Notas
ENTREVISTA


20/04/2017

Vistas : 1012

RECORDAR


La excusa para hablar con Florencia Dávalos es que mañana a las 22 subirá a cantar en Cocina de Culturas (Julio Roca 491, Córdoba Capital) y que dos días más tarde, el domingo a las 22.30, lo hará en Aisito Restobar Cultura, de Río Cuarto, en una gira que una de las hijas de Jaime Dávalos está haciendo junto con Mirta Pérez, pianista cordobesa, en “Piano y Voz”, donde desandan en poemas y melodías de las grandes canciones de la música popular argentina y latinoamericana. 
 
Es la excusa. Pero no se puede hablar con alguien llamado Dávalos sin hablar de la profundidad de las letras, de la vigencia de la poesía y de las mil veces que uno puede descubrir mil cosas nuevas cada vez que canta la misma canción. 


De ese misterio insondable de la poesía también están hechas esta serie de presentaciones de Florencia en Córdoba. “Cuando la poesía es tan profunda que habla de temas universales -aunque parezca que son particularidades- como por ejemplo, la “Canción del jangadero”, que a simple lectura habla de un trabajador que transporta la madera por el río (“Jangadero, mi destino sobre el río es derivar desde el fondo del obraje maderero con el anhelo del agua que se va”), comenzás a entrar en cada verso, en cada estrofa y un vasto universo se abre ante todos tus sentidos. Eso me fascina”, dice la hija del gran Jaime.


“El repertorio es una mixtura de canciones de autores argentinos como Ramón Navarro, Juan Falú, Hilda Herrera, Cuchi Leguizamón Chivo Valladares, Homero Manzi y De Mare, con autores latinoamericanos: Violeta Parra, Simón Díaz, Tom Jobim y Vinicius de Moraes, entre otros. Y por supuesto algunas Davaliadas no van a faltar”, cuenta respecto de las presentaciones. 

Esas “Davaliadas” son “Sirviñaco”, un bailecito de Falú y Dávalos, “Cueca del arenal” y “Zamba de la candelaria”, canciones “de estos dos locos que fueron Eduardo y Jaime. Una no se cansa de cantar esas canciones. Siempre le encontrás algo nuevo”. 


Conoció a la pianista Mirta Pérez cuando tocó con su trío en la presentación de “Memoria de la semilla”, su disco editado en 2012, en Río Cuarto, el lugar donde vive la pianista cordobesa.
“La conocia de mentas por Marita Londra, con quien forma un dúo. La escuché tocar y me gustó mucho su forma de tocar, tan profunda. Además, tiene un gran conocimiento de la música folklórica y tiene un manejo muy interesante del ritmo; mucho swing”, la describe Florencia a Pérez.  
“Estamos desde el verano con Mirta de gira por Cordoba: Traslasierra, Los Hornillos, Río Cebalos, Unquillo y Villa General Belgrano”, aporta.  


Además de cantar, Florencia aprovechará su llegada a Río Cuarto para dictar, por segunda vez alli, unos talleres en el Conservatorio Superior de Música "Julián Aguirre": un taller de canto y liberación de la voz, y el otro sobre un acercamiento a la obra de su padre, Jaime Dávalos.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios