Notas
NOTA DE INTERÉS


08/03/2017

Vistas : 4042

RECORDAR


“¡Me encuentro más que desorientado, agobiado, entre multitudes bolivianas que al son del Himno (de Parera) desfilaban en las veredas de la avenida Callao reclamando a voz alzada una mejora salarial a la docencia!... Nunca imaginé que habíamos contratado a tantos maestros bolivianos! Lo que es vivir abstraído en mi propio mundo, pensaba casi como un autoreproche, cuando escuché que uno de los grupos preguntaba si faltaba mucho para llegar al Congreso”, escribió Carlos Di Fulvio en su perfil de Facebook para que inmediatamente recibiera una inmensa cantidad de mensajes, una mayoría de ellos cuestionando su actitud respecto de los inmigrantes bolivianos que, según él, se movilizaron ayer en el marco del paro de 48 horas convocado por los gremios docentes en reclamo de la reapertura de la paritaria nacional, a la que el gobierno nacional se niega.

“Eran maestros de Salta y Jujuy”, lo corrigió uno de sus contactos. Pero fue de lo más liviano que pudo leerse. Entre mensajes de apoyo por su obra -como si ella estuviera en juego por una opinión- llegaron mensajes de admiradores que a ojos cerrados justificaban los dichos discrimadores de Di Fulvio.

Del otro lado, músicos, difusores, periodistas, agentes de prensa y artistas salieron a responderte. Marian Farías Gómez sintetizó un pensamiento de muchos otros tras el posteo de Di Fulvio. Escribió: “¡Realmente no puedo creer lo que has escrito Carlos! ¡Lamento mucho ver que tu pensamiento sea tan xenófobo y anti popular! ¿Dónde quedó tu provincianía? ¡Qué pena Carlos, qué pena!”, escribió. “Sigamos admirando su obra y su talento con la guitarra, que por suerte sigue intacto. Es una enorme pena comprobar su pensamiento, pero estamos en democracia y así como él pone lo que quiere, nosotros también.”   

Para Fabián Matus, hijo de Mercedes Sosa “la historia está llena de estos grandes creadores que tienen un pensamiento distorsionado desde nuestro punto de vista. Creo que nos queda disfrutar de su obra, aprender de esa obra y utilizarla para nuestro crecimiento y enriquecer nuestra alma. Evitando, desde ya, tener acercamientos personales o lectura de sus declaraciones acerca de lo cotidiano”.

Di Fulvio, reconocido por su virtuosismo para pulsar la guitarra, es también un autor de gran valía para el folklore nacional, sobre todo de una región con la cual se identifica: el norte cordobés. “Campo afuera” y “¿Se acuerda Doña Maclovia” están entre sus obras más reconocidas. Algo para destacar es que ha hecho su camino caminando con sus propios pies, sin formación académica. Desde 1960 hasta 2015 se ha mantenido activo en la grabación de discos, con canciones de diferentes autores y muchas -y lindas- obras propias, muchas de ellas retratadas por personajes de su pago chico. Por eso algunos de sus seguidores quieren que rinda cuentas de dichos que, más allá de las posiciones partidarias, parecen, cuanto menos impropios de un artista popular. 


Comentarios

Registrarse



Ingreso de usuarios