Notas
NOTA DE INTERÉS


02/02/2010

Vistas : 2144

RECORDAR


Una inolvidable reunión se llevó a cabo en la sala de conferencias de la Plaza Próspero Molina, donde se declaró ciudadanos ilustres a tres vecinos de la ciudad capital del folklore: Reynaldo Wisner, Gerardo Barrera y José María Villanueva. Los tres integrantes de la Comisión fundadora del Festival Nacional de Folklore que este año, como es sabido, cumple sus cincuenta ediciones. 

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de la Presidenta del Concejo Deliberante, Rosana Adaglio: “buenas noches a todas las autoridades nacionales y provinciales que nos acompañan, al señor embajador de Ecuador, a todas las autoridades municipales, al Concejo Deliberante y a nuestros tres vecinos ilustres. La casualidad quiso que festejáramos los cincuenta años de nuestro querido festival con los doscientos años del nacimiento de la Patria y en esta plaza, en este rincón, hemos reconocido el prestigio y la trayectoria de grandes artistas que han crecido junto con Cosquín y no podíamos junto con las autoridades municipales, el ejecutivo y el concejo deliberante, dejar de reconocer a quienes fueron y hoy todavía están con nosotros, muchos nos han dejado, pero ellos todavía nos acompañan. A quienes tuvieron la iniciativa, aquel sueño que hoy es una realidad de cincuenta años y que seguramente todos nosotros, a medida que pase el tiempo, en nuestros recuerdos y en nuestros sentimientos, estos cincuenta años van a tomar una dimensión que hoy tal vez no la imaginamos. Seguramente que es la dimensión que para ellos tiene aquel enero de 1961 y que hoy queremos brindarles nuestro agradecimiento, como vecinos, como hijos de esa generación brillante que cambió la historia de nuestra ciudad y decirles que Cosquín los recuerda siempre y los tiene en el mejor de sus afectos. Quiero agradecerle a la Junta Municipal de Historia que tuvo la iniciativa y la acercó al concejo y por iniciativa de todos los bloques fue receptado inmediatamente como otras iniciativas que han acercado. Le voy a pedir a Pablo que nos lea el decreto, por el cual se declaró el 10 de diciembre de 2009, ciudadanos ilustres a los tres vecinos: a Pepe, a don Gerardo y a Nanete como todos los conocemos”.

A sala llena, flotaba en el aire la historia y se volvía palpable en los testimonios de estos tres heroicos hacedores culturales. Marcelo Villanueva, intendente de la ciudad de Cosquín, expresaba: “hoy realmente es un día importante. Quiero agradecerle profundamente a estos vecinos que representan a un montón de otros vecinos que no están, por haber sido los iniciadores de la transformación de Cosquín. No nos olvidemos que Cosquín por su clima era elegido para que vengan los enfermos tuberculosos a curarse en nuestra zona y se juntaron los vecinos para mejorar las fiestas patronales, con un sueño que a lo mejor ni ellos se lo creían ni nosotros tampoco porque nosotros hoy no íbamos a imaginar estar festejando los cincuenta años de Cosquín y creo que ellos tampoco soñaron y pensaron el volumen que iba a tener este festival, conocido en todo el mundo donde se nos ha permitido firmar convenios con países hermanos, limítrofes Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y ahora se suma Ecuador, ese festival de Kawamata que se realiza hace 37 años, que surgió también con la presencia de un grupo de japoneses que vinieron a actuar a este festival de folklore, y todo esto se nos ha permitido por lo que en su momento ustedes llevaron adelante: que era mejorar las fiestas patronales y pensar en una locura como fue en ese momento cortar la ruta 38 y vaya el homenaje y el recuerdo al ex intendente Ángel Bergese que trabajó mano a mano y codo a codo con ellos para que este festival brillara y que lamentablemente perdió su vida haciendo gestiones para el festival de folklore”.

Reynaldo Wisner tomó la palabra en más de una oportunidad: “la comisión estaba integrada por doce miembros. Con un presidente honorario que era el Intendente Bergese. Y ni bien empezamos a trabajar en reunión de todas las instituciones de Cosquín, la idea fue crear comisiones para distintas áreas de salud, de turismo, de cultura y a nosotros que teníamos la inquietud de hacer este festival de folklore, se nos designó en una asamblea de instituciones y empezamos a trabajar en un festival de folklore. Hoy estábamos con Acosta en el Ateneo y decíamos Cosquín, Capital del Folklore. Porque nuestra aspiración no era Argentina solamente, por eso rápidamente participó Uruguay con Osiris Rodríguez Castillo y su delegación, participó Paraguay, La diablada de Oruro de Bolivia y tuvimos rápidamente una incorporación de los países latinoamericanos a las delegaciones que compartían con las argentinas. Es decir que la característica del primer festival fue: participación de artistas consagrados, participación de delegaciones de provincias y participación de artistas nuevos. De ahí el número grande de consagrados del festival de Cosquín y los otros dos pilares fundamentales que empezamos a trabajar y del cual el Dr. Sarmiento fue el principal responsable fue el Ateneo Folklórico de Cosquín y la Feria de Artesanías. Por lo tanto, fue todo un proyecto primero latinoamericano y segundo integrando todos los aspectos culturales que tenía el folklore en ese momento”.

Feliz, agregaba: “en el primer festival, no trajimos ningún grupo latinoamericano porque era el inicio pero si trajimos grupos de toda la Argentina: bagualeros de Salta, La Cuyanita de Cuyo, Horacio Guarany, Los Chalchaleros, Eduardo Falú, hubo valores jóvenes de aquella época y trajimos un ballet muy bueno, que lamentablemente su director Ismael Gómez falleció en un accidente al segundo año de concurrir a Cosquín, pero rápidamente en los años posteriores, nosotros teníamos algunas prioridades en el desarrollo del festival: una de las primeras prioridades era que sea un festival difundido desde el interior hacia la Capital Federal, no había nada que se difundiera de esta forma entonces como acá en Cosquín teníamos representantes de artistas como María Luisa Anido, Los Fronterizos y varios números importantes y teníamos un periodista que nos facilitó en Buenos Aires el contacto con Crítica que nos dio un buen aporte de difusión y conseguimos en el primer festival una gran difusión a nivel del país y ya en ese primer festival empezaron a venir uruguayos que empezaron a difundir por Radio Carbe de Montevideo el festival para todo Uruguay por el motivo de que eran muy trabajadores, yo fui a Uruguay a verlo a Rodríguez Roca que lo veía trabajar muy puntualmente acá en el festival y le propuse si tenía interés de venirse a la Argentina a trabajar con nosotros pero lógicamente nosotros no teníamos capacidad económica de pagarle el sueldo importante que él estaba ganando entonces hicimos un convenio con Canal 12 de Córdoba, el Diario Los Principios y LV3 y entre los cuatro le pagamos el sueldo y resolvió venirse para acá y con él empezamos la cadena latinoamericana de folklore, es decir, empezamos a difundir est


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios