Notas
NOTA DE INTERÉS

El evento se extenderá hasta el viernes y concentrará a más de cincuenta expositores de todo el país, especialistas en baile nativo.


11/09/2018

Vistas : 313

RECORDAR


La danza es uno de los puntos cardinales de la amplia geografía folkórica. Con esa importancia como eje, se inicia hoy el Segundo Simposio Nacional de la Danza Folklórica. El evento concentrará a más de cincuenta expositores de todo el país, especialistas de gran formación y trayectoria. Serán cuatro días de exposiciones, talleres prácticos, muestras y debates a los que asistirán destacadas personalidades del ámbito del movimiento y en donde se analizarán temas y aspectos vinculados a esta disciplina tan importante para nuestra cultura. La cita se desarrolla en el Centro Cultural General San Martín (Sarmiento 1551), con inscripción gratuita. Hasta allí llegó FolkloreCLUB y dialogó con Gloria Villanueva, coordinadora de la Comisión Organizadora del Simposio, de la Academia Argentina de Folklore.

En junio del año pasado estuvieron a cargo del primer simposio de danza folklórica, ¿cuál fue su balance y la recepción de los bailarines a posteriori?
Para nosotros, el balance fue muy positivo desde un montón de aspectos. En primera instancia, porque nos superó gratamente la recepción, en cuanto a la cantidad de gente que asistió al simposio. Si bien teníamos más de 600 inscriptos, eso no era una garantía, ya que los resultados se ven en la práctica. En ese sentido, los asistentes respondieron muy bien a las propuestas. Eso fue un gran termómetro porque evidentemente resultó interesante. Participaron activamente de todos los espacios, desde las ponencias y los talleres. Es decir, lo teórico y lo práctico. Participaron activamente como bailarines, como oyentes; por sobre todas las cosas, poniendo el cuerpo.
Lo que ocurrió después, en líneas generales, se tradujo en una muy buena recepción a través de los comentarios. Mucha gente destacó la organización, las personalidades que integraron las distintas mesas, la inclusión de personas con capacidades diferentes, que han sido momentos muy emotivos y que muchos remarcaron. También los reconocimientos que se han hecho a diversas personalidades que han hecho mucho por nuestra danza folklórica.

¿Han modificado ejes o dinámicas para este nuevo encuentro?
Este año hemos repetido algunas mesas, con alguna vuelta de tuerca, porque el tema o es inagotable o han quedado muchas cosas en el tintero. Obviamente, cambiamos de ponentes, personas que tienen otra mirada o cosas diferentes para decir distintas a las personalidades del año pasado. En muchos casos, directamente hemos incorporado otras temáticas. Lo sustancial que hemos incorporado este año tiene que ver con la inclusión de más talleres. Esa ha sido una de las peticiones de muchos de los participantes: que podamos generar más espacios de ese tipo. Este año, en algunos días, habrá talleres a la mañana y a la tarde y van de los sesenta a los 90 minutos. Excepto el martes, los demás días arrancamos con talleres desde las 9:30 de la mañana. Otro detalle que hemos incorporado es un espacio para exponer las ideas, para que los participantes puedan manifestar sus opiniones y pensamientos, creencias o vivencias. Eso será el viernes, con la temática de estilización e innovación, que tiene que ver con la mesa 11. La idea es generar una puesta en común, previo al trabajo en grupo, donde cada uno desarrollará una exposición de la conclusión a la que hayan llegado. Apostamos mucho a eso, ya que esperamos una participación activa, porque el año pasado nos solicitaron que abriéramos más espacios donde ellos pudieran exponer ideas, vivencias o cuestionar determinadas posturas.

¿El federalismo se verá representado por bailarines de todo el país en el simposio?
Desde la primera edición, todos nos planteamos como algo prioritario el hecho de que pudiéramos convocar a la mayor cantidad de personalidades de nuestras provincias, para que no quede supeditado a CABA o provincia de Buenos Aires. El espíritu federal siempre estuvo presente en nosotros. Claro que, en medio, fuimos encontrando dificultades, principalmente económicas. En segundo lugar, los tiempos. La gente tiene que pedir días en el trabajo y tal vez unos días antes, eso no se concreta. Como tampoco tenemos la declaración de interés municipal o legislativo, así que no sirve para justificar los días. Si el simposio no es más federal, es por cuestiones ajenas a nuestra voluntad. Eso es algo que queremos destacar, siempre está en nosotros la mejor intención y siempre hemos tenido en cuenta a la gente desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, pero no depende solamente de nosotros. Está en nuestro espíritu invitarlos y en ellos venir, pero hay factores que nos exceden. No es por mala voluntad, sino porque las cosas no se dan. Nosotros queremos que estén todas las voces presentes. También, siempre estamos atentos a sugerencias, a incluir personas que no conocemos. Entonces hemos abierto el espectro a personas que estaban fuera de nuestro alcance y nos han acercado propuestas. Y si no hay más personas es por cuestiones de tiempo. Por eso esperamos que haya muchas ediciones más, para abrir el panorama a otras personas que no han estado hasta el momento.

En este sentido, ¿creen que es una oportunidad única para conocer el trabajo de los colegas?
Todos los espacios que se abren para conocer la labor de otros colegas son únicos e importantes. Ojalá este se convierta en un espacio de referencia, donde poder conocer y tener la posibilidad de dar a conocer los trabajos de los distintos colegas. Ojalá se logre una relevancia de modo que sirva para que quienes hacen investigación y espectáculos los quieran mostrar. También para aquellos que estén interesados en ver los trabajos de los colegas. Todos los espacios para mostrar el trabajo de cada uno son fundamentales.

¿Cómo describirían el momento que atraviesa la danza folklórica hoy en Argentina?
Es muy personal la mirada sobre la actualidad de la danza folklórica argentina. Para algunos es muy positiva, para otros no. Afortunadamente, hay opiniones dispares. Somos ocho las personas
que integramos el comité organizador y todos tenemos miradas diversas sobre el tema. Algunos coincidimos más con otros, nos pueden unir ciertos criterios y pensamientos. En otros casos no. Eso lleva a que tengamos que consensuar, ceder y entender la mirada del otro.
Hay muchas cosas que están sucediendo con la danza folklórica, afortunadamente. Esperamos que el simposio sirva para poner sobre la mesa todas estas cuestiones, que podamos concluir si lo que estamos atravesando es positivo o perjudicial para la evolución o el desarrollo de nuestras danzas folklóricas. Esa es una buena pregunta como para que podamos completar la respuesta en el simposio, que sirva para generar conciencia y que la gente tenga el espacio donde pensar y repensar nuestra danza folklórica.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios