Notas
ENTREVISTA

EL KLEZMER, COMO CAMINO DE VIDA


17/05/2017

Vistas : 473

RECORDAR


El Lineztky Klezmer Trío (Andrés Linetzky, piano, Bruno Linetzky, clarinete y Matías Linetzky, trompeta y mandolina) presenta su tercer disco “Nuevos Aires Klezmer”, integrado en su mayoría por composiciones originales del grupo. Estos temas poseen simultáneamente una profunda esencia judía y ciudadana, logrando una expresión nueva de ambos géneros (klezmer y tango). Se aprecian elementos de uno y otro genuina e indivisiblemente.

En su casa se respiraba música. El Lineztky Klezmer Trío  busca rescatar el espíritu y sonidos de la tradición judía a través de La música como camino de conocimiento en una gran búsqueda cultural por recordar y dejar presente el legado.

Palabras, conceptos e ideas forjaron a los Lineztky.  De su herencia musical, actualidad y su relación con otros géneros, nos cuenta Matías.

¿Qué se propusieron “contar” en este disco?
Reproducimos un swing o gustito musical que tuvo su auge en pueblos de Europa donde vivieron judíos durante varios siglos. Lo que nos proponemos contar es que aquella cultura está viva a pesar de tremendos golpes recibidos.

¿Qué expectativas tienen con este disco y sus recitales?
Que nos de la posibilidad de tocar en nuevos escenarios, para más gente. Queremos contagiar el amor que tenemos por nuestra familia y pueblo.
 
¿Existe una movida klezmer o de música judía para público más amplio que el de la comunidad?
Si. Es una música, por momentos, bailable y divertida. En ese camino fue creciendo. Hoy, la mayoría de orquestad klezmer ni siquiera están compuestas por músicos de origen judío
 
¿Consideran a la identidad judía como más abierta y dinámica que otras identidades en cuanto a la evolución y proyección de su música y cultura en general?
La cultura judía en de la historia pudo mantenerse lo suficientemente cerrada para no perder rasgos de identidad y lo suficientemente abierta para dar a la humanidad grandes ideas.
 
¿Qué relación existe entre religión y música en este disco?
Puntualmente el disco cuenta con tres canciones cantadas, que de alguna manera tienen mensaje religioso. Una, por ejemplo, evoca un principio de fe judía enunciada por un sabio del medioevo llamado Maimónides. Otra habla de Jerusalém y su condición de ciudad santa.


¿Cómo ven la valoración de transmisiones de la tradición cultural dentro de comunidades? Específicamente en la comunidad judía, ¿esa transmisión cómo es valorada?
El pueblo judío es tradicionalista. Hoy, muchos judíos están ligados a la cultura más por tradiciones que creencias o estudios religiosos.


Más allá de la creación de ustedes con sus temas originales en este disco, ¿cómo ven al género klezmer en el mundo? ¿Es una música abierta a nuevas composiciones y tensiones (o fusiones) con otros géneros?
La cultura siempre es mixtura de bagajes que traen individuos de una sociedad. La música nos cuenta la película de nuestros antepasados, conecta con raíces. Pero nosotros, como seres vivos, aportamos nuestra pulsión. En mi caso le pongo un poco de pop y rock al klezmer que hacemos. Mi hermano Andrés es tanguero, por ende suena a tango nuestra música. Es algo natural.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios