Notas
NOTA DE INTERÉS


07/04/2017

Vistas : 1649

RECORDAR


Hoy se celebra en todo el país el Día de la Zamba, tomando como punto de partida la memorable recopilación de Andrés Chazarreta, “La siete de abril”.  La pieza ha sido grabada por los hermanos Ábalos, Atahualpa Yupanqui, La chacarerata santiagueña, Néstor Garnica , Los manseros santiagueños y Pitín Salazar, entre otros.

Para homenajear a uno de los géneros más bailados de ayer y hoy, dialogamos con diversos artistas, apasionados por el embrujo de los pañuelos.  

  ÁNGELA IRENE  
“La zamba  tiene dos aspectos. En cuanto a su música, es un ritmo seductor, muy bailable. Es un acto de cortejo del hombre hacia la mujer me gustó mucho Ver bailar la zamba. Para mí como intérprete y la música más apropiada para musicalizar poemas. La el hijo y por eso siempre digo que soy una cantora de zamba”, señaló la cantora. Y prosiguió: “En el día de la zamba pensaría primero en la 7 de abril,  que era la preferida de Domingo Cura. Le encantaba tocarla. Hay tantas zambas importantes. En mi carrera  hay una que no abandonaré nunca: Volveré siempre a San Juan,  Qué es la que me hizo conocida y que grabé con Ariel Ramírez. Luego encontré otras. Yo me conmuevo profundamente con las historias de las zambas. La cruzalteña,  de Carrizo y Rubén Cruz,  La lavandera chaguanca y Jujuy mujer, de Carrizo con Soria”.  

Además,  la oriunda de general Pico, reveló: “Me conmueve profundamente la zamba del chaguanco cantada por Mercedes Sosa. Y creo que Alfonsina y el mar es la que nos hizo conocidos en todo el mundo. Vas al exterior,  a cualquier lado y la gente la conoce,  creo que Mercedes tuvo mucho que ver. Las profundas zambas de Yupanqui, es difícil quedarse con una. Tejada Gómez escribió maravillosas letras para zambas”. También detalló: “En lo personal las que me marcan son la zamba del carnaval y Volveré siempre a San Juan que han sido muy importante para mí”.

En cuanto a los compositores nuevos del género, afirmó: “Hay que buscarlos,  hay que encontrarlos. Como decía antes la Samba que haya tornado en algo para seducir, para bailar, Entonces ya pelea mucho a lo romántico. Y las ondas modernas son más sexys que las que se bailaban antes. Yo prefiero de los poetas, a las zambas con poesía. He tomado de las nuevas las
que llevan letras de Alejandro carrizo zamba del Ángel De Ariel Petroccelli. O alguna Nella Castro.  Necesitaríamos encontrar nuevos autores de zamba con mucha poesía”, concluyó.
 
 FEDERICO BARDOTTI 
Por su parte, el compositor bonaerense indicó: “Para mí la zamba es uno de los géneros esenciales de nuestro Folklore y nuestra música popular Argentina . Cantar o tocar una zamba,  incluso escucharla implica entregarse a ella y no es de cualquier manera ni un cualquier momento que uno lo puedo hacer. La zamba  es casi como  una confesión del alma y de los sentimientos más profundos que muchas veces nos llevan a la niñez o al amor en cualquiera de sus formas,  y a encontrarnos con eso que somos de verdad. También es el género en el que  creo que los músicos y oyentes son más exigentes. Uno no elige cualquier zamba para cantar o escuchar, sino que  trata de elegir siempre  una que llegue al corazón bien hondo. Uno puede tocar muchos carnavalitos, chacareras, gatos. Pero al momento de tocar un zamba es cuando se paraliza el aire y no vuela  ni una mosca . A veces cantan todos y todas,  y a veces el o la cantante tienen su momento de silencio absoluto. Hasta podrían cantar a capella. Musicalmente pueden ser también muy complejas -como las zambas del Cuchi o  Hilda Herrera-  o  muy simples,  como zamba de mi esperanza o Piedra y camino. En una zamba se  pueden destacar desde los músicos e instrumentistas  más  virtuosos,  con arreglos  elaborados y complejos, los cantantes solistas con gran  técnica. Los arreglos de voces difíciles,  como los del Dúo Salteño o también cualquier persona que sepa tres acordes en la guitarra en cualquier plaza. Eso sí ,  el requisito fundamental es estar dispuesto a entregar el alma y todas pueden ser igual de hermosas y bellas si llegan al corazon y despiertan esos sentimientos más profundos", consideró.

Asimismo, enumeró: “Las zambas que más me gustan son La algarrobera , Luna cautiva , Zamba de mi esperanza , Zamba del grillo , Zamba del laurel , Piedra y camino. Creo que los compositores actuales son muy buenos y hay mucho potencial,  pero no sé si es que me estoy poniendo viejo  o qué:  cada vez me gustan las zambas más antiguas, criollitas y sencillas , las de siempre", cerró.

 MARINA JIMÉNEZ 
Finamente, la bailarina Marina Jiménez recalcó: “La zamba es una de las danzas más representativas del país. Es uno de los bailes más difíciles para bailarlo,  ya que en el desarrollo del mismo hay que efectuar un romance. Es una atracción entre ambos , donde el pañuelo es la palabra,  es el lenguaje de una conquista. El pañuelo es el que habla mediante el movimiento. La zamba enamora .La puede bailar cualquiera,  pero no con todos los ingredientes que esta danza requiere. Este baile tiene distintos momentos,  como de alegría en una carpa, de sutileza en un escenario.Yo me identifico mucho y la bailo mucho a ‘Gallitos del aire’,  de Argentino Luna y Quique Ponce que nos hicieron para Hugo y para mí. Una de las zambas que me gusta es de Raúl Palma, "Salta es una mujer". Pero  la más representativa y que perdura a través del tiempo es zamba de mi esperanza. Esta es mi humilde definición de la zamba que yo tanto la bailo y amo”, concluyó Jiménez.


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios