Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


01/04/2016

Vistas : 2344

RECORDAR


Cuando la música e estudio toma lugar en las creaciones del cancionero popular se expanden los horizontes de interpretaciones y sonoridades. Propuestas de estos tiempos que corren, donde las obras de Don Andrés CHazarreta se entreveran en un sonido de ciudad, sin dejar de perder de vista el regionalismo; Los Chaza después de un mes de vacaciones donde cada uno se tomó para poder descansar de lo que fue su paso por los diferentes festivales, y de su año artístico, hoy vuelven a mostrar por qué son unos de los grupos jóvenes que más sonaron en los escenarios del verano. Y nos dan una buena muestra de lo que hoy presentan, su primer DVD en vivo.

Con sus 2 primeros discos ya cargados sobre sus espaldas; con muchas canciones y danzas en su repertorio, Los Chazas fueron creando un sonido particular en sus composiciones y creaciones; que los identifica, tomando como base la obra del bis abuelo de uno de los integrantes, Don Andrés Chazarreta, uno de los primeros y más reconocido recopilador de música y danza de nuestro país, devolviéndonos su obra con la creatividad de nuestro tiempo. Estridente, Armónico, cadencioso y muy bailable.


La gente se va acomodando en la noche del viernes feriado, se sirven para tomar y para comer, mientras esperan ansiosos la apertura del telón, mientras se escuchan como se van preparando los músicos detrás de estos. Un público heterogéneo, con ganas de aplaudir y si le dejan un pedacito de espacio entre las mesas, porque no, bailarse alguna pieza.


Pero no todos son simples espectadores, muchos músicos, colegas de estos muchachos, se acercaron a ver y apoyar esta propuesta que hoy nos traen a degustar, Paola Medina de Dúo Herederos, Milena Salamanca, y Yoli Campos, entre otros, se hicieron presentes, y guardaban sorprendernos más adelante , sin siquiera imaginarlo ellos.


Primeriando con “Criollita Santiagueña”, en una instrumental versión, donde Benjamín Molina CHazarreta, nos mostró como puede, hacer sonar su violín, un punto sobresaliente sin duda en la noche.


Siguiendo con “El Pala Pala”, y “la Morocha”, recopiladas por el mismo Don Andrés Chazarreta, y aprovechando el espacio para contarnos brevemente, como desde su papel de inspector escolar, fue recorriendo varios lugares de nuestro país, y eso fue dándole la posibilidad de recopilar las diferentes versiones de las danzas, y las canciones, que después no dejaría en su basto legado cultural. Dando pie a algunas danzas tradicionales, que invitaban a bailar con la compañera de la mesa siguiente; Firmeza; Gato Correntino, Refalosa Federal y el Cuándo, un potpurrí, de regiones y estilos, pero sin perder el estilo chaza en sus interpretaciones, le dieron el gusto a los bailarines más exigentes que no siempre quieren bailar gato y chacarera, y probando su memoria con las coreografías.


Siguiendo el recorrido musical y con grandes intervenciones de todos los integrantes, destacándose en algún momento de cada obra por su virtuosismo en el manejo de su instrumento, o por la conjugaciones de voces, Pablo Vignati, Pedro Pinceti, Emanuel Lazarte, Charly Palermo y Benjamín Molina Chazarreta, transforman a cada individualidad para que sea parte de un todo, se ve como cada uno, con sus arreglos y sus intervenciones mejoran el conjunto y le dan identidad, ensamblando todas las partes, cosa que no es muy fácil de hallar hoy en día, partiendo de la base que la gran cantidad de arreglos propios y originales, lo hacen aún más meritorio sonando “La Queñalita”, La Potente “Trilogia de Gatos”, “Nostalgias Santiagueñas”, hicieron vibrar las paredes del Teatro del Viejo Mercado, que hoy albergaba todo esta energía musical.


Después de un breve intervalo, continuo la música, “Zamba de Vargas”, “El gato de Charly” y “la 7 de abril”, esta última, con la presencia de una fémina voz patagónica, Yoli Campos, quien invitada improvisadamente, dejo volando en el aire, la dulzura de su voz.


Una Hora y media de música había transcurrido de recorrido, por obras recopiladas y temas propios y de otros autores, los anfitriones invitaron a todos los músicos presentes a subir al escenario a cantar los últimos temas todos juntos, finalizando con el mítico tema de Julio Argentino Jerez “Añoranzas” que ya se ha convertido en un clásico en su repertorio, coreando todos juntos – público y artistas- cual si fuese una cancha de futbol, la melodía de la introducción.


Dejando por terminado el recital nos quedó el latir del bombo en el pecho y el gemir del violín resonando en los oídos, el silencio del final dejo en evidencia la potencia del espectáculo que habíamos presenciado y donde nos dejaron bien en claro, porque Los Chazas vienen arremetiendo desde abajo, fieles a su estilo, y con mucho camino por andar.


Por :

Diego Nucera

Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios