Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


02/10/2013

Vistas : 2060

RECORDAR


Una cálida velada acogió al público que se acercó a disfrutar del espectáculo obsequiado por Federico Oliva junto a artistas invitados, el pasado domingo 29 de septiembre en La Peña del Colorado. El joven músico, que viene pisando fuerte en los escenarios porteños, dio a conocer los nuevos temas que conforman un distinguido repertorio capaz de reafirmar con pasión nuestro fundamento folklórico.

Quienes han podido apreciar la música de "Fede Oliva", seguramente han podido descubrir su sagaz inquietud por conceder hermosas composiciones que no son usualmente interpretadas. En sus presentaciones puede vislumbrarse, entre los espectadores, un cierto asombro acompañado por alegres remembranzas cuando las melodías comienzan a fluir. 

El domingo por la noche no fue la excepción. Pasadas las 22:30 horas, Fede Oliva irrumpió en el escenario Mercedes Sosa de la peña situada en Palermo para interpretar con su guitarra la zamba "Mi luna cautiva" y "Rey mago de las nubes", una bella canción que evoca la realidad del norte argentino.

De inmediato, fue convocando a los integrantes de su banda para compartir la noche. En primera instancia apareció Juan Nieva, en voz y guitarra, para entonar "Yapay peñi", que en lengua mapuche significa "salud hermano". Más tarde, Carla Almada (percusión) y Larry (bombo legüero) se sumaron en la chacarera "Flor de cenizas", de Peteco Carabajal.

Las primeras parejas que se arrimaron al escenario para bailar lo hicieron al compás del estreno de una chacarera llamada "Algarrobal y sentimiento", en la que Federico compuso la música junto a Franco Ramírez.

Una de las particularidades que caracterizan a Fede Oliva es la gentileza de querer compartir su música con amigos que ha ido cosechando en el camino, haciéndolos partícipes de sus funciones. El primer invitado del domingo fue Víctor Torres, del conjunto Los Pampas, que aportó su voz para cantar a dúo con Fede la chacarera "Pelusitas de Totota", de Mario Arnedo Gallo.

Tras interpretar "Pampa de los guanacos" y "Zamba por vos" de manera instrumental con su armónica, fue el turno de presentar a su amigo Franco Ramírez. El cantautor santiagueño rememoró que se conocieron tres años atrás en el sur del país. Con sus guitarras en mano cantaron juntos "Zamba del silencio", canción perteneciente a Franco. Y con gran fuerza musical obsequiaron las chacareras "Movimientos" y "Bajo la sombra de un árbol".

Promediando la noche fue el turno de la presencia femenina con la dulce voz de Almendra Marilao que acompañó a Federico en "El pecado", de Demi Carabajal; y en "Florcita de mi querencia", con letra de Bebe Ponti y música de Motta Luna. Seguidamente sonaron las zambas "Vamos a la Zafra" y "La viajerita".

Una seguidilla de temas se sucedieron para que los pasillos de la peña se convirtieran en pista de baile para danzar "Yo soy de este pago lindo", "Chacarera del amanecer", el gato "El campo te está esperando" y la chacarera "La Pocoy Pacha". Finalmente, una hermosa versión del huayno "Doña Ubenza" despidió la función.

No obstante, a pedido del público que alentaba con fuertes palmas, Fede Oliva convocó a todos sus amigos músicos al escenario para brindar un alegre cierre junto a la banda. Alejandro Zárate y Víctor Torres se sumaron con sus voces; Franco Ramírez también cantó y acompañó en la percusión a Carla Almada; y Almendra bailó al pie del escenario junto a todas las parejas con "De ahicito" y "Chacarera para mi vuelta".


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios