Notas
ENTREVISTA

15/06/2018

Vistas : 1433

RECORDAR


Luego de ser productor y arreglador de varios artistas prestigiosos del folklore como Jorge Rojas y Raly Barrionuevo, decidió hacerlo  para sí mismo. No sólo lleva en las venas la chacarera santiagueña sino que además es el hijo de Horacio, con el cuál comenzó de joven, y sin pensar su carrera.

Próximo a una gira por los Estados Unidos, que arrancará a mediados de julio en Chicago y continuará en Los Ángeles, Nueva York, Boston y Las Vegas, Cristian el Mono Banegas continúa con el legado familiar y sus resultados están a la vista. Con su primer disco como solista, Reminiscencia, obtuvo el galardón máximo de la música en nuestro país: un premio Gardel, en el rubro Mejor Álbum Artista Masculino de Folklore. Mientras todavía celebra ese reconocimiento, ya piensa en la edición de su primer libro.

Luego de obtener la estatuilla, el Mono habló con FolkloreCLUB y contó sobre su alegría, su viaje, su libro y su mentor: su padre.

¿Cómo lo tomaste y si te sorprendió ganar el Premio Gardel?
Ha sido sorpresivo porque estaba al lado de dos referentes de nuestra música, ya me sentía privilegiado con estar en la fiesta. Al estar ternado a lado de ellos, y el reconocimiento del jurado y de CAPIF para mí ya es un privilegio, un orgullo, trabajamos para la cultura de Santiago del Estero, y esto es más que personal, es para nuestra cultura. Me pone muy feliz representar a Santiago del Estero en esos premios.

Y justo en tu primer disco solista, debe haber sido un empujón enorme este premio.
Es un estímulo muy grande, un incentivo para seguir trabajando con esa intensidad, con ese carácter y es muy gratificante.

¿Por qué el nombre Reminiscencia, y cómo fue que decidiste hacer cosas en solitario?
He acompañado a muchos artistas, ya venía trabajando en mi disco solista cuando me salí de Raly (Barrionuevo) y Reminiscencia es un trabajo sobre la identidad no solamente es un disco, sino que detrás tiene un contenido amplio, abarcativo, y el legado de mi padre es ese, preguntar sobre el tema de la identidad, y además he hecho un trabajo minucioso juntándome con Luis Garay un antropólogo de Santiago del Estero, y a raíz de eso me encuentro con trabajos de pensadores de Santiago como Orestes Di Lullo, cuando era el impenetrable. Por eso el disco tiene una carga cultural muy fuerte, y han participado distintos grupos de bailarines, Enrique Marquetti, Soles y Luna y así ha trabajado mucha gente.

¿Cómo influyó e influye tu padre (Horacio) en tu carrera?
En todo, esta profesión la aprendí al lado de él, a los 17 años estaba tocando la guitarra con él, y todavía no había empezado a estudiar música, y yo me formé con él, me brindó la posibilidad de estudiar música, contactarme con músicos importantes, y de tocar en escenarios de festivales grandísimos, y justo cuando mi viejo graba su primer disco y tuvo su explosión con su disco, arranqué en esa etapa. Pude experimentar todo lo que un músico le puede pasar en su profesión, como arreglador, productor, estar de gira, enfrentar distintas situaciones en el escenario, porque mí viejo me decía abrí vos esta noche y siempre ha sido solidario y generoso, y es parte fundamental de todo esto que me pasa. Es mi mentor y encima es mi padre y con el tiempo he logrado separar al artista, al padre y al referente de nuestra cultura, he nacido en un cuna bastante fuerte.

¿Cómo es producir a tu padre?
Es más virtud de él, de su generosidad, siempre se pone a la orden del trabajo y esa forma de ver la música es la influencia, para nada te condiciona el trabajo de un disco, al contrario, te presenta una carpeta con sus ideas y ahí nos ponemos a desarrollar todo, y es la razón por la que he podido realizar la música de manera diferente, porque al trabajar con tanto contenido me ha servido a mí para desarrollar mis arreglos, la música, cómo combinar los instrumentos.

¿Cómo vas a encarar la gira por EE.UU y cómo surgió la propuesta?
Todo impensado, imprevisto, yo sueño con llevar la música de Santiago del Estero a todos lados, pero un día aparecieron músicos de distintos extractos que han escuchado el disco, y me invitaron a ir para allá para compartir música con ellos, y previo al Gardel me salió este viaje. Estoy súper ilusionado porque es la posibilidad que tengo de visitar ese lugar, yo he tenido una formación en Buenos Aires con un programa orientado al jazz, y esta oportunidad es un sueño porque he estudiado a esos músicos, y estar tan cerca y llevarles mi música me provoca una gran expectativa, porque además me llega en un momento apropiado, con la madurez con mucho trabajo. Ya llevo 20 años con la producción de discos, he desarrollado un método para nuestra música la chacarera que ahora este año lo voy a editar, porque lo tengo sin terminar por diversos motivos, pero ahora que estoy abocado a mi proyecto voy a cerrar ese libro y parte de esa información me viene apropiado a esta posibilidad de estar en EE.UU y estar en ámbitos educacionales, educativos y pode compartir, para llevar la música de Santiago.

Y hablando de ámbitos educativos, dictaste talleres de chacareras en España y Bélgica, ¿cómo te resultó la experiencia?
Para arrancar nosotros fuimos a tocar en los recitales de World Music y había una diversidad cultural en los repertorios, y la gente allá nos recibió muy bien, pero era una experiencia novedosa, y le tuvimos que explicar cómo se aplaudía el ‘mamá papá’, porque ellos no lo tienen en su vocablo, y ellos no tienen ese acento tienen ‘mama papa’. El haber experimentado esas situaciones son hermosas y te conecta diferente, y eso lo ha hecho más cálido, y en esa época teníamos traductor porque en esa época no manejábamos idiomas, y cuando los traductores analizaban el mensaje y las letras de mi viejo, todo creció y se torno algo maravilloso y a mí me marcó y el libro está proyectado desde ese momento.

Por último, de manera anecdótica ¿cómo surgió tu apodo?
Me lo puso mi papá, porque la mayoría somos de River, y el era fanático de Pinino Más al que le decían el Mono, y según él tenía las chuecas del Mono y me quedó desde ahí y desde ahí no uso más mi nombre, el nombre quedó para el documento nada más. Hasta eso me puso mi padre.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios