Notas
ENTREVISTA


27/09/2019

Vistas : 1916

RECORDAR


Juancito Avilano (Guitarrita, luthier, tocó con Juanjo) y Juan Martín Di Salvo (cantautor, integra el dúo Suburbio) organizadores del evento nos cuentan sobre éste homenaje.

Un grupo de artistas amigos de Juanjo Domínguez se reunirán para homenajear a uno de los más grandes guitarristas de la música popular argentina, el domingo 29 de septiembre a las 18 hs, en el escenario de Casa Municipal de la Cultura de Almirante Brown.

Los músicos y gestores culturales Juan Martín Di Salvo y Juan Manuel Avilano organizaron este Concierto evocación a Juanjo Domínguez al que se sumaron grandes artistas como el gran cantor Enrique Espinosa, el Horacio Avilano Cuarteto, el virtuoso acordeonista Germán Fratarcángelli, el cantor Beto Solas, la cantante Majo Lanzón, los guitarristas Hernán Fredes, Federico Gareis, Carlos Lizondo, Moscato Luna y el dúo Suburbio (Di Salvo y Piri Delgado).

¿Por qué decidieron homenajear a Juanjo Domínguez?
Di Salvo: Juanjo ha sido y es el "padre artístico" de más de una generación de guitarristas en Argentina. Logró desarrollar un estilo muy propio en el sonido y en la impronta del instrumento, creo que si hubiera que definirlo deberíamos hablar de alguien que logró ser "clásico y moderno": pudo evidenciar la transgresión e innovar sin perder nunca la perspectiva de la tradición. Creemos que cuando un artista consigue dejar una marca como esa, la evocación debe ser permanente en pos de lograr que el aporte de Juanjo tenga el eco que merece. Queremos que este evento sea un punto de partida hacia allí.

 ¿Qué es lo que más destacan de la obra de Juanjo?
Avilano: En primer lugar su obra es amplia y abarcativa. Grabó en más de 130 discos, de los cuales 24 fueron como solista, navegando por los más diversos géneros latinoamericanos y del repertorio clásico. Pero su forma de respetar las raíces de cada uno de estos géneros es lo que lo hace diferente.

¿Cómo fue recibida la propuesta por parte de los artistas invitados?
Avilano: Hubo una gran sintonía entre todos. Es un grupo de artistas que a la hora de la convocatoria dejaron sus agendas de lado y se brindaron con todas las ganas, respeto y alegría. Muchos de ellos compartieron largas horas con el maestro y -juntos o separados- se unen en un mismo escenario para dejar como ofrenda lo mejor que saben hacer: la música.

 ¿Es más significativo realizarlo en Alte. Brown el homenaje?
Di Salvo: Sí, porque Juanjo eligió a Almirante Brown (exactamente a la ciudad de Burzaco) cómo su pago adoptivo, como un gran amor, vivió gran parte de su vida allí y desde allí desarrolló una parte importante de su carrera también.

 ¿Qué expectativas tienen de éste homenaje?
Di Salvo: La idea es construir y aportar a nuestra música popular del modo en que Juanjo lo hizo: hacia adelante e innovando pero partiendo de la difusión de quienes han sido cimientos en la construcción de nuestros sonidos y nuestro cancionero. La idea es seguir fomentando y poner en "debate permanente" nuestros sonidos y nuestra canción popular. Volver siempre a la guitarra que es, fue y será el símbolo de nuestra tradición y de nuestra canción. Queremos "desempolvar" la palabra tradición, quitarle solemnidad y "bronce". La proyección de nuestra canción, a nuestro entender, no debería desperdiciar el enorme aporte a nuestras tradiciones que han hecho los artistas estructurales de nuestras músicas populares y creemos que Juanjo es un gran ejemplo de cómo plasmarlo, él supo sacarle el mejor de los réditos artísticos.

Juanjo Domínguez nos dejó el pasado 10 de febrero, a los 67 años, aunque vivía en Burzaco había nacido en Junín un 23 de octubre de 1951. Aprendió a tocar el instrumento de muy chico, se recibió de profesor de guitarra a los 12 años, edad a la que ya tocaba tango. A los 15 empezó a acompañar al cantante melódico chileno Rosamel Araya. Tocó con María Graña, Horacio Guarany, Armando Manzanero, el Chango Nieto y Roberto Goyeneche, entre otros. Participó en la grabación de más de 130 discos de otros artistas y editó otros 24 álbumes como solista. Fue uno de los más grandes guitarristas de la música popular argentina, creador de un estilo inconfundible, que se movía con igual maestría dentro del tango y el folklore.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios