Notas
NOTA DE INTERÉS

ZAPATEO, TOQUE Y CANTE


04/12/2013

Vistas : 2026

RECORDAR



Kaminos, una compañía dirigida por Clara Giannoni, integrada por artistas de flamenco y de folklore, el 6 de diciembre presentan su nueva propuesta que será la única función del año en Argentina en el Teatro Hasta Trilce (Maza 177).

“Estos artistas (Matías Jaime y Fabián Serna en malambo, Belén Cerri y Guadalupe Aramburu en baile flamenco, Nico del Cid en guitarra flamenca, Martín Morales en guitarra folclórica y percusión, Álvaro González en cante flamenco, Cristian Capurelli en canto y violín y Gonzalo Ortíz en canto) se presentaron por última vez en una gira por el sur de Japón que incluyó las ciudades de Fukuoka, Hiroshima, Kagoshima y Tagawa“, cuenta la bailaora Clara Giannoni.

“En Kaminos conviven ritmos de ambos géneros: cuecas, bulerias, martinetes y chacareras. La fuerza del malambo se une al zapateo flamenco en un juego de contrapuntos. Los cantes de tonás se mezclan con vidalas y baguales creando puntos de encuentro y celebración. Dos lenguajes fuertes, viscerales, intensos se juntan hoy para dar un resultado muy emocionante“.

¿Cómo surge reunir a ambas audiencias?

Como te decía: en nuestras presentaciones se escuchan zambas, vidalas, tonás y martinetes. Hacemos contrapuntos de zapateos sobre ritmo de malambo y pasamos de la cueca a la bulería. Hace un tiempo que vengo trabajando con gente del ámbito del folklore. Surgió natural a raíz del contacto con colegas y amigos del género. Siento profunda admiración por la música folklórica y el malambo me emociona hasta las lágrimas. Por eso quise unirme a estos artistas. Lo bueno del flamenco es que no es riguroso y estricto en las formas. Uno las aprende para luego llenarlas de contenido, modificarlas y enriquecerlas.

En realidad, el folklore nacional tiene una herencia del folklore español, y allí se emparientan el zapateo del malambo y del flamenco.

Sí, incluso ciertos ritmos del folklore son herederos del flamenco. Las guitarras, si bien tienen distinto toque, también despliegan muchos elementos comunes.. Por eso, realmente, no lo vivo como una fusión sino como un reencuentro entre dos partes que juntas se reafirman cada una en su esencia y se enriquecen con nuevos elementos.

Esta experiencia no es de dos cosas que se desarman para formar una tercera sino de dos identidades fuertes, viscerales, que confluyen en un mismo punto. Me encanta y tomo mucho de la literatura criolla para el espectáculo. Tengo además la suerte de contar con un elenco de gente que disfruta de este encuentro muy espontáneamente.



Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios