me escribe y me dice de cómo cambió su día, o que incorporaron algún tema a su grupo de danza, o que ha servido de soporte para ayudar a dar alguna clase o algún mensaje vinculado a la temática de género. Estoy realmente sorprendida y esperanzada también de que siga rodando.

Tu folklore está en consonancia con lo urbano y el rock , y desde su poética se lo vincula con el movimiento feminista ¿considerás qué existe un folklore femenino o feminista, como encuadrás a tu obra en ese contexto?
Creo que sí existe de a poco un folklore feminista, y no sólo por composiciones como las mías que se refieren específicamente a género, sino al momento de cantar sobre mujeres de algún modo (creo que es el modo más antiguo de feminismo en nuestro cancionero folklórico); tampoco creo que hacer folklore feminista implique sí o sí componer: pensar con consciencia un repertorio también lo es, así como hablar en un show antes de tocar algunas canciones que merecen ser explicadas, o al momento de explicitar consignas como "por más mujeres en los escenarios". También creo que es diferente el folklore compuesto por mujeres, estamos poco acostumbrados y acostumbradas a escucharlo, hablar de un yo en voz femenina. Pero somos cada vez más, sin dudas.

En este sentido, desde que lugar o motivación creás tus composiciones, o un tema como "Cómplice" que refleja un fuerte compromiso y alza una voz de denuncia que se multiplica?
Mi modo de componer es caótico. No pensé de antemano en componer canciones que hablen de género; es algo que brotó en mí, algo que se me hizo voz y melodía. Y así con cada uno de mis temas, no pienso de antemano sino que fluyen y luego toman su destino, el de la canción misma. Siento que como artistas tenemos una antena, un canal para expresar. A veces las temáticas son más individuales o introspectivas, y otras veces como en Cómplice o Lo que estalla lo colectivo y lo urgente se hacen canción, arte y voz.

Tocaste en tres escenarios del ENM en La Plata, y te has sumado a diversas convocatorias en cuanto a género ¿cuál es tu balance de esas experiencias, cuáles son batallas ganadas y las pendientes?
De las batallas ganadas creo que la más importante y fundamental es ir juntas, cada vez más dejar la lógica del aislamiento y la rivalidad. Ir juntas es profundamente revolucionario.
También destaco el poder hacer, llevar a cabo entre mujeres grandes eventos políticos, artísticos entre tantos otros; así como poner en debate y visibilizar muchas de las tremendas desigualdades y violencia vinculados al género.
Por supuesto que hay pendientes, muchos para seguir pensando entre mujeres y entre todos también, y poder lograr un mundo más de iguales, un mundo mejor para todos.

¿Cómo crees que repercute la ley de cupo femenino en los escenarios hoy?
En lo que más repercute en mi opinión es visibilizar y poner el tema en boca de todos. No creo que en el folklore aún haya habido demasiado movimiento, salvo en que de a poco como mujeres nos vamos uniendo y vamos más juntas. Esperemos que la ley sea realidad y poder contar con más voces de mujeres en nuestro arte y en los escenarios.

¿Qué te llevó a versionar a Charly con esa obra suya en particular y cómo describirías la participación de Bruno Arias?
Charly es mi mayor referente sin dudas; si miro hacia atrás cada momento de mi vida es una canción suya. Por eso siempre versioné sus temas y al pensar en sacar mí álbum solista ya sabía que grabaría alguno, y finalmente fue A punto de caer; por una parte porque es de esos temas no tan conocidos de él, y por otra, su mensaje me conmueve profundamente: en esos momentos que tocamos fondo está esa verdad que sólo se presenta en esa circunstancia, "música es lo que das", para mí de las frases más bellas de todo el repertorio; encontrar en ese momento qué venimos a aportar a este mundo; quería dar ese mensaje, quería que fuera parte de Lo que estalla.
Con Bruno nos conocemos desde hace más de diez años, y en cuanto le propuse enseguida aceptó. Creo que la versión terminó de tomar su forma con las hermosas voces que tan generosamente interpretó.

¿Qué encontrarán quienes asistan al CAFF el próximo sábado?
Van a encontrar una gran puesta multiartística: desde la danza, las luces, los bloques, y un gran foco obviamente en lo musical, con tremendxs artistas. Una gran fiesta para escuchar y bailar. Abrirá Paula Suárez en piano, mis hermanos de Correntada, Yoli Campos, Camila Warner; varios temas a tres violines con Elis Roig y Jacquelin Brosky, Jerónimo Guiraud, Florencia Vijnovich y el grupo de Folklore Pies a Cabeza en danza y la tremenda banda que me acompaña y que es responsable de este disco que estalla: Ezequiel Parodi en guitarra, Juan Pablo Traverso en bajo y Juan Cruz Donati en batería. Será una noche inolvidable para compartir.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios