Notas
NOTA DE INTERÉS


09/04/2017

Vistas : 2397

RECORDAR


En la noche lluviosa del sábado 8 de abril en Buenos Aires, Los Manseros Santigueños escribieron un nuevo capítulo de su extensa trayectoria al sumar a Hugo Reynoso, el hijo de “Fatiga”, quien tomó el lugar de Martín Paz, a quien Onofre echó en el mismo escenario tras denunciar problemas personales y tratarlo de desagradecido.

A través de un envío de prensa firmado por Daniel Deleo, donde se omite la salida de Martín, se anunciaba el debut de Reynoso anoche. “En este tiempo de descanso, reflexiones y análisis, el conjunto más importante de la música folklórica nacional, en uno de sus mejores momentos, ha decidido incorporar un nuevo integrante”, dice la comunicación.

Hugo Darío Reynoso nació el 22 de junio de 1972 y “viene a completar la armonización vocal del grupo aportando su talento como tercera voz”, explica. Y dice que el hijo de “Fatiga” se destaca por su punteo en la guitarra y por tener un rasguido que es una marca registrada de toda una provincia.
Los Manseros Santiagueños tocaban anoche en Latino 11, un local bailable de la calle Ecuador, en el barrio porteño de Once, en un espectáculo producido por Deleo, “una empresa con el mejor servicio de representación de artistas para eventos particulares o empresariales”, según se presenta en su perfil de Facebook.

En el comunicado dan cuenta de que Eduardo Alfredo “Alito” Toledo sigue en el grupo como segunda voz y guitarra y, por supuesto, Onofre Paz es quien sigue al frente de la formación, como lo hace desde la fundación del grupo, en 1959.

Desde la red social, Martín Paz saludó el ingreso de Reynoso a la formación que dejó tras el escandaloso despido de su padre. “Imagino la felicidad de tu corazón y la de tu padre. Te abrazo con el alma Hugo Reynoso”, escribió el hijo de Onofre, que en marzo pasado confirmó su asistencia para el festival homenaje a Fatiga Reynoso en Tucumán, en agosto próximo. En la planilla del festival figura como Martín Paz El Mansero, tal el nombre que adoptará para relanzar su carrera solista.

“Otoño y flor, primer título que aparece para lo que sera mi nuevo disco”, escribió Martín en Facebook hace una semana, anticipando lo que será el retorno al escenario como cantante solista, con canciones de mano propia y la herencia mansera como marca registrada. Viene de formar Los Reynoso junto con sus hermanos, con quien toca desde hace casi dos décadas.


 SALIDA Y LLEGADA  
La salida del hijo de Onofre del grupo se precipitó en el Festival del Carbón de Las Arrias, en el norte Córdoba, cuando Martín Paz  dijo: “Vamos a saludar a un nenito que me vino a saludar ahí apenas llegamos”. De inmediato Onofre lo cruzó con una violencia inédita para un profesional: Posiblemente sea la última actuación de Martín Paz porque hoy lo voy a echar a la mierda yo, porque es muy atrevido y desagradecido con su padre. Yo le di todo y me viene a hacer problemas por minas este guacho de mierda. No importa que esto salga por radio o por la televisión. Pero a partir de hoy no trabajás más con nosotros”, le dijo. Y lo señaló con índice. “Bueno, muchísimas gracias por todo lo que me dieron”, dijo Martín para luego insistir. “Saludaba a un nenito”. Onofre volvió a callarlo. Dejá de saludar vos, a vos no te pertenece saludar. Hablá voz Alito, hablá”, le pidió a Toledo, que se mantuvo callado.

“Con el permiso de ustedes yo me voy a retirar”, dijo Martín Paz. Fue lo último que dijo como voz de Los Manseros Santiagueños “Que se vaya a la mierda de aquí”, le dijo Onofre, enloquecido. Martín desenchufó la guitarra, saludó al público y bajó del escenario. Era el fin de su vida en el nuevo mansero.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios