Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


17/02/2019

Vistas : 409

RECORDAR


El multinstrumentista Roman Ramonda, el armoniquista y cantautor Fabricio Rodríguez y Los Pampas fueron las grandes figuras de la tercera noche de la 45 edición del Festival de Música Popular Argentina de Baradero "Ciudad del Encuentro", en una velada distinta que tuvo como punto final a propuestas bailanteras y cuarteteras de Cenizas, Banda XXI y Jorge "Toro" Quevedo.

Roman Ramonda quien se llevó dos distinciones obtenidos durante el año pasado recibiendo sus galardones en el escenario, cumplió con creces su actuación al frente de su piano, su acordeón y la banda, haciendo un rico recorrido de chacareras, clasico, tango y hasta una marcha turca marcando los climas en su impecable perfomance.

Fabricio Rodriguez oriundo de Villa María y ex integrante de la agrupacion rockera Mr Mojo mostró con su sapiencia habitual la mixtura del folklore con el rock, pero siempre sin perder la identidad de la pieza. Los momentos claves se vivieron con: "Eterno amor", una versión muy bien lograda de "Un beso y una flor", la introduccion del Himno Nacional Argentino para darle pie a "Puerto Tirol" con chamamé incluido y el clima lo marcó su composición "Un día a la vez".

Los platenses Pampas (mención especial Baradero 2018) revalidaron su premio ante una platea que vibró con sus canciones y eligieron un repertorio medido y adecuado a la velada desde el título de "Paisaje de mi tierra". Un paseo musical por los grandes creadores del folklore argentino con composiciones de la talla de "La flor azul", "Sargento Cabral", "De mi madre", "Luna carnavalera" y "La algarrobera" le dieron el toque clásico a la calurosa noche de Baradero.

De Cosquin llegaron los Ceibo con un puñado efectivo de chacareras y zambas fieles a su estilo de hacer bailar a los presentes con "Piel morena", "Cantor de chacareras", "Soltero y borracho", "Juan de la calle", bajaron los decibeles con "Seminare" de Charly Garcia y luego lo retomaron con zambas de la talla de "Jamás", "Luna tucumana" y "De Alberdi".

Los locales Mizares mostraron lo suyo demostrando que se puede ser profeta en su tierra con un ajustado y acorde repertorio donde sobresalió la versión de "Mujer, niña y amiga" y los Ñaupa Cunan le pusieron toda su juventud y entrega con un balanceado repertorio entre los clásico y lo innovador.

El toque de distinción de la velada se lo dio el cantautor Ramiro Abrevaya quien mostró una canción con fundamento combinando la balada, el rock y el toque folklórico muy bien secundado por el Coro Municipal La Cora de Baradero dirigido por el maestro Sebastián Concilio, con un ensamble perfecto y más allá de sus propias creaciones, entonó una cuidada y ambiciosa versión de "Lo que busco", cuyo título original es "Todavía no puedo encontrar lo que busco " de la increible banda U2.

El Ballet Municipal Sixto Palavecino como es habitual le pone color a la apertura del festival y los Pre Baradero tuvieron su lugar pugnando por la revelación que se conocerá hoy en la cuarta y última velada, pero que al tocar muy temprano el masivo público no tiene la oportunidad de esducharlos.

Así pasaron: Ricardo Miner en el rubro Solista tango masculino; Irigaray-Madia, pareja de tango tradicional; La Cañada, conjunto folklore tradicional, Colque-Pérez, pareja zamba tradicional; La Clavija, conjunto instrumental y Agustín Isismendi, solista de folklore.

El final de la velada estuvo a cargo de las bandas bailanteras, cuarteteras como Banda XXI y Jorge "Toro" Quevedo que musicalmente no admiten comentario. El público feliz por el baile, la música ausente.


Por :

Luis Digiano

Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios