Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


17/12/2012

Vistas : 1650

RECORDAR


El conjunto tucumano formado por los hermanos Carlos Sosa y Fernando Sosa, Gonzalo Pastrana y Carlos (Carlinho) Luna volvió a Buenos Aires para despedir el año lleno de alegría con una nueva presentación de su disco Un sueño más junto a sus seguidores. La mágica velada del viernes 14 de diciembre en Peña Los Cardones contó también con la actuación del dúo compuesto por Claudio Jurado y Hernán Mercado.

Menos de un mes atrás Los Surcos habían copado el Teatro del Viejo Mercado situado en el barrio del Abasto. Gracias a la concurrida función y al cálido recibimiento decidieron despedir este gran año junto a su público porteño con el variado repertorio que ofrece su gira de presentación del segundo material discográfico Un sueño más.

Como antesala de la noche de los tucumanos, alrededor de las 23 horas el presentador Raúl Peredo dio la bienvenida a Claudio Jurado y Hernán Mercado con su dúo homónimo Hernán y Claudio, que brindó una selección de temas atravesada por el folklore más tradicional de nuestro país con reconocidas zambas y chacareras.

Estos dos amigos de la infancia que retomaron el dueto hace aproximadamente un año comenzaron su presentación con “Lejos de Orán”. Luego entonaron unas coplas seguidas por la zamba “Ya viene la segunda”. Tras una chacarera cantaron “Bajando del cerro”. Con la voz de la invitada Romina Andrada tocaron “Amarraditos” y a tres voces dieron paso a “Salta de ayer”. Y, para finalizar su función otorgaron unas zambas carperas, la chacarera “La añoradora” y “Me gusta Jujuy cuando llueve”.

Llegada la medianoche, con la inconfundible voz de Atahualpa Yupanqui entonando de fondo su poema “Destino del canto”, Los Surcos irrumpieron en el escenario. Para seguir con este cálido momento los músicos se pararon frente a su público obsequiándoles dos zambas a capella con las sentidas versiones de “Viene clareando”, de Los Chalchaleros; y “Recuerdo salteño”, de Los Fronterizos. De esta manera dejaron plasmada la fortaleza de sus voces que al conjugarlas ofrecen diversos matices que van desde lo más sentido y enérgico a lo más dulce y romántico.

De inmediato, la chacarera de Tony Izquierdo y Daniel Cuevas que dio nombre a su último disco fue recibida con fuertes palmas y silbidos. “Un sueño más” retrata lo que están viviendo Los Surcos en este momento de su carrera. Un sueño más se cumple con este álbum que los impulsa a seguir trabajando y soñando para continuar de manera firme en este sendero musical. Seguidamente, cantaron la zamba “Al Jardín de la República” y sin respiro aparecieron las chacareras “Como arbolito de otoño” y “Corazón tucumano”.

Una hermosa versión de la zamba “Cuando llegue el alba” precedió a uno de los fragmentos más festivos de la noche. Carlinho tomó su charango, Fernando su bombo legüero, Carlos y Ganzalo se colgaron sus guitarras y Claudio el bajo para interpretar dos alegres huaynos con “Muero de amor” y “Celoso no soy”.

Antes de cantar la próxima canción les contaron a los presentes que ésta había nacido en ese mismo escenario donde estaban parados una noche de guitarreada con amigos. “Soñador de madrugadas”, zamba compuesta por Carlos Sosa, trata sobre amores fugaces y fue incorporada en este último disco.

La noche de Los Surcos generó distintos climas en los que, por momentos, mantuvieron al público inmerso en una burbuja de romanticismo y, por otros, despertaron gran euforia y desataron un alegre ambiente festivo. También estuvieron presentes las zambas “La Yampeña” y “Zamba del cantor enamorado”; y los seguidores pudieron cantar con entusiasmo las clásicas chacareras “Déjame que me vaya”, “Desde el puente carretero”, “Chacarera del cardenal” y “Largos caminos me iré”.

Uno de los momentos más románticos se dio con la interpretación de dos temas pertenecientes a Carlos Sosa. Uno de ellos es “Mujer”, dedicado a las mujeres en todas sus etapas de la vida. Y, guiados por la voz de Fernando, obsequiaron “Te propongo”. En estas dulces canciones se luce el juego de voces de los cuatro que logran envolver al público.

Rodeando a Claudio Jurado que se encontraba sentado con su guitarra, todos los músicos cantaron emotivamente “Gracias a la vida”. Los Surcos incluyeron esta canción al repertorio desde la presentación del disco en Tucumán el pasado 25 de mayo en donde, en agradecimiento a sus familias, decidieron homenajearlas con su presencia arriba del escenario. En este caso llamaron a Agustín Civardi, su manager y amigo, para que los acompañe en esta especial ocasión y tuvo su protagonismo en una de las estrofas de la canción.

Para ir concluyendo esta gran noche obsequiaron un mix de zambas tributo a Los Tucu Tucu encabezado por “Jazmín de luna” y seguido por “Mujer, niña y amiga” y “Zamba de amor y mar”. Los espectadores acompañaron cantando al igual que con “Nada tengo de ti”, “De Simoca” y “Zamba para olvidar”.

El eufórico desenlace fue con “Te vas”, en ritmo de huayno, y con “Candombe para José”, en el que todo el público se puso de pie para bailar y cantar junto a los músicos. De esta hermosa manera Los Surcos dejaron sus instrumentos, se despidieron con grandes sonrisas y comenzaron a desaparecer del escenario. Sin embargo, a pedido de los presentes que se mantenían de pie ovacionándolos, debieron volver, entonaron una vez más “Te vas” y la peña se convirtió en un gran salón de baile donde todos festejaron Un sueño más.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios