Notas
ENTREVISTA


Fotos: Pablo del Pozo

04/04/2019

Vistas : 338

RECORDAR


Porta un apellido muy importante para la historia del folklore argentino, comenzó su carrera allá por 1992, un 20 de enero en un homenaje a su padre, en la esquina de la confitería Europea de Cosquín.

Desde niña en casa respiraba folklore, y sus catorce discos editados son el reflejo de esa brisa que rondaba por los rincones de su hogar, se hizo Cañuelense por adopción, estamos hablando de Yamila Cafrune, una mujer reconocida por su recorrido arriba de los escenarios, que además fue premiada por Senado de la Nación la Mención de Honor Juana Azurduy de Padilla, con más de 25 años de trayectoria nos cuenta sobre lo que le dejó Cafruneando y sus sensaciones del folklore.  

Después de la gira por España ¿Cómo ves el folklore en el extranjero?
Estuve en España y un solo día en Lisboa, y te puedo asegurar que la gente que te va a escuchar no es solamente argentina, sino oriunda de allá y que les gusta mucho, y si les vas a ofrecer un folklore tradicional como el caso mío, la gente lo recibe con los brazos abiertos.

¿Crees que está volviendo el folklore tradicional que todos conocemos?
Ojalá pienso que la vida es como un ciclo en un montón de cosas, primero es lo más tradicional o típico, después van agregándose cosas, y luego vuelven a las raíces si es así nosotros hemos sido unos visionarios tremendos porque hace como cuatro, cinco años que vengo tocando con cuatro guitarras, pero creo que la gente necesita volver a sorprenderse con algo nuevo, y lo nuevo no es cuánto más instrumentos pongas sino cuanto más sencillo y puro lo hagas.

Al recorrer todo el país ¿cómo notas el folklore en los jóvenes?
Noto que hay mucho folklore en los chicos y en los jóvenes, más de lo que podemos llegar a ver en una ciudad grande como Capital Federal, donde si bien hay una confluencia de provincianos no hay tanto folklore como puede haber en una ciudad como Córdoba, pero no veo que haya una captación de mayor de un público joven, si me parece que hay otros géneros musicales que van siendo desarrollados en base al folklore que sí los tiene como atrapados.

Cafruneando, ¿qué satisfacciones te trajo?
Todas las que te puedas imaginar, primero que fue un homenaje que le quería hacer al Papi en virtud de sus 80 años, por eso lo hicimos un solo año nada más y ahí se terminó, y no te puedo explicar lo que fueron las satisfacciones porque fueron a todo nivel, desde que la gente lo recordara, que la gente se levantara y los guachos se pusieran de pie, paisanos que a lo mejor no salían del campo, salieron a escuchar el Cafruneando y se pusieran de pie, y se sacaran el sombrero y lo pusieran en el pecho en señal de respeto por la canción que estaba haciendo en ese momento, o que te dijeran que ellos habían estado cuando el Papi había estado en tal pueblo, todas esas cosas que te puedas imaginar, esas satisfacciones las hemos tenido haciendo el Cafruneando, la verdad fue uno de los espectáculos más queridos para mí.

Teniendo un apellido muy importante para la historia musical, ¿se te hizo más fácil o difícil empezar la carrera musical?
No creo que haya sido más fácil o difícil que a cualquiera, muchas puertas se abrieron gracias al apellido, eso no te lo puedo negar, pero cuando te abren esa puerta vos tenés que demostrar que vales lo que vale el apellido, tneés que salir a ganarte a la gente, yo siempre digo el famoso era el Papi Jorge Cafrune, Yamila Cafrune se tiene que abrir las puertas por ella misma, ser la hija de alguien no te garantiza que sirvas como cantora, arquitecta, abogada o lo que sea.

También sos abogada ¿Cómo te decidiste a ser cantante?
Yo canto desde muy chiquita, y la abogacía me encanta, de hecho soy profesora en la Universidad de Morón en la Facultad de Abogacía con sede acá en Cañuelas y eso me termina de complementar, pero lo hago desde chiquita y cuando terminé mi carrera de abogada lo hice como una participación con Víctor Velázquez en Cosquín en un espectáculo callejero y de ahí en más siempre estuvo presente el canto y empezaron a contratarme y fue algo que se fue dando y me di cuenta de que con eso podía vivir, mantener a mi familia y eso me llena de esperanza y gratitud hacia la música y hacia la gente que le gusta lo que uno hace, la abogacía es una parte de mi vida pero la música me termina de complementar.

¿Qué importante es la Ley Nacional del Folklore?
Mucho muy importante, esto viene desde la época de Perón, ahora se empezó a movilizar otra vez, pero desde esa época ya había una ley que decía que tenían que dar folklore como materia en las escuelas y la ley de medios decía que tenía que asegurarse un porcentaje de música nacional en las radios y en la televisión, y después viene esto de la ley en las escuelas, por eso es importante para los cantores y cantoras que exista una ley que el folklore tiene que estar en las escuelas, cuando el folklore no es privativo del música, estamos hablando del folklore como tradición, ojalá la diputada Claudia Giaccone en Santa Fe como las diputas que lo están haciendo en Capital Federal a nivel del Congreso Nacional, puedan ser escuchadas porque eso hace a la tradición y al sentido de pertenencia.

¿Se ven más mujeres en el folklore que en otras épocas?   
No, pienso que hemos conservado los lugares, de hecho estoy en un grupo de mujeres que estamos pregonando para poder tener participación en los festivales porque muchas veces vemos que la gran mayoría de las programaciones de los festivales son un 80-90% varones, no creo que estemos con mayor participación lamentablemente.

¿Alguna anécdota que recuerdes de niña?
He tenido la suerte de compartir con mucha gente como con Julia Elena Davalos, como con Jaime Davalos, pero con el que más compartí fue con el Papi cuando me podía llevar a algún festival, y por ejemplo los veía a los Chalchaleros y que con la voz de don Juan Carlos (Saravia) diga esta canción se la vamos a dedicar a Yamila que es la hija mayor del Turco y que a los diez años los Chalca te dediquen una canción es maravilloso y siempre están en el recuerdo.

¿Notas la presencia de tu padre en el folklore?
Sí, absolutamente el Papi está en forma permanente y con la gente está permanentemente en el recuerdo muy presente con la gente de campo sobre todo, y hay algo que el Papi tiene con la gente es que la gente se identifica con él y con su canto y eso no se lo va a poder sacar nadie ni siquiera con el paso del tiempo, la gente que ha representado y se la ha jugado por el pueblo en un escenario va a ser muy difícil que la gente no se acuerde de ellos, hay pueblos de 1500 habitantes y lo recordaban con un inmenso cariño, no hubo  un pueblo donde yo fuera que la gente no me dijera por acá pasó tu viejo y eso es maravilloso. A veces me sorprende cuando algunos periodistas me dicen tendríamos que hacer algo para recordar a tu papá y no les digo, no me parece porque se acuerdan mucho y en forma permanente y estoy feliz de la forma que se acuerdan de él.

Después de los festivales veraniegos, ¿cómo sigue tu año?
Vamos a grabar si Dios quiere un nuevo disco, subiendo el material digitalizado en las redes como en mi canal de YouTube donde podes encontrar Cafruneando me parece que hoy la gente compra pocos discos y me parece importante estar en las redes para que la gente nos escuche de forma gratuita, estando presente en la casa de todos, sé que es desventajoso  para el cantor o la cantora porque no cobramos regalías y demás pero gente como nosotros de producción independiente nunca viví de regalías, a mí lo que me interesa es que si sos parte de una comisión de un festival tengas mi disco, lo puedas escuchar y si te gusta puedas contratarme.

 PRÓXIMAS PRESENTACIÓNES 
06 de abril | Esteban Echeverría - Buenos Aires
14 de abril | Jesús María - Córdoba
26 de abril | La Plata - Buenos Aires


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios