Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


07/02/2019

Vistas : 274

RECORDAR


Con un estadio colmado, Raly Barrionuevo; El Dúo Coplanacu , Néstor Garnica y Peteco Carabajal cerraron la última noche de la 28 edición del Festival Nacional de la Salamanca.

En la noche final, el escenario Jacinto Piedra contó con la presencia de las figurar que desde sus comienzos lo vieron nacer. Pasadas las 22 hs el estadio Madre de Ciudades del Club Sarmiento vibró al ritmo de El Dúo Coplanacu, quienes desplegaron su amplio repertorio: “Tenemos asistencia perfecta en este festival”, fueron las palabras de Julio Paz al subir al escenario. Con más de una hora de show , “Los Copla”, recorrieron sus grande éxitos.

Con público entusiasta con no dejo de ovacionar a sus artista la adrenalina tuvo sus máximo momento cuando subió a escena la figura del virtuoso del violín, que presentó “Coplas del violinero”, su último trabajo discográfico. Con un público de pie quienes tarareaban sus canciones Néstor Garnica hizo un despliegue de sus canciones y dejo bien marcado el lazo que lo une a sus ciudad y a sus público y que lo posiciona en uno de los artista preferidos del folklore nacional.

Oportunidad en que el intendente Plablo Mirolo le entrego un reconocimiento por su aporte a la cultura bandeña.

Entrada la madrugada y para coronar una velada de gloria subió al Jacinto Piedra Raly Barrrionuevo, quien interpretó temas de su placa “La niña de los Andaminos”, para luego continuar por sus clásicos, “La Rafa Tauriño”, “Chacarera del Exilio”, entre otros grandes éxitos.

Con publico que no dejo de bailar, el artista friense invitó a cantar una chacarera a Manuel Orellana integrante del Orellana Lucca y de esa manera recordar lo que fue sus principio en la música.

Zambas, gatos y chacareras completaron un selecto repertorio donde el cantor deóo fuertemente marcado su estilo.

Marcelo Toledo, Orellana Lucca y Peteco Carabajal fueron los encargados de apagar el fuego salamanquero hasta el próximo año.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios