Notas
CRÓNICA EXCLUSIVA


11/11/2004

Vistas : 1503

RECORDAR


Con más de cuatro horas de transmisión en directo para todo el país a través de la Cadena Celeste y Blanca de emisoras argentinas, RAE (Radiodifusión Argentina al Exterior), AM 870 y Radio Nacional Folklórica FM 98.7 Mhz, se cumplió el mega festival solidario desde el auditorio mayor de Radio Nacional, a beneficio de las personas afectadas por los temporales que se abatieron hace pocas semanas en la Patagonia argentina.<7i>

Todos los jueves, en el auditorio de Maipú 555 se realizan eventos solidarios, destinados a distintas instituciones del país pero este jueves fue especial: la transmisión se cuadruplicó y la cantidad de artistas sobre el escenario fue masiva: entre otros estuvieron la Sra. Teresa Parodi, Víctor Heredia, Abel Pintos, Horacio Banegas, Facundo Saravia, el Chango Farías Gómez, Raly Barrionuevo, el Chango Spasiuk, estos últimos aparecieron de sorpresa ante más de setecientas personas que los ovacionaron a lo largo del espectáculo.

“Estas cuatro horas, las viví de una manera maravillosa porque hemos trabajado todos como locos para que esto saliera bien y creo que ha salido excelente, y la verdad es que toda la gente que ha participado lo ha hecho con alegría, con onda, con mucho espíritu de ayuda para el otro, así que estamos felices. La verdad contentísimos”, expresaba la directora de Radio Nacional, la Sra. Mona Moncalvillo. Con respecto al valor de la solidaridad en el país agrega: “yo lo veo intacto, siempre lo veo intacto. Cada vez que hemos convocado para algo la gente se suma. Hemos juntado más de mil doscientos kilos de comida, de ropa, de todo. Yo lo veo intacto. Este pueblo a veces ha estado estafado cuando se lo ha convocado para algo pero sin embargo la gente sigue ayudando al otro. Son esas reservas que tenemos tan divinas en este pueblo, en este querido país nuestro, que en situaciones graves como las que pasó la Patagonia dice presente. La gente tiene muchas ganas de ayudar y también de reencontrarse, de mirarse, de alegrarse y de pasarla bien. Si conjugamos las dos cosas: alegría y solidaridad, bingo”.

La tarde había arrancado a pura chacarera, con Horacio Banegas. Él nos contaba: “Me siento feliz porque la canción sirve como nexo entre la buena disposición de la gente, la generosidad de la gente y lo otro, lo que es importante, la gente que necesita que nosotros estemos y hagamos acto de presencia, cantemos, dejemos nuestros corazones y bueno, de esa manera, propiciar éstas cosas que son tremendamente gratificantes”. Su reciente material discográfico se llama “El color de la Chacarera” y apropósito de él nos cuenta: “este momento nos tiene, ahí, bien a pleno, porque el disco ha resultado muy bueno para la gente que es lo importante, y que es la que nos sostiene a nosotros. Andamos de un lado al otro y esperando el momento de que aquí en capital, el primero de octubre, lo presentemos en el ND Ateneo, así estamos muy contentos, felices de esto”.

Desde temprano, la fila sobre la calle Maipú llegaba hasta medir cien metros. La tarde se presentaba templada y las ansias por entrar a la radio crecían cada vez más. Con bolsas en la mano, llenas de alimentos no perecederos y ropas de abrigo, las personas charlaban. Muchas abuelas con sus nietos, algunos padres con sus hijos, algún grupo de amigos formaban fila.

Dentro del edificio de Radio Nacional, miles de chicas esperaban a Abel Pintos. Se reconocían como “fanáticas de Abel” y esperaron a que llegara hasta la entrada principal de la emisora para saludarlo y pedirle un autógrafo. A los pocos minutos, Pintos ya estaba arriba del escenario cantando “Tu voz” el primer corte de “Sentidos” su reciente material discográfico. “Me siento muy contento porque me hayan convocado, agradecido. No estoy en uno de mis mejores días porque tengo la salud medio jodida, pero la intención era estar acá colaborando, siendo parte de otro de los ciclos de Radio Nacional que siempre nos tienen en cuenta para todo, y poder venir a ayudar de alguna manera a toda la gente de la Patagonia, que estuvo sufriendo por algo inalcanzable a uno como es la naturaleza, inmanejable, bien vale la pena estar acá con toda la gente que es increíble. La pase bárbaro. Da para tocar mucho más, pero somos muchos, así que hay que ir dejando espacios”, comentaba recién bajado del escenario, luego de unas cuantas fotos y autógrafos por el camino. Acerca de “Sentidos”, cuenta: “la verdad es que suena mucho en todos lados. El hecho de haber ganado con la canción de Víctor (Heredia) que está en el disco y 'Tu voz' que es de mi autoría y que fue el primer corte y sonó mucho. El hecho de que el disco tenga muchos temas míos, hizo que tenga una repercusión muy grande solo. Ahora, con el trabajo de difusión que está haciendo la compañía BMG, el disco anda bárbaro. Así que muy, muy contento. En octubre vamos a estar acá en Capital Federal”.

Tenía la cabeza cubierta con un gorrito de lana negro. Remera negra. Y pantalón haciendo juego. Se lo vio de repente en el pasillo. Sólo se lo reconocía por sus rulos, su cara y la guitarra. No habían más de diez personas en el pasillo. Todos estaban colmando el auditorio mayor de Radio Nacional. Guitarreando con Cristian Banegas, el hijo de Horacio, estaban los dos, tranquilos, sentados sobre una mesa, escuchando y viendo todo. De pronto, enfila para el escenario, camina solitariamente con su guitarra el pasillo improvisado en el auditorio, pasa por detrás de los parlantes y locutores. Enchufa su guitarra, prueba sonido en dos acordes. Cabeza gacha, oscuridad y silencio. De un segundo al otro, el locutor y periodista Eduardo Colombo anunciaba: “Señoras y señores, con nosotros Ralyyy Barrionuevo”. Levanta la cabeza y empieza la chacarera. Acompañado de Horacio Banegas en segunda guitarra y de Cristian Banegas en el bombo, hicieron presente a la provincia de Santiago del Estero en el escenario y a través del aire a todo el país y el mundo. Las chacareras “Somos nosotros” y “Chacarera del exilio”, enmarcadas dentro del canto comprometido socialmente, sonaban fuertísimo en el estudio y la gente las acompañaba con palmas y canto.

Sobre el escenario, pasaron más figuras de la música como Lidia Borda (Tango), Ariel Carlino (folklore) y Adelina Villanueva (folklore norteño), que jugaba de local, porque es conductora de un programa de cocina criolla en Radio Nacional Folklórica.

Una de las artistas más respetadas y ovacionadas fue la Sra. Teresa Parodi, que presentó un repertorio de las canciones de su nuevo material discográfico llamado “Soy Feliz” y no pudo escapar a “él” clásico de su carrera musical: “Pedro Canoero”, que fue aclamado y cantado por el público. Héctor Larrea tuvo la oportunidad de presentarla con una anécdota: “había un tucumano, que sabía mucho de música. Y me dijo: 'mirá, he visto en el hall del (Centro Cultural) San Martín una cantora que a vos te tiene que gustar, yo estoy seguro que a vos te tiene que gustar'. Bueno, le pregunté cuando estaba de nuevo y me dijo tal día. Fui a verla. Me gustó. Y yo también soy medio portón y tímido, en serio, me cuesta acercarme a los artistas, y me acerqué a mi amigo y le digo: 'invitala'. Y cayó a la radio a tocar la guitarra. Y el diálogo fue así: 'Buen día – Buen día. ¿Cómo le va? – Bien chamigo. – Bueno, ¿qué tal Buenos Aires?. – Bien, bien. Y miraba pa´ abajo'. Decía todo el tiempo, sí, más o menos, tal vez. Una mujer, cuando no habla o es muy inteligente o no tiene nada que decir. Ella era muy inteligente. Aprendió que era malo hablar al cuete. Y que estaba bien esa comunicación. La vi cantar y voy al control, a la sala de producción y les digo a éste negro tucumano: 'A ésta no la paran ni con bolsas mojadas...' –Yo pienso lo mismo, dijo el tucumano. Y no la pararon ni con bolsas mojadas. Lo demás todo ustedes lo saben de ella. Teresaaaa Parodiii...”. Parodi, empezó con unos leves acordes en guitarra “Esa Musiquita” y la gente se calló, respetó y admiró.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios