Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

SENSIBLE ESTÉTICA


19/03/2011

Vistas : 2193

RECORDAR


El trío Aca Seca, iniciado en 1999, ofreció el jueves un concierto en el ciclo que lleva a cabo en Café Vinilo del barrio porteño de Palermo. El terceto, integrado por el tucumano Juan Quintero (guitarra y voz), el bonaerense Andrés Beeuwsaert (piano y voz) y el santafesino Mariano Cantero (percusión y voz) ya tiene tres materiales editados (el último fue “Ventanas", que estuvieron tocando por toda la Argentina y en la Expo Shangai 2010).

Arrancaron la noche con "Vidala de las estrellas", de Jorge Fandermole. Luego, vino "Maricón", y en este caso, el título de la canción, el adjetivo peyorativo es utilizado como protesta e insulto para aquellas personas que no valoran lo que tienen y viven rezongando, por eso en una de sus partes, sobre el final, dice: "De qué es lo que te quejás si hay una dueña pa tu alma".

Siguieron con “Ventanas”, "Clavelito blanco" y la sensibilidad por la poesía que despierta el grupo, presente en todas sus canciones, impregnándose en el ambiente, continuó cuando cantaron “La música y la palabra” de Carlos Aguirre, donde se narra al arte como una suerte de salvación, para que no todo siga igual: “No le esquivo la mirada a este mundo y su dolor, pero desde la guitarra me parece ver mejor. Vocación de andar buscando una causa, una razón, la palabra más certera que me copie la emoción con la chacarera doble voy cantando y me voy”.

Después llegó la balada "Equipaje", “Agarrao”, de Núñez y Falú y “Adolorido”. Luego de un breve intervalo, como en Capital se está llevando a cabo el Festival Músicas del Sur II, donde participan dos formaciones artísticas de distintas nacionalidades (Argentina - Brasil, por ejemplo), invitaron al escenario al brasilero Marcelo Pretto

El artista de San Pablo, autodidacta cantante, actor, profesor de arte, integrante de Barbatuques, el grupo brasileño que utiliza el cuerpo como instrumento musical y fundador del grupo A Barca, con todo su histrionismo, cantó sin micrófono y solamente acompañado por el bombo de Cantero “Boi chegou”.

La voz de Pretto arrancó los mayores aplausos cuando hicieron “Huayno del diablo”, de Jorge Fandermole, porque tarareó los graves con diferentes percusiones que expulsaba su boca y panza, logrando hacer un “bajo vocal” y un “arpa de boca” (que en Brasil llaman “berimbao de boca”).

Dejó el escenario para que Aca Seca haga “Esa tristeza” de Eduardo Mateo y “Paloma”. El recital terminó con los integrantes del conjunto entonando a capella "Pobre mi negra" y "Domingo i`chaya", ambos anónimos. Pero, claro, quedarían los bises. Pretto, visiblemente emocionado, una vez más subió a las tablas, y dejó así, sin más, que el encuentro de dos paisajes, brasileño y argentino, se siga fusionando con el trío.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios