Notas
ENTREVISTA


26/10/2005

Vistas : 3404

RECORDAR


Dúo Coplanacu: “Alguien que no conozca nuestra historia, va a decir que este es un disco más, y no lo es”
Sin lugar a dudas es el dúo más consolidado dentro del folklore nacional. Avanza a paso firme y en cada tramo deja ver su solidez vocal, la madurez instrumental y la exploradora búsqueda del repertorio que mejor le sienta. Paisajes argentinos, montes y valles, historias de hombres ancestrales, y sobre todo, el gustito a tierra, la que levanta polvareda para condimentar a un sonido bien tradicional.
 
Se trata del Dúo Coplanacu, que lanzará su nuevo disco “Corazón sin tiempo” bajo el sello discográfico DBN, y que saldrá a las bateas el próximo 7 de noviembre en todo el país.
 
Mucha agua pasó bajo el puente. Los rumores de un gran cambio musical preocupo a unos cuantos. Lo cierto es que con veinte años de trayectoria, Julio Paz (voz y bombo) y Roberto Cantos (guitarra y voz), presentan en FolkloreCLUB su nueva placa en sociedad…
 
Se habló mucho de la renovación del dúo para este nuevo disco “Corazón sin tiempo”… ¿pero la idea era encontrar algo que sume de verdad?
Julio
- Por suerte hemos llegado a un muy buen puerto. Todo el mundo alucinó y se asusto, pero en la búsqueda pisamos el fondo de nuestro trabajo, que en definitiva con Roberto era en lo que más confiábamos, porque uno tiene formado un criterio para buscar. Entonces encontramos un sonido nuestro, distinto, porque nunca habíamos tocado con una bandolina, ni con un piano o armónica, y son timbres que se han sumado a nuestro sonido. Las canciones también son distintas, como una canción española del grupo Ketama, pero que a nosotros nos tocó muy hondo. Como nos puede llegar una vidala de Atahualpa Yupanqui.
También están los dos temas de Roberto “Viditay” y “Corazón sin tiempo”. Capaz que el mucho no lo pueda percibir como yo, pero en los arreglos hay una vuelta de rosca más. Algo más hondo o estético. Es una opinión muy personal, pero se nota un crecimiento muy lindo en los arreglos, por eso lo festejo mucho.
 
¿Cómo fue la pre-producción del disco?
Roberto
- En un principio nos hemos juntado con Julio para ver los temas, pero nos dimos cuenta que todavía no era tiempo, que necesitábamos saber por nosotros mismo que disco queríamos. Después de unos días elegimos los temas y nos pusimos a tocar con los changos del violín y del piano, y de todo eso surgió este disco que es mucho más simple de lo que la gente cree, pero más profundo.
 
¿Por qué el nombre del disco?
Roberto
- Le pregunte a unos sobrinos míos que le sugería el nombre “Corazón sin tiempo”, y me dijeron que es un tipo que ya no tiene tiempo, que se esta por morir.
 
Julio y Roberto se ríen a carcajadas…
Roberto
- Que tiene un corazón hecho pedazo y que está esperando un transplante. Pero ese no es el sentido del nombre de esa canción.
En realidad tiene que ver con una sensación que hemos compartido con Julio, porque este año hemos cumplido veinte años cantando con el dúo, y depende de donde se lo mire. Veinte años son muchos o no tantos, pero a la hora de hacer  música, es como que el tiempo no existe. Cuando nos juntamos a ensayar para este disco tocamos una zamba y los dos percibimos la sensación de que la emoción está intacta. Las cosas del corazón no tienen tiempo o no les importa el tiempo
 
¿Qué momento te llevó a escribir esa canción?
Roberto
- Se la escribí a mi hijo Pedro cuando cumplió diez y ocho años. Es contar un poco cómo es para mí vivir y andar por la vida. Atravesar esto tan complicado, pero  tan maravilloso que es la vida misma.
 
¿Cómo fue grabar canciones de otros géneros como “Tonada de luna llena” o “Pozo del deseo”?
Roberto
- Fue algo que íbamos encontrando. Nunca nos hemos cerrado para nada en el género folklórico, si a la posibilidad de transmitir sensiblemente una canción. Si no la podemos transigir sensiblemente, así sea la chacarera más tradicional, no la tocamos. Cualquier tema que se nos presente y que podamos contagiar con ella, es una canción que la podamos cantar sin ningún problema.
 
Como en los discos anteriores, acá también hay canciones clásicas… ¿Por qué tenían que aparecer estas?
Julio
- Por qué se nos van apareciendo a nosotros. Uno es como un barquito que va navegando en la historia personal y lo que vamos haciendo con Roberto. Tiene que ver con paisajes internos nuestros y lo que va pasando afuera. Aquí hay una chacarera “Iinti sumaj” que habla del monte, de animales, en algún momento se puede haber aparecido como una canción tradicional o una postal rural santiagueña, sin embargo hoy se nos presenta con un componente de nostalgia muy fuerte. Antes era muy común encontrarse con estos animales, ahora es prácticamente imposible. La devastación y el cambio generan en nosotros una urgencia de cantar estas cosas. Nos trae una cuestión política, social, y hasta de denuncia. No es solamente cantar la chacarera por el morterito y la china con las trenzas, sino la denuncia por la perdida del monte.
 
En el disco me llamó mucho la atención la dedicatoria que le hacen a Rafael Touriño… ¿Quién es él para ustedes?
Roberto
- Rafa es, como ponemos en el disco, un gran compañero y en cierta parte como una guía. Era un intelectual muy groso, un artista muy importante, que nos ha dado muchísimas cosas de lo que hoy somos. Un tipo con el que hemos compartido muchos momentos, y que se nos ha ido mostrándonos de cerca lo que es que alguien se muera. Le dedicamos este disco a él para intentar su vigencia, tanto de su obra como sus ideas.
 
¿Cuál es la diferencia principal que tiene este disco con los anteriores?
Julio
- La diferencia es que son momentos históricos distintos. Capaz que en el primer disco “Salavina” sea una bella pintura del interior de Santiago del Estero, pero hoy la posibilidad de haber viajado y de estar en contacto con mucha música, arte, historia, te hace que cantes otras cosas como la chacarera “Inti sumaj”. Creo que pasa fundamentalmente por el momento histórico. Esa es la gran diferencia. Alguien que no conozca la historia nuestra, va a decir que este es un disco más, y no lo es.
 
¿Cómo va a ser la presentación de este trabajo el 12 de noviembre en el teatro Coliseo de Capital Federal?
Julio
- El eje va a ser el nuevo disco “Corazón sin tiempo” y unos temas más que no son los que habitualmente venimos catando. Va a estar la gente que grabó en la placa, Julio Gutiérrez en violín, Andrés Acuña en piano, y vamos a intentar que este Franco Luciani que es una maravilla con la armónica.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios