Notas
ENTREVISTA

''Cuando se lo desentierra al diablo del carnaval uno puede hacer lo que quiera''


28/08/2017

Vistas : 2070

RECORDAR


Que la música andina es especial a los oídos no caben dudas, y si viene desde Jujuy mucho mejor. En una charla exclusiva con Santiago Cucchiaro uno de los tres integrantes de Diableros Jujeños, los otros son Javier Pérez y José Luis López,  nos fuimos metiendo en el mundo de los carnavales más significativos de la región.

Los Diableros Jujeños sacan su primer disco en 2012 titulado Jujeños Jujeños en el Teatro José Hernández, el disco no tenía temas propios eran covers, el productor de ese disco fue Raúl Lovadenz, un año más tarde grabaron su primer DVD en vivo en el Teatro Mitre, ese mismo año fueron invitados a Cosquín y en Diamante salieron grupo Revelación, desde el 2015 que son invitados consecutivamente a Jesús María y en ese año también fueron teloneros de los Tekis en el Luna Park. Como se ve el grupo va creciendo y eso lo demuestra la cantidad de seguidores que día a día se les van sumando.

¿Cuándo arrancó esta idea?
Arrancamos en 2009 siendo el Dúo Diablero y un año más tarde se incorpora José Luis López el cantante y pasamos a ser Los Diablero Jujeños. En el inicio del Dúo jujeño,  con el cantante anterior teníamos una amistad de años, compartiendo la música guitarreada las casas y asados, éramos guitarreros de la noche y de la nada nos fueron llamando para que toquemos y se fueron dando las cosas, decidimos armar el dúo teniendo 18 años, y acá en Jujuy todos nos conocemos y llegamos a los escenarios de festivales y los tomamos con compromiso, y ahí llega Javier Pérez que llega al grupo antes de que vaya Maxi Gil, que era el cantante,   y cuando se va maxi, Javier lo llama a José Luis que habían compartido grupo anteriormente, y José Luis que le decimos búho no dudo se vino a Jujuy, estaba en Córdoba, y empezamos a tocar obviamente música jujeña, y hasta el día de hoy seguimos tocando.

¿Alguna anécdota especial con algún colega?
Con Sergio Galleguillo compartimos escenario juntos nos invito y fue una linda experiencia, el gallo tiene un gran carisma es una gran persona y siempre compartimos con él, en Jujuy en la Chaya y Santa Clara de Punilla. Y obviamente que con los Tekis también, además de haber toca y compartido escenario tenemos una amistad compartiendo guitarreadas.

¿Qué significa el carnaval para los jujeños?
El carnaval jujeño es muy especial, además de los festejos, es muy especial porque desde chiquitos que vamos a carnavalear al norte o vienen las comparsas, la ciudad se paraliza, es algo muy lindo el carnaval jujeño es algo que no se puede perder, y año a año va creciendo, muchos visitantes vienen del todo el país. Particularmente desde que tenemos el grupo tratamos de estar en Jujuy para participar y tocar, hay veces que no podemos.

¿El diablito viaja con ustedes?
A todos lados llevamos nuestro diablito, no lo enterramos como se hace después de carnaval, lo dejamos con nosotros que siga carnavaleando, y el diablo representa la alegría es la fiesta que todos tenemos adentro y sacamos para carnaval, no es un diablo de la maldad sino de la picardía, alegría, y en Jujuy representa eso, cuando se lo desentierra al diablo del carnaval uno puede hacer lo que quiera, puede divertirse sin que nadie lo juzgue sin tener prejuicios y son esos días en que uno puede endiablarse.

¿A qué se debe tanto crecimiento?
Estamos muy comprometidos, vemos que hay un crecimiento año a año, y como todo grupo uno empieza porque le gusta la música, como hobbie y las cosas se van dando y le vamos poniendo más compromiso con el tiempo, mas ensayos, y gracias a Dios se nos están abriendo muchas puertas, estamos tocando en provincias donde no habíamos tenido la posibilidad de tocar, y con toda la expectativa de seguir creciendo, de seguir tocando por el país llevando nuestra música nuestra bandera jujeña, eso es lo que queremos y lo que deseamos.

¿Algún lugar que recuerden de sus inicios?
El primer festival grande que pudimos tocar en Jujuy fue el Festival del Quesillo, por diciembre en San Antonio,  un festival grande con mucha gente, un público distinto ya que nosotros nacimos con la fiesta provincial del Estudiante, y siempre tuvimos un margen de público de nuestra edad, pero nos fuimos animando, tocando en festivales y la gente lo acepto.

¿Cómo es tocar en lugares tan reconocidos?
La alegría de tocar en escenarios tan importantes, y siempre están los nervios antes de subir, como en Jesús María que hay mucho público y eso es muy fuerte, es muy lindo sentir eso, sentir el aplauso, que bailen y canten lo que estas tocando es muy lindo eso.
Y en el Luna Park también nos pusimos un poco nerviosos, subir a ese escenario tan importante con la historia que tiene con los artistas que han pasado y pensar que íbamos a subir ahí estábamos muy nerviosos, no sabíamos cómo nos iba a ir, si la gente nos conocía, y ver que cantaban es muy lindo sentir eso, nos da alegría.

¿Ven un resurgimiento de la música norteña?
Se nota en los últimos años que hay un espacio en los escenarios en los festivales del todo país y siempre hay un espacio para los jujeños últimamente, este crecimiento viene con el auge de los Tekis obviamente, y también con el trabajo de muchos grupos que venimos atrás trabajando y tomándonos esto con compromiso, y nos ayuda a seguir trabajando.

¿Los instrumentos de vientos la hacen especial?
La música andina está caracterizada por los instrumentos de vientos que son muy conocidos acá en el norte, pero quizá en Bs As no tanto, y acá en Jujuy están muy impuestos estos instrumentos, ya que se enseñan en la escuela y no es para nada raro, para nosotros es un instrumento común y se ven muchos en las guitarreadas, y también vi que muchos grupos de otras provincias los han incorporada y hay muy buenos músicos en todos lados que no son del norte.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios