Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


14/04/2012

Vistas : 2440

RECORDAR


El trío vocal instrumental Aca Seca formado por Juan Quintero, Andrés Beeuwsaert y Mariano Cantero se presentó el miércoles 11 de abril en Café Vinilo en el comienzo de un ciclo de espectáculos que brindarán a lo largo de los próximos dos meses. Esta función, además, contó con la participación del cantante brasilero Antonio Loureiro.

El hall de entrada al aire libre con el sonido de una fuente de agua, las paredes rústicas, los colores cálidos de los cuadros expuestos, las luces tenues y las velas encendidas en cada mesa pintaban el escenario perfecto para que estos músicos pudieran dejar plasmado su talento en esta noche.

Alrededor de las 21.30 horas las luces del café ubicado en el barrio de Palermo se apagaron para que Juan con su guitarra, Andrés en el piano y Mariano en la percusión aparecieran en el escenario y comenzaran con su repertorio. En el inicio sonaron algunos temas que forman parte de su segundo disco llamado Avenido como “La música y la palabra” y “Pasarero”, ambos de Carlos Aguirre; “Maricón”, de la autoría de Juan Quintero, y “Clavelito blanco”, de Justiniano Torres Aparicio.

El clima que generó este conjunto a lo largo de todo el espectáculo fue fascinante y admirable. Si bien podía notarse que parte del público los conocía, dentro de los cuales algunos eran amigos y otros jóvenes estudiantes de música; también había espectadores que se acercaban a escucharlos por primera vez. Sin embargo, fue increíble percibir en el ambiente una respuesta unificada. El silencio inmaculado reinó en cada canción. Las ganas de aplaudir eran contenidas de igual manera por todos los presentes hasta el final de cada tema. Y esto se debe a todo aquello que logran transmitir con su música y con la pasión con la que la interpretan. Cada melodía está compuesta a la perfección por cada mínimo detalle que queda plasmado más que nada en la percusión.

Más tarde fluyeron canciones de su primer trabajo llamado Aca Seca, que se lanzó en el año 2003, como “Coplas al agua”, tema compuesto por Juan, “Siempre y cuando”, “Pa’ que la quiero redonda”, “Agarrao” y “Comadre Dora”, uno de los temas en los que se lució el piano. Y, antes de hacer un pequeño intervalo cantaron “Últimas palabras de aliento”, canción inspirada en la última parte del libro Don Quijote de la Mancha.

Promediando la noche, el público recibió con una gran ovación el regreso del trío que de inmediato presentó “Vidala de las estrellas”, “Adolorido” y “Ventanas”, de José Flamenco, corte que le dio nombre a su tercer y último disco. También sonó “Chiquita”, de Edgardo Cardozo.

Luego fue el turno de invitar al escenario a su amigo Antonio Loureiro, un joven músico de Brasil que comentó que está trabajando en su segundo disco y que los chicos de Aca Seca son de gran inspiración para su música. Cantó junto a ellos un tema propio llamado “Luz da terra”, que habla de la influencia del sol y la luna en la humanidad. También cantaron “Esa tristeza”, de Eduardo Mateo, y en esta ocasión Antonio se encargó de la percusión. Por primera vez el público se animó a aplaudir durante la canción.

Con algunos chistes de por medio el trío Aca Seca anunciaba el cierre de la noche. Mientras Juan contaba que estarán todos los miércoles de abril y mayo en este escenario, Mariano acotaba con humor y Andrés musicalizaba las palabras con el piano. De esta manera, abrieron paso a la despedida con “Huayno del diablo” y “Paloma”.

Y, para dar un cierre a la altura de lo que fue esta increíble velada, embelesaron al público cantando tres temas a capella jugando con sus voces, por momentos muy dulces, por otros con sutil potencia. Invitaron a Antonio para interpretar un tema de Andrés llamado “La niña”, seguidamente interpretaron a tres voces “Pobre mi negra” y, para el final “El avenido”, en el cual también jugaron con sus cuerpos haciendo percusión con ellos y sus manos. El público los despidió con una fuerte ovación y se fue emocionado de la sala.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios