Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA

CANCIONES PARA CANTARLE A LA LIBERTAD


04/12/2004

Vistas : 3848

RECORDAR


Raly Barrionuevo, solo en medio de un escenario a oscuras, con el fondo de un sello del correo de Frías que dice Ey Paisano, entona los primeras estrofas de “Una Mujer”, una canción dedicada a la poetiza chilena Violeta Parra, mientras Elvira Ceballos lo acompaña en el piano.

Los movimientos expresivos de Barrionuevo, acompañan la canción, al tiempo que un silencio respetuoso se apodera del Teatro Opera.

Ey Paisano, cuarto disco del artista santiagueño, producido por Luis Gurevich, fue presentado en Buenos Aires ante un público en el que predominó la diversidad, con sus canciones trashumantes y comprometidas, con sus poesías dedicadas a mujeres que construyeron historias, con sus chacareras que suenan a aquellos viejos clásicos de los Hermanos Abalos.

Raly Barrionuevo habla de sus temas, porque según él hay que explicarlos, porque cada uno tiene un sentido. Entonces dice que compuso “Eva Luna” luego de leer el libro de Isabel Allende, que “Una Mujer” es para Violeta, que “Niña Luna” fue escrita en Puerto Madryn para aquella que lo acompaña, que “Madre del Milagro” habla de la fe por la Virgen y que “La Dorada” cuenta la historia de amor de uno de sus músicos (para que se la cante a la china cuando la vea).

Y cuenta que alguna vez soñó con que el sub –comandante Marcos lo visite y toca “Oye Marcos”, o que un día se dio cuenta de que le nacía “Tu Estrella” para el Che Guevara.
Promediando el show, aparece al escenario una invitada de lujo: Verónica Condomí, que lo acompaña en “La Canción del Brujito” y “Digo la Mazamorra” de Peteco Carabajal, a quien el músico le rinde homenaje, y con el que comparte escena en La Juntada.

Otros homenajes a autores santiagueños vendrían con “De Ahicito” de Fortunato Juárez y “La Pucha con el Hombre” de Pablo Raúl Trullenque.

De los discos anteriores también hubo y mucho: “Frías”, “El Activista”, “Mariana” y “Donde se Gesta el Amor”, de Población Milagro.

Del segundo disco, “Circo criollo”, “Somos Nosotros”,"Si acaso vuelves” y “Gato del Festival” y una versión preciosa y breve de aquel bello tema de Víctor Jara “Te recuerdo Amanda”.

Ey Paisano es un disco tan versátil como lo fue esta presentación en el Opera. Si tuviéramos que describir la escencia de este concierto, tendríamos que decir que por momentos dio la sensación de estar sentados con Raly en living, escuchando sus canciones al mejor estilo Manu Chao o una chacarera bien santiagueña y por momentos frente a una gran banda de rock en un estadio.

Y ya que hablamos de banda, se hace imprescindible hacer un párrafo aparte para los geniales Ernesto Guevara, guitarrista, compositor de varias canciones y coros, un tucumano que acompaña a Raly desde los comienzos; el Mono Banegas, proveniente de una familia de grandes artistas, en bajo y coros; Eduardo Ramírez en bandoneón, el cordobés César Elmo en percusión y Mariela Carrera en los coros.

Y la gran Elvira Cevallos al piano, esta concertista cordobesa que merece tener más difusión en Buenos Aires.
Volviendo al concierto, todavía quedan algunas canciones, algunas chacareras y algunos bises. Todavía queda ese homenaje de Carlos Puebla al Che con “Hasta siempre”, todavía quedará otro momento solo frente al micrófono en una de las composiciones más hermosas del folklore como lo es “Zamba y Acuarela”, de aquel primer disco, “El Principio del Final”; todavía queda la Condomí en los coros de los últimos temas, aún queda Elvira al piano para “Zamba por vos”.

Nos queda la sensación de que todavía, y gracias a estas cosas maravillosas que tiene, la música nos sigue regalando artistas como Raly Barrionuevo.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios